El Municipio adhiere a la Semana Mundial de la Lactancia Materna

Como todos los años, el Municipio a través de la Secretaría de Salud adhiere a la celebración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se conmemora del 1 al 7 de agosto, por iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Con la Semana Mundial se conmemora la Declaración de Innocenti, formulada por altos cargos de la OMS y el UNICEF en agosto de 1990 con el fin de proteger, promover y respaldar la lactancia materna.

Cada año la Alianza Mundial Pro Lactancia Materna (WABA) lanza el tema de la celebración de la Semana, el cual cada país retoma y planifica desarrollando acciones. El lema propuesto para este 2019 es “Empoderémonos ¡Hagamos posible la lactancia materna!”, para visibilizar la necesidad de normas sociales equitativas en cuanto al género, como el trabajo en equipo entre las madres y sus parejas para una lactancia exitosa así como el equilibrio del trabajo remunerado y no remunerado.

En el ámbito laboral, tanto a nivel público como privado, existen leyes que protegen la lactancia. En este sentido, en el Municipio – según lo establece la Ley Orgánica de las Municipalidades y el Convenio Colectivo de Trabajo, en adhesión al Régimen Marco de Empleo Municipal de la provincia de Buenos Aires – las personas gestantes tienen acceso a una licencia por maternidad de 110 días corridos -30 previo a fecha probable de parto y 80 posteriores-. En caso de embarazo múltiple corresponden 30 días corridos por hijo por nacer. La licencia previa al embarazo puede reducirse a 15 días y éstos son compensados en el período posterior.

Posterior a la licencia se tiene acceso a franquicias por lactancia de dos horas por el plazo de un año, con igual disposición en caso de adopción.

De acuerdo a lo establecido por la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), la lactancia materna posee innumerables beneficios para el infante:

Estimula su sistema inmunológico
Permite aceptar mayor variedad de alimentos y sabores
Favorece el crecimiento adecuado de la boca y la mandíbula
Impacta positivamente sobre la estimulación, la conducta, el habla, la sensación de bienestar y la seguridad.
Mejora la forma de vincularse con otras personas.
Previene enfermedades como obesidad, colesterol alto, presión arterial elevada, diabetes, asma y leucemias.
Reduce la posibilidad de padecer diarreas, neumonía, otitis media y meningitis.
Asimismo, el hecho de amamantar impacta de forma muy positiva en la salud de la mamá, reduciendo el riesgo de padecer cáncer de mama, útero y ovario, linfomas y osteoporosis; e incluso infartos o enfermedades coronarias.

La SAP, en adhesión a lo establecido por la OMS, recomienda la lactancia materna como modo exclusivo de alimentación durante los 6 primeros meses de vida, a partir de entonces se recomienda seguir con la lactancia materna hasta los 2 años, como mínimo, complementada adecuadamente con otros alimentos inocuos.

Comentarios
Cargando...