Internos de la Unidad 2 de Sierra Chica se plegaron a una huelga de hambre provincial

La definen como “pacifica.” Las imágenes comenzaron a viralizarse durante la jornada de este lunes.

Un grupo de internos detenidos en la Unidad Penal N° 2 de Sierra Chica se acoplaron este lunes a una huelga de hambre que se desarrolla en otras penitenciarias de las provincia de Buenos Aires, algo que se define como inedito teniendo en cuenta la proximidad del cambio de autoridades provinciales.

A nivel provincial consigna el portal Infobae hay, hasta el momento, un total de 3000 internos en huelga de hambre tomando el 46.000 presos en toda la provincia. La huelga para la fuente citada representa “un 7 por ciento” de la población carcelaria de la provincia.

El Defensor General del Departamento Judicial de Azul y la Comisión Provincial por la Memoria habían elevado durísimos informes semanas atrás respecto a la crítica situación que se vive intramuros.-

“Cuando los internos inician una huelga de hambre se toman medidas de seguridad, sanitarias y administrativas desde el SPB. Se los pesa a la mañana y hay un control exhaustivo”, dijo una fuente del Servicio Penitenciario Bonaerense al portal Infobae.

Además agregó que “se restringen las actividades laborales, deportivas y educativas con los privados de libertad que no se alimentan. Las visitas de los huelguistas pueden ingresar pero sin alimentos. También se notifica del inicio de la medida de huelga de hambre a los jueces que entienden en las causas de los internos, a la UFI en turno, al Juzgado de Garantías en turno y a la Defensoría en turno.”

En el caso de Olavarría se encuentra interviniendo la Ayudantía Fiscal de Delitos Carcelarios.

Agrega la fuente citada por Infobae “la medida de los internos es por pedidos de morigeración de penas y beneficios que tengan que ver con cambio de leyes, 2×1, del régimen de prisiones preventivas. Los petitorios a los que tuvimos acceso no hablan de falta de comida. Ahora hemos tenido un problema con la provisión de carne vacuna y pollos, que ya se ha solucionado. Siempre hubo vegetales y alimentos secos en las cárceles. La crisis económica, la situación de los precios puso en crisis la relación con algunos proveedores. pero hemos hallado otras variantes y conseguimos destrabar la situación. De hecho estamos en diálogo con el próximo gobierno para asegurar el único faltante que había: la provisión de carne vacuna y pollo“.

A mediados de la semana pasada, la CPM emitió un comunicado donde anunciaba que entregó “un informe urgente al Subcomité para la Prevención de la Tortura de Naciones Unidas que expone la grave crisis”.

“En las cárceles inspeccionadas, sobre todo en los últimos dos meses, se pudo relevar faltante de carne vacuna y otros alimentos. En el mismo sentido, se detectaron entre los rubros faltantes los insumos necesarios para la preparación de dietas gástricas, hepáticas, hipocalóricas, híper calóricas, desdentados, HIV y diabéticos; así, no se están cubriendo las dietas, afectando a la salud de las personas privadas de la libertad. En las entrevistas que la CPM realizó con personas privadas de la libertad en las inspecciones mencionadas se constató que los alimentos que ingresan a los pabellones son insuficientes, de escasa variedad (en general, hidratos de carbono), crudos o en estado de descomposición, por lo que en muy pocas oportunidades pueden ingerirlos”, finalizó.

Comentarios
Cargando...