Aguilera octubre lateral
Aguilera octubre lateral
Eseverri interior notas

Azul: Irá a juicio el hombre que atropelló y mató a un enfermera


Escribe: Fabián Sotes – Diario El Tiempo Azul

El conductor que en enero de este año atropelló, arrastró y mató con su camioneta a una enfermera, cuando manejaba alcoholizado y en contramano por la Avenida Mitre de esta ciudad, será sometido a un juicio en el Tribunal Oral en lo Criminal número 2 con asiento en el Palacio de Justicia de Azul.

De acuerdo con lo informado por el Diario El Tiempo de Azul la totalidad de la investigación ya fue elevada a juicio y quedó radicado en dicho TOC.

Si bien las partes ya iniciaron con la etapa de ofrecimiento de pruebas el proceso oral y público aún no tiene fecha confirmada.

En el hecho se encuentra imputado Hermenegildo Gorosito quien declaró cuando fue indagado en sede judicial acusado de este “homicidio simple”.

En aquella oportunidad, afirmó que no era él quien manejaba la camioneta al momento de ocurrido el hecho. Según su versión, el hombre que en ese entonces lo acompañaba en el rodado era el que conducía la Chevrolet C10.

Pero esa versión no fue considerada creíble y quedó completamente desvirtuada, de la mano de diferentes pruebas incorporadas a esta investigación penal que ya concluyó y ha sido elevada a juicio.

En representación del Ministerio Público Fiscal intervendrá en el juicio Karina Gennuso. La titular de la Unidad Funcional de Instrucción número 6 había tenido también a su cargo la sustanciación de esta causa.

En tanto, al imputado lo patrocinará una defensora Oficial, la Dra. Mariana Mocciaro, según lo que fuera informado a este diario. Los mismos voceros señalaron, además, que el TOC 2 estará integrado para este debate por los jueces Luis Surget, Gustavo Borghi e Inés Olmedo. Esta última magistrada, en carácter de jueza itinerante, está integrando ahora el tribunal con sede en el segundo piso del Palacio de Justicia local.

Está preso

El acusado de lo que a escala penal es considerado un homicidio simple, un delito que contempla penas que van desde los ocho a los veinticinco años de prisión, continúa privado de la libertad. 

Llamado Hermenegildo Florio Gorosito y de 55 años de edad, actualmente sigue preso en la Unidad 7, el penal de varones del SPB con sede en el Barrio El Sol de esta ciudad.

Meses atrás, desde el Juzgado de Garantías número 1 a cargo de Magdalena Forbes, al azuleño imputado le había sido denegado un pedido de morigeración a la prisión preventiva que en marzo pasado la Cámara Penal de Azul le había confirmado en una segunda instancia.

El hombre es considerado el presunto autor de ese ya referido delito de homicidio simple. Un hecho que, dadas las circunstancias en que se produjo, habría sido cometido “con dolo eventual” cuando conducía la camioneta con la que atropelló y mató a la víctima, que en ese entonces se trasladaba en una motocicleta.

Alcoholizado y en contramano

En los primeros minutos del 12 de enero de este año se produjo en Azul el hecho que derivó en la muerte de una enfermera que tenía 55 años de edad y se llamaba Blanca Susana Peralta.

En ese entonces, la mujer regresaba a su casa de trabajar en una motocicleta de pequeña cilindrada cuando en la Avenida Mitre, en la cuadra delimitada por las calles Castellar y Leyría, se registró el siniestro vial que derivó en su inmediato deceso.

Galli octubre medio notas

Aquel día, instantes después, Gorosito fue aprehendido por personal policial que intervino en el hecho. Su arresto se produjo en la estación de servicios que está en Mitre y Rauch, después de que huyó caminando del lugar donde la camioneta Chevrolet C10 que conducía se estrelló contra el frente de una vivienda situada por la calle Leyría, entre Mitre y Prat.

En ese entonces, enganchado en la parte inferior del frente del rodado que el acusado conducía, se encontraban la moto y el cuerpo de la víctima.
Según diferentes pericias, testimonios y lo que muestran grabaciones de cámaras de seguridad instaladas en el sector donde este hecho ocurrió, una vez que se produjo el impacto entre la camioneta y la moto la mujer fue arrastrada, mientras había quedado debajo del rodado que guiaba el encausado.

De esa manera, la camioneta recorrió en contramano por Mitre varios metros, hasta que, al doblar hacia Leyría, se estrelló contra el frente de una casa ubicada a pocos metros de la avenida.

Para cuando personal médico concurrió al lugar, se constató que la enfermera ya había fallecido a causa de las graves lesiones sufridas.
Versiones de testigos incorporadas a esa causa que ya ha sido elevada a juicio señalan que al momento en que el hecho se produjo Gorosito se trasladaba acompañado por otro sujeto. También, que la camioneta que conducía el acusado dobló por Cáneva hacia Mitre y que después pasó estando en rojo el semáforo instalado en el cruce de esa última avenida mencionada con la calle Lavalle.

Posteriormente, para invadir el carril contrario de circulación de la Avenida Mitre, la camioneta subió al boulevard, donde derribó una de las columnas de alumbrado público.

En una primera instancia, la Chevrolet C10 que guiaba el hombre que está preso chocó contra otra camioneta. Luego, impactó de frente contra la motocicleta en la que se trasladaba la víctima.

En esas circunstancias, el rodado menor quedó prácticamente enganchado en la parte inferior delantera del vehículo que manejaba Gorosito, ocasionando así que arrastrara varios metros sobre la cinta asfáltica tanto a la moto como a la enfermera que la conducía. 

Ese recorrido finalizó al doblar la camioneta hacia Leyría, donde se estrelló contra el frente de una casa.

Homicidio con “dolo eventual”

“Gorosito condujo su camioneta en horario nocturno, con un importante grado de intoxicación alcohólica” y “sin luces encendidas”, había escrito el camarista Carlos Pagliere (h) al referirse al hecho en la resolución que en marzo pasado terminó confirmando la prisión preventiva para el encausado como el presunto autor de un homicidio simple.

Además, una pericia determinó que en ese entonces el vehículo circulaba a una velocidad superior a la permitida, que en las avenidas es de 40 kilómetros por hora. También, que el acusado “aumentó la velocidad” del rodado, hasta superar los 90 kilómetros por hora después de que el impacto se produjo contra la moto en la que iba la enfermera. 

En ese entonces, la moto y su conductora fueron arrastradas “por un trayecto superior a 45 metros”. Y una vez que dobló desde Mitre a Leyría, el hombre perdió el dominio de su camioneta, “hasta impactar con el frente de una vivienda ubicada en la vereda de numeración impar de esta arteria”.

“Toda la secuencia descripta permite afirmar que Gorosito, sin perjuicio de su estado de embriaguez, al conducir a gran velocidad y en contramano por una avenida con tránsito fluido, tuvo conocimiento de la alta posibilidad de que el resultado lesivo (muerte de una persona) se produjera y que, a pesar de ello, decidió continuar con su accionar con absoluta desaprensión e indiferencia”, había escrito también Pagliere (h) en aquel fallo que data de marzo pasado.

“Tales circunstancias -agregó el camarista- demuestran que, en el mejor de los casos, Gorosito dejó la afectación del bien jurídico de la vida librada al azar, ya que ningún dato objetivo le permitía concluir que podría evitar un resultado lesivo para los bienes de terceros”.

“Es evidente que Gorosito invadió la mano contraria al pasar por encima del boulevard y colisionó -primeramente- con una columna de alumbrado público y poco después con otra camioneta (muestra cabal de la falta de voluntad de evitar los resultados lesivos), ante lo que debió detener su marcha. Sin embargo y pese a ello, continuó circulando velozmente y en contramano,  embistiendo posteriormente a la víctima y arrastrándola por más de cincuenta metros pese a que su acompañante le pidiera que frenara”.

“En resumen, el encausado emprendió la conducción de su vehículo con tal desaprensión hacia la vida de los demás que no caben dudas de que se desinteresó de las eventuales consecuencias -que no le eran inadvertidas- aceptando su producción”, concluyó el juez en aquella resolución que había confirmado la prisión preventiva del hombre que en una fecha próxima a confirmar tendrá que ser juzgado por la muerte de la enfermera.

Comentarios
Cargando...