Jupiter laterales
Jupiter laterales

Ley Nacional de Talles: “Estoy harta de no poder elegir qué ponerme”

Lo dijo la modelo Brenda Mato.

Evangelina Dieguez – Agencia Comunica

Lo dijo la modelo Brenda Mato, tras contar una experiencia donde intentó -sin éxito- comprar ropa para su talle y sufrió respuestas despectivas de parte de una diseñadora. En Argentina, muchas personas no consiguen ropa. Hace unos días se convirtió en ley lo que fueron 20 años de lucha.

Hay un dicho que reza “de la moda, lo que te acomoda”. Pero, ¿Qué pasa cuando ninguna moda te acomoda? A muchas personas de talla grande, o plus size, tal como se lo conoce en inglés, les sucede exactamente eso.

Jupiter 2019 interior notas

En Argentina, existen tantas leyes y muchas de ellas no se cumplen. Una de ellas es la Ley Provincial 12.665, creada en la ciudad de La Plata el 16 de junio de 2005 y que rige en la provincia de Buenos Aires y que establece la obligatoriedad de contar con talles especiales. Existen otras 13 leyes provinciales y regionales, aparte de esta, que tratan la misma temática. Recién hace unos días y tras 20 años de lucha, se aprobó una Ley Nacional que obligará a fabricantes y comercios a respetar los talles estandarizados. Y que un 44 sea la misma medida en todas las marcas. Simple. Pero tan difícil ha sido de lograr.

talle2

La ley Bonaerense, en tanto, es clara. En su artículo primero, afirma que “los comercios que vendan ropa de mujer deberán tener en existencia todos los talles correspondientes a las medidas antropométricas de la mujer adolescente, de las prendas y modelos que comercialicen y ofrezcan al público”.

Esta ley fue creada con el propósito de combatir la Bulimia y la Anorexia y de proteger la salud e integridad de las personas como así también la libertad de elección “en condiciones de trato digno, equitativo e información adecuada y veraz”.

Sin embargo, cuando una persona de talla grande sale a recorrer los locales de venta de ropa, todas las prendas que venden son de talla chica y no son reales. Estas prendas, sobre todo los jeans y las calzas, son fabricados con las medidas de un talle y se les coloca una etiqueta con un talle que no le corresponde, generalmente más grande del que es.

¿Qué castigo le da la ley en estos casos? Para aquellos locales que no cumplen con esta reglamentación, la misma en su segundo artículo dice: “aquellos comerciantes que no den cumplimiento a lo dispuesto, en los artículos anteriores se les impondrá una multa y en caso de incumplimientos reiterados, se les impondrá la clausura de hasta 5 (cinco) días del establecimiento o local comercial”.

talle3

A su vez, la ley exige que en cada prenda se coloque una etiqueta con la tabla de medidas de los talles. Sin embargo, tampoco se cumple esta regla.
Al momento de consultar con la defensoría del consumidor sobre lo que se está haciendo en casos como este, afirmaron que nunca nadie hizo reclamo acerca de que las tiendas incumplan con esta ley. Por otro lado, también aseguraron que no hay inspectores que cumplan la función de salir a la calle y controlar quienes cumplen y quiénes no.


A su vez, el gobernador del momento en que se sancionó la ley, Felipe Solá, creó una autoridad de control, que depende de la subsecretaria de industria, comercio, minería y actividades portuarias. Este organismo “tendrá las facultades para la elaboración de las normativas necesaria tendiente a la regularización de los parámetros de aplicación […]”.En el artículo 4 del decreto del gobernador refiere al control de que todos los locales de venta de ropa deberán tener stock de todos los talles como así también deberán estar correctamente marcados mediante las normas IRAM (Instituto Argentino de Normalización y Certificación).

Ahora bien, en pocas palabras, ¿se cumple algo de lo que dice la ley? Poco y nada. Por un lado, los talles que aparecen en las etiquetas de las prendas no corresponden con su medida. Por otro lado, los comerciantes no siempre tienen en disposición todos los talles. Solo tienen en existencia algunos pocos, sobre todo los más chicos. A su vez, muchas de las prendas vienen marcadas con el “talle único”, prendas que solo se fabrican en un único talle para la diversidad de cuerpos que existen en nuestro país. Por último, en los casos de las tiendas donde si tienen disponibles talles grandes, las prendas no son mostradas en las vidrieras, por lo que si no ingresas al local, no sabes si ese negocio tiene o no prendas que van acorde a todos los cuerpos.

Decisiones discriminatorias

Por un lado, tras consultar con varios locales de ropa femenina, hay uno que se especializa en vender talles grandes mientras que el resto coincide con que en ninguna fábrica se consigue ropa para todos los cuerpos. Solo para chicas delgadas. Por otro lado, las fábricas usan excusas como la escasez de telas para no elaborar todos los talles. La falta de materia prima no les es suficiente para alcanzar a cortar tantas unidades de diferentes tamaños para un mismo modelo. Hacer pocos talles, sobre todo los más chicos, les ahorraría muchos metros de tela. Otras marcas, en cambio, son más discriminatorias.

Tal fue el caso de la modelo y activista Brenda Mato. A inicios de 2017, ella subió a su cuenta de Facebook una foto suya con un cartel que decía “no tengo que ponerme” junto a una historia que le había sucedido esa misma tarde. Su relato establece que había concurrido a un conocido centro comercial a comprarse ropa.

talle2

Entró a cada uno de los locales y no pudo encontrar prendas de su talle. En su testimonio afirmó: “Visité casi todos los locales del shopping. Complot, Ver, Yagmour, Portsaid, Muaa, 47 Street, Falabella y seguro alguno más pero no recuerdo”. Brenda continúo diciendo que en uno de esos locales, más específicamente el de la marca “Ver” donde usualmente compra ropa acorde a su talle y sus gustos, solo encontró prendas S y XS. La modelo continuó diciendo: “Estoy HARTA de no poder elegir que ponerme […].Con 26 años me niego rotundamente a vestirme con una túnica floreada de seda fría. No soy una señora”. La joven argentina finalizó diciendo “Hoy no tengo nada que ponerme porque la gran mayoría de diseñadores y empresarios no piensan en cuerpos fuera del estándar”. Como respuesta a este comentario, Anna Nóvikov, diseñadora de la reconocida marca KOXIS, le respondió: “No creo que sea muy difícil de entender lo que digo […] debo decirte que NO, no vas a encontrar NUNCA un XXL”.

La diseñadora continuó diciendo: “La moda en indumentaria es estética y es muy difícil tener como estética personas que se descuidan constantemente. Nosotras dentro de la oficina siempre planteamos los talles desde 24 hasta 30, si no entras en el común de la gente tenes un problema o sos muy flaca o sos gorda. Pero todas las marcas piensan en el común de la gente”. Desde la empresa KOXIS, tuvieron que salir a poner paños fríos por los discriminatorios dichos de esta mujer y lo hicieron a través de un breve comunicado.

Al consultarles a los comerciantes sobre la existencia de esta ley, todos coincidieron que conocen su existencia y que, si las fabricas elaboraran todos los talles, ellos venderían ropa tal y como lo dicta la ley. Una de las comerciantes entrevistadas, quien pidió quedar en el anonimato, contó que le es imposible comprar ropa hasta incluso en las fábricas. En su relato, ella afirmó que “cuando voy a los chinos, nunca tienen variedad de talles. Solo venden prendas que son diminutas”. Además, ella bromeo “parece que en China no conocen lo que es un cuerpo de tamaño grande”.

Por otro lado, Giselle comentó que a ella le sucede algo similar pero con prendas de talles muy chicos. Cada vez que compra ropa, debe hacerlo a traves de paginas como ebay ya que no puede conseguir prendas de talles por debajo del S. Además, mencionó que existe una tienda online, la cual no dio el nombre de la misma, la cual no vende prendas prefabricadas, sino que el cliente elige el modelo y, en vez de poner el talle, uno debe poner las medidas corporales. Lo mismo ocurre con el calzado, se debe colocar las medidas del pie y el cliente elige el modelo de zapato o zapatilla que quiere comprar.

El planteo de una Ley Nacional: los casos MEI y AnyBody

Desde marzo de 1990, existe una organización conocida como Fundación Mujeres en Igualdad (MEI). Sus objetivos son la lucha contra la violencia de género y la discriminación de las mujeres y promover su bienestar, participación y empoderamiento en la vida política, económica, social y cultural
Desde hace un tiempo atrás, esta organización plantea la necesidad de una Ley nacional efectiva y sensible al derecho a la salud y la no discriminación. Ésta organización recomienda que cada una de las personas que no consigue su talle realice una denuncia a Defensa del Consumidor, ya que de esa forma se concretaría una mayor cantidad de inspecciones para efectivizar el cumplimiento de la Ley de Talles actualmente vigente.

En cuanto al cumplimiento de esta ley, en julio de 2007 realizaron una recorrida por 23 locales de 12 sucursales de UNICENTER para ver si se ponía en practica y observaron lo siguiente: Primero, existen diferentes denominaciones de talles y los empleados no conocen las equivalencias. También pudieron observar que las etiquetas no contienen las medidas corporales. A su vez, la mayoría de los locales poseen prendas hasta el talle 42, de los cuales algunos mencionaron que no trabajan hasta el talle 48. Otros locales exhiben prendas talle 1 y 2, siendo consideradas como medida standard.

La numeración es engañosa. A las prendas le colocan una numeración que no corresponde con las medidas con las que fueron confeccionadas. Si bien estos datos fueron obtenidos hace 12 años, estas cosas aún siguen pasando.
Por su parte, AnyBody Argentina es un grupo con sede en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que se dedica a promover el cumplimiento de la Ley de Talles “para que la mayoría de las adolescentes argentinas y las mujeres puedan comprar ropa de moda con facilidad y sin prejuicios sobre su cuerpo. Además de colaborar con unas de las mejores marcas de ropa argentinas, hemos trabajado con el INADI y la Cámara de la Indumentaria con el objetivo de establecer una Ley de talles unificada y nacional”.

talle


Además, también fueron quienes se encargaron de presentar en 2017 la recomendación para presentar el proyecto de ley ante el Senado de la Nación junto a varios asesores legislativos y a otras organizaciones. Recién el 21 de noviembre de 2018 se firmó el dictamen para que el proyecto naciona de ley avanzara.

El pasado 13 de noviembre se dio a conocer que el 20 de noviembre, el proyecto de ley sería tratado en la Honorable Cámara de Diputados de la Nación. Luego de tanta espera, finalmente se le otorgó al proyecto de ley la media sanción que le faltaba, por lo que Argentina ya tiene una ley a nivel nacional que regule la venta de prendas de todos los talles.

Por último, debemos remarcar que desde hace un tiempo atrás, hay modelos que están rompiendo con los cánones de belleza impuestos por las grandes corporaciones. Si hablamos de las modelos “Plus Size”, solo existen 6 en todo el mundo. No es mucho, pero es un progreso. Si seguimos así, cada vez más chicas de talla grande se convertirán en imágenes de campañas de diseñadores y grandes casas de modas reconocidas a nivel mundial. (Agencia Comunica – Facso)

Comentarios
Cargando...