Loma Negra está operando al 70% de su capacidad

Anuncian que en un año será puesta en marcha L´Amali II.

A pocos días de terminar el año, la suerte del despacho de cemento en el país está echada. Se estima una baja en la industria del 7%. En Loma Negra la caída rondará el 10%, pero confían en que habrá una recuperación en el segundo semestre de 2020.

A fines de 2017, no daba abasto en Argentina la producción de cemento. En ese contexto, Loma Negra puso en marcha una mega inversión de US$350 millones en Olavarría, para aumentar un 40% su capacidad de producción. La planta estará lista en junio y operativa en noviembre, pero el contexto cambió, y mucho.

Este año, Loma Negra tuvo que apagar los hornos de Barker, las históricas plantas de Sierras Bayas y San Juan. En un año y medio pasó de tener 1.700 empleados a 1.500.

Sobre el futuro de la cementera, el CEO de Loma Negra, Sergio Faifman, en una entrevista a BAE Negocios: “El contexto cambió y frenar la inversión era más caro que seguirla. Cuando arranque en noviembre, la mayoría de la producción saldrá de la nueva planta. Sumaremos 110 trabajadores, algunos son exoperarios”.

Asegura que se va a priorizar el mejor costo variable y agregó: “No pensamos en reducir el personal, pero trabajador que se vaya no se repondrá. Vamos a revisar todos los costos, en especial los logísticos, usaremos energía eólica, todo será revisado”, agregó.

Las expectativas para el próximo año son alentadoras. “Esperamos una recuperación en el segundo semestre. Creemos que el próximo gobierno lanzará un plan de viviendas, algo que se anunció en esta gestión y no se hizo. Se reactivará el consumo y mejorará el poder adquisitivo. Hoy nadie puede hacer un arreglo ni agrandar su casa porque no llega a fin de mes”, completó Faifman.

Comentarios
Cargando...