Jupiter laterales
Jupiter laterales

Estudiantes futboleras de Ingeniería llaman a “patear prejuicios”

Estudiantes futboleras celebran las conquistas de la profesionalización del fútbol femenino.


El Mundial de Fútbol femenino que tiene a Francia como sede ubicó en agenda la profesionalización del deporte para las mujeres, a nivel nacional. El equipo argentino compitió en el Mundial después de 12 años, y a pesar de haber quedado fuera del torneo, logró una visibilización de las desigualdades de género, sin precedentes. En este sentido, la árbitro Mercedes Quiroga y las jugadoras Belén Bichi y Florencia Varela Scelzi, estudiantes de la FIO, cuentan su experiencia en el campo.

Jupiter 2019 interior notas

Mercedes está cerca de terminar la carrera de Profesorado de Química y preside la Peña de Independiente en Olavarría. Se considera una fanática del Rojo, y se enorgullece cuando resalta que en su gestión logró que el 40% de los socios con quienes comparten viajes y encuentros, sean mujeres. “Ojalá que la visibilidad de la selección femenina continúe”, opinó, “tal vez puedan inspirar a más chicas, lograr una formación sólida en inferiores”.

Le gusta mucho el fútbol, pero bromea y dice que tiene madera en vez de piernas, por lo que optó por formarse en otro aspecto. Así llegó al arbitraje. Cuando se acercó a la agrupación de árbitros local, hace 3 años, eran 15 hombres y dos mujeres. “Está demasiada arraigada la cuestión masculina”, señaló. “En la cancha hay prejuicios en el público, en los propios compañeros y de los jugadores. Pero son cuestiones puntuales, en general hay mucho respeto, sobre todo cuando ven que la terna arbitral es fuerte”, dijo. Hoy está alejada de las canchas por cuestiones personales, y si bien celebra el momento, cree que todavía falta recorrer un poco más el camino y se lamenta: “El futbol es un negocio, y hoy la plata lo da lo masculino”.

La estudiante de Ingeniería Civil Belén Bichi, juega en el Club Ferro hace 3 años. A los 12 años se le “despertó” el gusto por el fútbol. Es cinturón negro de taekwondo, y si bien quisiera practicar ambos deportes no le dan los tiempos, porque además de estudiar juega en la liga local. “Me gusta que ahora esté más valorado el futbol femenino que antes. Me encanta mirar futbol, en mi casa es lo único que se mira, fútbol o cualquier deporte”. En cuanto al Mundial, resaltó la mayor valoración del evento, “y que nos den mejores espacios”.

Florencia Varela Scelzi, también comenzó a jugar al fútbol a los 12 años. “Arranqué cuando me enteré que había fútbol femenino, que me re extrañó y me metí de cabeza. Me gustaba el fútbol pero no sabía nada sobre jugar”, confesó la estudiante de la Tecnicatura Universitaria en Electromedicina, que jugó en Tiro Federal.

Resaltó además, los aspectos del deporte en sí: “Lo que me gusta es el compañerismo, la amistades que se forman, el saber que si una está mal están para apoyarte ahí y demás”, expresó. “Pero lo más lindo es cómo podés conectar adentro de una cancha con una persona con la que por ahí cruzaste palabras dos veces, y terminás entendiéndote como si fueran familia”, agregó. Respecto a los prejuicios, sostuvo que los sintió de chica, por ser mujer y jugar al fútbol “pero con el pasar de los años, el fútbol femenino al menos acá en Olavarría fue teniendo más impacto. Así que no se sentían las críticas, pero igual estaban”, dijo, y concluyó: “El fútbol no tiene género, y es disfrute de cualquier manera. Me encanta que las mujeres jueguen un mundial, que se dé a conocer más y más. Creo que hay mucho potencial en las mujeres y el deporte, sea el deporte que sea”.


Un poco de historia


El primer partido de fútbol masculino internacional se disputó el 30 de noviembre de 1872 entre Escocia e Inglaterra. El primer Mundial FIFA, tuvo lugar en Uruguay en julio de 1930. Para las mujeres, la oportunidad llegó un poco más tarde. La Federación Internacional de Fútbol Asociado reconoció el primer partido oficial de seleccionado femenino, al disputado el 17 de abril de 1971, en el cual Francia derrotó a los Países Bajos. El primer Mundial, en cambio se jugó en 1991. Argentina participó en la Copa Mundial Femenina de Fútbol en 2003 y 2007.

Recién en marzo de este año, la AFA anunció la incorporación de las mujeres al convenio colectivo de trabajo, y así la primera división del fútbol femenino será profesional (en el ámbito masculino son las primeras tres divisiones). En diciembre del 2018 habían logrado la incorporación al Plan Asistir, de asistencia médica. El sueldo básico de las jugadores quedará equiparado así al de un futbolista de primera C. En tanto, también se confirmó la creación de la Copa Federal de Fútbol Femenino, un torneo federal similar a la Copa Argentina. Con ello, el país tendrá un torneo de primera femenino profesional.

Entre los equipos que integran el fixture de Francia 2019 hay trabajadoras, profesionales de diferentes disciplinas, y estudiantes, como Flor, Belén y Mercedes, que junto a otras estudiantes de la Facultad de Ingeniería integraron el equipo de futsal femenino en las Olimpíadas estudiantiles de la UNICEN el año pasado. Además, así como la FIO transmitió en su hall principal el Mundial masculino, este año los partidos del seleccionado femenino de Argentina fueron exhibidos para la comunidad universitaria. Pequeñas acciones de visibilización, que también hacen al espíritu de la universidad pública.

Comentarios
Cargando...