Monos Sabios

“Yo trabajo en Bahia Blanca y no en Olavarría”, dijo un paciente de COVID de Coronel Pringles

En la localidad de Pringles habían indicado que el hombre se había contagiado en nuestra ciudad.


Debido al acoso que estaba sufriendo en redes sociales, el agente penitenciario de la cárcel de Villa Floresta en el Partido de Bahía Blanca contagiado de coronavirus difundió este miércoles un comunicado en el que no sólo confirmó su identidad, sino que además desmintió rumores falsos acerca de su caso.

El hombre es oriundo de la localidad de Coronel Pringles.

“Soy Mario Iturralde, ciudadano de Coronel Pringles y, como la mayoría sabe, soy el primer caso de coronavirus en nuestra ciudad –explicó-. Quiero pedir disculpas por haber traído el virus a nuestro pueblo, pero sepan que no fue intencional”.

Iturralde confirmó que, a raíz de las mentiras que se dijeron en torno a su caso en redes sociales, tomó hoy la decisión de cerrar todas sus cuentas personales.

Esos rumores, como ocurrió en otros casos, dieron lugar a la viralización de audios y mensajes de Whatsapp que, si bien en su mayoría eran anónimos, no sólo brindaban datos sobre su identidad, sino también la dirección de su casa.

Además, lo culpaban de haber traído el virus desde Olavarría -nuestra ciudad sufrió un brote a principios del mes-, lo que generó angustia en su familia y en el resto de la comunidad.

“Yo trabajo en Bahía Blanca (es agente del servicio penitenciario) y no en Olavarría, como se dice. Y soy un funcionario público y, como tal, mi responsabilidad es ir a trabajar sin importar las circunstancias, para que a mi familia no le falte nada”, aclaró Iturralde en el comunicado que difundió entre los medios de prensa.

También dijo que trata de cumplir “lo más posible” los protocolos de seguridad, tanto por el bien de su familia como de los que lo rodean.

“Pero hoy me doy cuenta que no fue lo suficiente”, reconoció.

“Por otro lado, me da mucha impotencia que haya personas a las que no les importa la salud de otros y lo primero que hacen es viralizar un audio con nombre, apellido y dirección como fue mi caso, preocupando a familiares, amigos y al resto de la población. Por esto tuve que desactivar mis redes sociales”, añadió.

Iturralde dijo que también hubo quienes, “por un medio u otro me brindaron apoyo y mensajes de aliento”.

“Incluso, hasta gente que no conozco y eso lo respeto de corazón. Les doy mi mayor gratitud y muchas bendiciones”, cerró. (La Nueva / Agencia Coronel Pringles)

Comentarios
Cargando...