Estudio eseverri desktop movile

Rendición de Cuentas: «La dependencia que se tiene para obras respecto a Provincia y Nación es casi total»

La concejal Victoria De Bellis analizó algunos aspectos de la Rendición de Cuentas 2020. Habló de la excepcionalidad de gestionar en «pandemia». Aunque dijo que hay problemas en la administración de los recursos que «vienen de antes».


Antes del 30 de mayo, el Concejo Deliberante de Olavarría deberá tratar la Rendición de Cuentas 2021 del Municipio de Olavarría y en este sentido la Concejal Victoria De Bellis (Cuidemos Olavarría) llevó adelante una serie de consideraciones sobre el trabajo que vienen realizando los concejales luego de reunirse con la Secretaria de Hacienda de la comuna, Contadora Eugenia Bezzoni.

La concejal De Bellis habló con la periodista Alicia Cabri e hizo mención a lo conversado con la funcionaria municipal a quien los concejales le acercaron preguntas puntuales sobre la Rendición de Cuentas en tratamiento.

Mencionando las explicaciones de los funcionarios De Bellis expresó que «este (2020) fue un ejercicio donde se pudo recuperar el déficit del año 2019 y termina con un superávit de 132 millones pesos» y agregó que también según las explicaciones de los funcionarios municipales «hay un pago a proveedores a 45 días con lo cual habían bajado el pasivo de la deuda, lo que es deuda flotante».

«Eso da un poco de tranquilidad, en ese aspecto ahogado como en el 2019», entendió la Concejal De Bellis.

La Concejal De Bellis agregó «es una Rendición que apunta a hablar de la gestión y la pandemia y como se llevó a cabo la gestión en el marco de esta emergencia». Fue en este punto donde la concejal mencionó que durante el año 2020 el Municipio de Olavarría estuvo no solo en emergencia sanitaria sino también en emergencia económica y financiera». A lo que agregó: «tuvieron las herramientas necesarias para hacer las contrataciones necesarias».

De Bellis pidió poner atención «en la baja inversión de capital y el gasto en personal, es un Municipio que indudablemente la mayor parte de los gastos son gastos corrientes. Esto no es nuevo, no fue por la pandemia y es algo que preocupa. La dependencia que se tiene para obras respecto a a Provincia y Nación es casi total y es algo para revertir de parte de la gestión».

«El Municipio tiene que repensar está situación para dejar usar el Impuesto a la Piedra como gasto corriente», finalizó.

Comentarios
Cargando...