Denuncia publica por la atención a una mujer en la guardia del Hospital Municipal

La nieta de una anciana que estuvo internada en el centro asistencial se comunicó con En Línea Noticias para realizar un duro descargo sobre la atención que recibió su abuela. Calificó la atención como “inhumana”.

Estefania Piriz es nieta de una mujer que estuvo internada durante tres días en el Hospital Municipal “Dr. Héctor M. Cura” y cargó con dureza sobre la atención recibida en el centro asistencial.

Piriz se comunicó con En Línea Noticias para hacer publico su caso y denunció una serie de episodios que según ella se registraron en la guardia del Hospital el tiempo que duró la internación.

“Hablemos de impotencia, de indignación, bronca y dolor“, comienza diciendo Estefania al momento de tomar contacto con este Diario y luego relata: “mi abuela, de 89 años, se cayó y entró a la guardia el jueves 2 de mayo a las 17 horas. Estuvo dos días internada en la guardia con un sangrado cerebral y dos vértebras quebradas”.

Según explica la mujer esta situación generó que a su abuela le “de una crisis de nervios, con angustia y presión alta pensando y expresando que la habíamos abandonado.”

Estefanía Piriz sostiene que su abuela pasó “tres días de abandono total de persona. Con la sangre en su cara, cabello, brazos desde el momento cero, con el mismo pañal, sin contención de ningún tipo.”

Según Estefania ante la crisis de nervios a su abuela “la sedaron” y cuenta que “No despertaba y pasaron más de 30 horas y seguía durmiendo”.

“Nos decían que le iban a dar el alta cuando abriera los ojos pero seguíamos esperando que lo hiciera. Reclamábamos para conocer en que situación estaba, si estaba viva, si había despertado. Nadie nos informaba Nada. Sólo brindaban los partes de las 8 hs y 12Hs”, dijo.

Para Estefania Piriz el cuadro de su abuela “requería otra atención y sobre todo, explicación a los familiares que reclamábamos verla para contenerla”.

Insistió en contar que “estuvo tres días en la guardia, con una intensa luz blanca que nunca se apaga, en donde los médicos y enfermeros entran y corren gritando, obviamente con las emergencias del momento“.

“¿Alguien pensó lo que puede sentir una persona y sobre todo una abuela, estando totalmente sola, dolorida sin compañía y explicación alguna?”, se pregunta y se vuelve a preguntar “¿Todas esas personas que estuvieron ahí con mi abuela y nos vieron llorar, pedir, reclamar.. ¿No tienen abuela?? ¿No tienen vocación? ¿Empatía? ¿Corazón?”

Según cuenta Estefanía Piriz el primer día de internación, a través de su abuela, toma conocimiento “que la enfermera le sacó las cadenas de plata con la Cruz y virgencita” y que una vez que se las pidió la enfermera esta habría dicho “no tenerlas”

Allí sostiene Estefanía Piriz que reclamaron “a enfermería y nos devuelven la mitad de las cosas”. Frente a esto señala “reclamamos al jefe de guardia, pero nada, Nunca apareció”.

LA nieta de la mujer internada indica que “al momento del alta” se abuela estaba desnuda y cuenta “¿Para que estaba desnuda si no la bañaron, no la limpiaron y no le cambiaron el pañal??”

En uno de los últimos hechos relatados dice “pedimos el camisón y no estaba. Nunca nos devolvieron el camisón. Y encima nos querían dar otro que se supone que era de otra abuela”.

Sobre todo el tiempo que mantuvo a su abuela internada sobre el final del mensaje emitido a En Línea Noticias califica a quienes la atendieron como “totalmente poco profesionales, inhumanos e inoperantes”.

Comentarios
Cargando...