“Estas personas van a seguir violando y van a estar sueltos en Olavarría”

Las palabras de Celeste Sibiglia quien desde Olavarría Despierta alertó a la comunidad de Olavarría por la pronta libertad a la que accederán dos hombres condenados por abuso sexual.


Dos olavarrienses condenados por abusar sexualmente de tres hermanas cuando éstas eran menores de edad cumplirán su condena y quedarán en libertad el miércoles 2 de septiembre. La situación fue visibilizada por la Asociación Olavarría Despierta que integra la madre de las víctimas

Los condenados y que estarán en libertad en las próximas semanas son Osvaldo y Guillermo Sosa quienes fueron protagonista de un caso que conmocionó a Olavarría en el año 2012 cuando las víctimas denunciaron los abusos sexuales de los cuales fueron víctimas durante más de diez años siendo ellas menores.

Este miércoles Celeste Sibiglia, madre de las víctimas, habló con En Línea Noticias y expuso su preocupación por la libertad a la que accederán Guillermo y Osvaldo Sosa. Vale mencionar que éste último nunca fue prisión dado que por cuestiones de salud fue beneficiado con prisión domiciliaria mientras que Guillermo, su hijo, purga condena en la Unidad Penal de Sierra Chica.

En el inicio de la charla con En Línea Noticias, Celeste Sibiglia reflexionó “en realidad no pensaron en las víctimas” y allí comenzaron los reproches al accionar del Fiscal Martín Pizzolo quien actuó en la causa y formalizó un juicio abreviado que significó una condena de ocho años de prisión para los dos hombres que, vale recordar, tienen relación familiar con sus víctimas.

“No estamos en contra de los derechos que tienen, cumplieron la condena, lo entendemos. Lo que si somos conscientes de que estas personas van a seguir violando y van a estar sueltos en Olavarría”, dijo con contundencia Celeste Sibiglia al referirse a los dos encartados.

Maira y Mariana Gómez y Loana De Santo denunciaron en el año 2012 a Guillermo y Osvaldo Sosa por abuso sexual y su caso resonó incluso a nivel nacional. Las tres fueron hostigadas y vejadas durante más de diez años. En el Juicio Abreviado los dos imputados reconocieron los hechos y fueron condenados a ocho años de prisión.

Pese a esto Celeste Sibliglia hace especial hincapié en la figura del condenado Guillermo Sosa. La madre de las víctimas puso a disposición un dictamen de la Jueza de Ejecución Penal N° 1 de Azul que en el mes de mayo dijo sobre el encartado

“El encartado, pese a su buen desempeño, aún conserva aspectos, tales como lo relacionado al aspecto subjetivo ante el delito, sobre lo que mantiene una ausencia de implicancia subjetiva, ubicándose en el lugar de víctima; ausencia de conciencia del daño ocasionado al semejante, al que no logra subjetivar como tal. Ausencia de habitualidad introspectiva, tendiendo a mecanismos de minimización, proyectivos y exculpatorios. No arribó a lo largo del proceso de detención a un proceso de revisión autocrítico de su accionar”, escribió la doctora Silvia A. Torres al denegar la libertad asistida solicitada en el marco de la pandemia del COVID.

Ahora, sin más herramientas judiciales, Sibiglia quiere hacer saber a la comunidad que estas dos personas “estarán libremente caminando en Olavarría”.

Frente a esto Celeste Sibiglia sostuvo respecto a los condenados por abusos sexuales: “no se reinsertan en la sociedad, no hay nada que pueda servir para que se reinserte”.

Más allá de que en septiembre habrán cumplido su condena es importante realizar un análisis de la valoración que realiza el Departamento Técnico Criminológico (DTC) de la Unidad N° 7 del S.P.B. y que remarca la Jueza de Ejecución Penal: “dichas premisas del DTC hallan sustento en fundadas razones de quienes lo integran que pronostican en forma individualizada y desfavorable su reinserción social, no pudiéndose afirmar que el egreso no pueda constituir un grave riesgo para el condenado o para la sociedad”.

A principios del mes próximo los dos condenados cumplirán su pena y estarán en libertad al tiempo que sus víctimas han atravesado estos años tratando de recomponer su vida después de los hechos de los que fueron víctimas.

Comentarios
Cargando...