Se recalienta la región: “Yo hago lo que tengo que hacer, que Azul y Olavarría digan lo que quieran”

El Intendente se refirió a la situación sanitaria de Tandil y opinó sobre las críticas que funcionarios de otras ciudades han esgrimido por la directiva de solicitar que sus residentes cumplan cuarentena si viajan a la vecina localidad.


En declaraciones a ABCHoy Radio (89.1 FM), el jefe comunal sostuvo que “no diría que estamos en el peor momento, hemos tenido casos que se han producido en lugares de bastante gente, indudablemente en zonas donde está todo el manejo de la salud, como la Clínica y el Sanatorio. Un caso fue un policía después de hacer su trabajo en otro lugar y se atendió en la Clínica. Se hisopó a mucha gente que trabaja en la Clínica, que dieron negativo. Después tuvimos a la novia del policía, que trabaja en el Sanatorio y dio positivo. Se hisopó a muchos contactos, que también salieron negativo. En esto diría que hemos tenido suerte, se ha manejado todo el mundo bien, la Clínica y el Sanatorio son lugares de mucha contaminación y hemos salido bien”.

“Y tenemos otros tres casos por irresponsabilidad. Una persona con un certificado de productor agrario se juntó en Ayacucho a comer un asado con gente de Buenos Aires y de Mar del Plata, que son los que estaban con Covid. En ese caso, los contactos de Tandil están todos controlados”, aseveró. En ese punto confirmó que tanto Ayacucho como Tandil iniciaron una acción penal por esa reunión. “Creo que correspondería una multa”, anticipó Lunghi.

Consultado por los vallados a los accesos de paseos públicos del domingo pasado, sostuvo que “me produce molestia, porque no queremos vivir en una ciudad sitiada. Tenemos que cuidar a los tandilenses, pedirles que seamos respetuosos con el virus, porque el virus está. Si cumplimos con las normas, distanciamiento y lavado de manos y usamos barbijo, no hay problema. Pero el domingo anterior, que hizo 22 grados, se vio que fue masivo. Yo tardé 55 minutos en dar la vuelta al dique. No tuvimos mas remedio que hacer esto que hicimos, impedir la libre circulación y demostrar que no se puede repetir, porque estamos con la pandemia todavía. Lo que tenemos que hacer lo hacemos y lo vamos a seguir haciendo”.

“No podemos decir que Tandil se comporta mal, pero hay hartazgo de estar encerrados, es difícil después de cinco meses, tuvimos que hacer esto y lo vamos a seguir haciendo”, advirtió.

POLÉMICA CON MUNICIPIOS VECINOS

Lunghi refirió que “hemos mandado cartas, nosotros y desde el Foro de Intendentes de la UCR, para no exista traslado de los efectivos policiales, porque traen contaminación. Nosotros ya tuvimos dos Covid de policías, que los aislamos en cabañas. Y ahora se sumo el caso de este que estuvo en la Chacabuco, con síntomas. Con esto no tenemos más remedio que decir que todos los que vengan de Azul, ahora van a ir a cuarentena de 14 días, sea quien sea”.

Sobre las afirmaciones de un funcionario azuleño, respecto de que en el servicio penitenciario de aquella ciudad, el virus llegó desde el efectivo de Tandil, el Intendente lo cuestionó y repasó que “en Tandil no tenemos circulación viral, eso es claro. Llevamos cinco meses, no tengo ninguno en terapia, el hombre de 81 años ya está en su casa, no tenemos prácticamente internados, no tenemos un solo fallecido. Son cinco meses. Me parece que de acá no salió el virus. Si tengo que hablar (con el Intendente de Azul), con mucho gusto, no tengo inconvenientes, pero yo cuido a los tandilenses, con todos los aciertos y los errores”.

“Me manejo mucho con el comité científico que me da las pautas. Yo hago lo que tengo que hacer, ellos que piensen lo que quieran. Está demostrado con estadísticas, tenemos la Fase 5 hace casi dos meses, hemos movido la economía, la producción y tenemos un estado sanitario bueno. Que Azul y Olavarría digan lo que quieran, no tengo ningún problema con ninguno de los intendentes”, apuntó.

Fuente: ABCHOY

Comentarios
Cargando...