Estudio eseverri desktop movile

Otra tragedia aérea ahora en Tucumán

El fin de semana un hecho similar se produjo en La Pampa, donde murió un empresario tandilense.

Un avión se estrelló hoy en la zona de El Naranjo, 38 kilómetros al noreste de San Miguel de Tucumán. Se trata de una aeronave modelo Beechcraft Baron-58, que transportaba a cuatro personas que murieron en el accidente.

El piloto era Miguel Urtubey Formini. Vivía en San Miguel de Tucumán y trabajaba para la empresa agrícola Grupo El Azul. En la aeronave viajaban dos directivos de esa empresa.

Uno de ellos era Álvaro Luis Calliera, director de Grupo El Azul y de la empresa Sport Container. El otro era el hermano de Álvaro, José Calliera. José también era director en Grupo El Azul. 

El restante pasajero era Javier Zagaglia, que vivía en la localidad de Yerba Buena. Zagaglia trabajó hasta febrero pasado, según su perfil de LinkedIn, como ejecutivo de cuentas en la empresa Alpargatas.

Los Calliera y los Zagaglia eran reconocidos en el ambiente del golf, deporte que practicaban participando del circuito local.

Hace 41 años, en 1977, el empresario Aldo Calliera, padre de Álvaro y José, murió en un accidente aéreo similar al que hoy sufrieron sus hijos.

La aeronave había partido minutos después de las 8 del aeroclub Tucumán, ubicado en Horco Molle, Yerba Buena. Se dirigía a la localidad de Gobernador Garmendia, a 89 kilómetros al noroeste de la capital provincial.

El avión, un bimotor con seis asientos, había desaparecido de los radares alrededor de las 11, y minutos después se había activado un operativo de búsqueda con la participación de dos helicópteros. Alrededor de las 17, fuentes judiciales confirmaron la muerte de los tripulantes.

 

Comentarios
Cargando...