Monos Sabios

En Tandil carnicero corrió con una cuchilla a delincuentes que lo robaron

Carnicero
Foto AbcHoy Tandil

“Me puse ciego. Descubrí que me había sacado la plata de la caja y los corrí con la cuchilla. A uno le dije: ‘¿querés plata? ¡Yo te voy a dar plata hijo de mil putas!’. Son ellos o yo”, es parte del crudo testimonio de Omar Saldubehere, uno de tantos comerciantes de la ciudad, hartos de sentirse indefensos.
En las últimas horas, la carnicería “Los Peques”, propiedad de Saldubehere, fue blanco del accionar de dos malvivientes, que ingresaron armados y con fines de robo al local ubicado en calle Portugal al 1000.
“A eso de las 20:50 (de este miércoles), fui hasta el fondo de la carnicería llevando a una perra que tengo y cuando vuelvo al salón veo una persona apuntándome con un arma y otra parada en la puerta de la carnicería. Eran jóvenes, tenían entre 19 y 20 años y estaban a cara descubierta”, relató el carnicero.
Saldubehere contó luego que “en un momento que se descuidaron saqué la cuchilla y los corrí. Se subieron a una moto y los corrí hasta la esquina de Portugal y Liniers. Estuve a punto de agarrarlos, pero me tropecé. Encima cuando volví al local descubrí que ya me habían abierto la caja y me habían llevado entre 2600 y 2800 pesos”.
“El tipo me dijo ‘quedate quieto que te quemo’. Pero no. Yo ya había dicho que no me iban a robar tan fácil. Me puse ciego. Ya he vivido robos. Y son ellos o yo, porque yo vengo a laburar a las 5 de la mañana a la carnicería y estoy hasta la noche. Y tengo cuatro hijos que tengo que mantener. Y vienen estos vagos a sacarte lo tuyo en diez minutos. No puede ser”, reflexionó el comerciante, marcando el pensamiento de buena parte de los dueños de comercios de la ciudad, que han sufrido este tipo de hechos.
Saldubehere relató que “al que me apuntaba con el arma le dije: ‘¿querés plata? ¡yo te voy a dar plata hijo de mil putas! Y cuando vieron que los encaré, dispararon. Si los agarro no sé qué hubiera pasado. Hoy estaría preso”.
“En la caja siempre está mi señora, pero anoche se había ido antes. Y la pudieron robar porque la caja está cerca de la puerta”, expresó, al tiempo que advirtió que “en esta zona, ya les han robado a todos. Hace un mes y medio que hay una seguidilla por acá”.
El comerciante manifestó resignadamente que “yo no puedo cerrar. Tengo una familia. Tengo que seguir adelante. La gente dirá que fue una locura lo que hice, porque el delincuente tenía una 32, pero nadie hace nada y ves que pasa en un lado, en otro. Yo vengo a la madrugada a laburar y estos vagos te esperan todo el día para llevarte lo que vos hacés y no puede ser”.

Comentarios
Cargando...