Causa Monteleone: Los nuevos detenidos “operaban como jefes y/o organizadores de la banda”

Lo dice la Jueza de Garantías de Azul, doctora Magdalena Forbes. Detalles de la Resolución que permitió la detención.


 

Con información de Fabián Sotes, diario El Tiempo de Azul

El Fiscal Ignacio Calonje, titular de la Unidad de Investigaciones del Departamento Judicial de Azul, indaga este jueves a los tres nuevos detenidos que se sumó a la causa que mantiene preso al abogado olavarriense Mauro Monteleone.

Se supone que luego de que se cumplimente la declaración indagatoria establecida en el Artículo 308 del Código Procesal Penal de la Provincia de Buenos Aires, el Fiscal Calonje solicite la prisión preventiva para los dos olavarrienses detenidos el miércoles.

Al mismo tiempo se conocieron ciertas precisiones respecto al rol que cumplirían los dos olavarrienses detenidos en la víspera en el marco de allanamientos que además se replicaron en la ciudad de Azul.

Hoy, además de Mauro Monteleone, están presos en esta causa los olavarrienses Claudio Javier Ponce, Pablo Macchi y Fernando Andicochea. Los dos últimos apresados el miércoles por orden de la Jueza de Garantías Magdalena Forbes.

En la orden de detención la Jueza Magdalena Forbes indicó que Pablo Macchi “estaba involucrado junto con al menos algunos de los encartados en la cadena de operaciones de compraventa de los vehículos involucrados, hasta que lograban que un tercero -de buena fe- adquiriera el rodado y, de ese modo, asegurar el resultado de la maniobra ardidosa”.

Al respecto, se menciona lo que sucedió con el vehículo de uno de los damnificados en esta causa penal, “que en menos de un mes fue comprado y vendido al menos en cuatro oportunidades”.

Desde el punto de vista de la Jueza de Garantías que interviene en esta causa penal, los elementos incorporados hasta el momento ponen en evidencia “la existencia de una organización establecida con las personas que se encuentran investigadas… para defraudar a personas con la compra y venta de automotores”.

Según se ha podido establecer, los hechos que les imputan a los acusados ocurrieron “al menos desde el mes de diciembre del año 2017” hasta la actualidad.

En ese lapso de tiempo, los acusados Mauro Luciano Monteleone, el abogado que está preso; Claudio Javier Ponce, otro de los hombres a quien también a fin del año pasado la Cámara Penal le confirmó su prisión preventiva; Bernardo Recci, un azuleño de 43 años de edad dedicado a la venta de autos que fue excarcelado un mes después a que, también en octubre de 2018, resultara detenido; Guillermo Samuel Furriol; su hermano Emanuel Furriol y los olavarrienses Pablo Macchi y Fernando Andicochea “integraron una asociación ilícita destinada a cometer actos defraudatorios”.

En este caso, lo hacían “mediante la adquisición de vehículos automotores contra entrega de cheques que sabían eran de imposible cobro, ya sea por carecer de fondos o por tener una procedencia ilícita; para luego revenderlos a terceros de buena fe”.

En esa supuesta “asociación ilícita”, Monteleone, Ponce y Andicochea, “operaban como jefes y/o organizadores de la banda”.

En ese contexto Monteleone, “abusando de la confianza que imprime su calidad de abogado, era quien captaba oferentes de rodados (que a la postre resultan damnificados), asumiendo, en algunos casos, el rol de  “comisionista” y en otros supuestos adquiriendo, a título propio, los rodados -llegando incluso a hacerlo con identidad falsa-; para luego revenderlos a terceros de buena fe”.

Ponce “era el titular de las cuentas corrientes sobre las cuales se libraban los cheques sin fondos disponibles, siendo que en varios supuestos adquirió a título propio algunos rodados”. Y Andicochea, al igual que Ponce, “era titular de las cuentas corrientes utilizadas para las maniobras ilícitas, ya sea mediante libramiento de cheques sin fondo o para el depósito del dinero mal habido, estando en pleno conocimiento de la calidad de las operaciones realizadas, coordinando las mismas y siendo socio con los antes nombrados de un fondo de comercio del rubro alimenticio”: una pollería que está en la calle La Madrid de Olavarría y que fue “sede de muchas de las operaciones ilícitas en investigación”.

Con relación a los demás procesados en esta misma causa penal, en lo investigado hasta ahora se menciona que “Bernardo Recci, Guillermo Samuel Furriol, Pablo Macchi y Emmanuel Andrés Furriol también participaban de tal empresa criminal”.

Lo hacían “captando damnificados mediante sus respectivas agencias de autos o bien publicando los vehículos de origen espurio en sus redes sociales, con pleno conocimiento del carácter ilícito de las operaciones comerciales, sin perjuicio de lo cual procuraban la registración de los vehículos adquiridos mediante ardid o engaño”.

Cuando en octubre del año pasado se llevaron a cabo las primeras cuatro detenciones en el marco de esta causa penal, el único que después declaró fue Monteleone.

El abogado fue procesado por los delitos de asociación ilícita en concurso real con estafas reiteradas (tres hechos), al ser considerado el “jefe” u “organizador” de esta presunta organización delictiva.

Ponce también es señalado en la investigación  como “jefe/organizador” de una asociación ilícita y coautor –“en concurso real de acciones”– del delito de estafas reiteradas. En su caso, por dos hechos.

Recci y Guillermo Furriol, los azuleños que después serían excarcelados, fueron procesados, en carácter de coautores, por los delitos de asociación ilícita en concurso real con estafa.

Comentarios
Cargando...