Ismael Serrano y su vinculo incondicional con el público de Olavarría


Al ingresar a la sala del Teatro Municipal, una cálida escenografía generaba el clima propicio que anticipaba el show que estaba a punto de comenzar.

En su regreso a Olavarría, el artista se encontraba a minutos de presentar su último material discográfico: “Todavía”, un álbum acústico en el que culmina el repaso por sus dos décadas dedicado a la música (previamente se lanzó al mercado el disco “20 años – Hoy es siempre”).

“Todavía” es resultado de un concierto íntimo que brindó el cantautor en 2018 en nuestro país, en el delta del Paraná, en una casa en Tigre.
Los espectadores aplaudieron fuertemente la llegada de Ismael Serrano al escenario. El cantautor madrileño irrumpió sorpresivamente por un lateral de la sala, pasadas las 21:30 horas de la noche de este viernes, para dar inicio al concierto.

Una puesta en escena teatralizada, en la que el público fue testigo de una historia de (des)amor entre el artista y una ex compañera de estudios, configuró el hilo conductor de una velada intimista, con dejos nostálgicos.
Ismael Serrano abrió el espectáculo con “Ven”, para dar paso luego a “Palabras para Julia”, en un homenaje al compositor José Agustín Goytisolo y al intérprete Paco Ibañez, uno de sus referentes. Una canción que dedicó a su hija, a quien se refirió en distintos momentos del concierto.

El repertorio de la noche continuó con interpretaciones de sus clásicos de siempre como “Últimamente”, “Sucede que a veces”, “Ana”, “sin ti a mi lado”, “Tantas cosas”, “Vértigo”, etc. Siguió con “Ahora”, canción a la que el artista introdujo así: “Con el paso del tiempo, a los músicos le suelen decir aquello que ‘tus primeros discos eran mejores’. Uno se pregunta si no será tanto que echen de menos al autor que fue, como que echen de menos al que eran cuando escuchaban esas canciones”.

Para continuar la velada, Serrano mencionó a quienes marcaron sus inicios en la música, como Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina y Luis Eduardo Aute. Tras ello, continuó con sus clásicos hasta llegar el momento de interpretar “Día de la Ira”, una canción en la que el artista reivindicó la lucha del movimiento de mujeres en todo el mundo y en particular en nuestro país.

El momento más emotivo de la noche llegó cuando Serrano descendió del escenario e invitó al azar a una persona del público a cantar con él. Así conocimos a María, quien acompañó al músico en un cover de “Luna de Candela” de Magdalena Fleitas: “la canción que le canto de noche a mi hija para que se duerma, pero eso nunca pasa” confía Serrano. También, con María a su lado, el cantautor interpretó “Te odio” (“Nada personal”, le dijo entre risas).

La noche siguió con un vasto repertorio de clásicos y el cover de “Ojalá” de Silvio Rodríguez.


Para finalizar, Ismael Serrano interpretó “Papá cuéntame otra vez”, una canción imprescindible en sus conciertos. “Una vieja canción que compuse con 18 años junto con mi hermano Daniel. Un reproche para nuestros padres, porque nos parecía que el mundo que nos tocaba vivir era muy diferente al tiempo en el cual habían luchado, porque nos parecía que el relato que habían escrito en torno a su juventud era un relato edulcorado. Y lo que son las cosas, el tiempo pasa y, una canción que yo compuse como un hijo reprochándole a un padre, ahora la canto como un padre que trata de encontrar un relato para su hija, una historia que hable del tiempo en el que quizá cambiemos el mundo para mejor”.

El público coreó y aplaudió la canción, para luego ponerse de pie y ovacionar al cantautor en el final de la velada, pasada la medianoche. Los espectadores aclamaban un bis por lo que el artista volvió al escenario. En esta ocasión, interpretó “Crucé un océano”, tema inédito que aparece en “Todavía”. Como cierre, se despidió con “Pequeña criatura”, otro de los infaltables en el repertorio de Ismael Serrano.

El artista demostró una vez más que su vínculo con el público olavarriense es incondicional.

Comentarios
Cargando...