Día Nacional de la Juventud: Comunicado de Comisión por la Memoria


Este miércoles 16 de septiembre como en cada año desde 2014 se conmemora el “Día Nacional de la Juventud”.

La norma fue sancionada el 22 de octubre de 2014 por la Cámara de Diputados: “Institúyese el 16 de septiembre de cada año como Día Nacional de la Juventud en conmemoración de la denominada Noche de los Lápices”, dispone en el artículo 1°.

Luego, en su artículo 2°, la normativa indica que “el Ministerio de Educación de la Nación, en el marco del Consejo Federal de Educación, promoverá la incorporación de la fecha mencionada (…) en el calendario escolar e implementará actividades tendientes a difundir entre los alumnos el conocimiento y significado de la conmemoración”.

La Noche de los Lápices se produjo a mediados de septiembre de 1976 en La Plata, cuando diez alumnos secundarios que reclamaban el boleto estudiantil fueron secuestrados y torturados.

Seis de esos jóvenes permanecen desaparecidos.

El proyecto de ley para recordarlos cada año había sido impulsado en 2006 por el entonces presidente Néstor Kirchner, pero al no avanzar en el Senado, luego volvió a ser presentado 2012.

En ese sentido la Comisión por la memoria emitió un comunicado que textualmente se publica:

El 14 de septiembre del 2006, el Gobierno Nacional encabezado por el presidente Néstor Kirchner declaro el 16 de septiembre como “Día Nacional de la Juventud”. La fecha se remite a “La Noche de Los Lápices”, operativo llevado a cabo por “grupos de tareas” dirigidos por el genocida Camps el 16 de septiembre de 1976 en la ciudad de La Plata.

Estudiantes secundarios que habían obtenido el boleto estudiantil, fueron secuestrados y detenidxs en el centro clandestino conocido como “El Pozo de Banfield”. La mayoría militaba en la Unión de Estudiantes Secundarios.

Un año después, en la madrugada del 16 de septiembre de 1977, una veintena de jóvenes fueron secuestrados de sus hogares, y se los condujo vendados y esposados a una comisaría de Las Flores.

Diez días después fueron trasladados al centro de tortura “Monte Pelloni”, un predio bajo jurisdicción de las Fuerzas Armadas en la zona de Sierras Bayas. Estxs jóvenes militaban en la Juventud Peronista y muchxs eran estudiantes.

Mucho antes, El 16 de septiembre de 1955 el segundo gobierno de Perón fue derrocado por las Fuerzas Armadas, con el apoyo de la Oligarquía y de empresas británicas. Las Fuerzas Armadas intervienen la CGT, miles de dirigentes obreros son destituidos, grupos civiles (integrados por conservadores, radicales y comunista) asaltan sindicatos. Funcionarios,
dirigentes políticos, empleados públicos, gremialistas, militantes y simples simpatizantes son perseguidos y encarcelados; aumentado las denuncias sobre torturas brutales.

Hoy podemos celebrar que somos más organizaciones, partidos y compañerxs. Que la juventud se ha puesto la camiseta para asumir el desafío histórico de ponerse la Patria al hombro en el contexto de la crisis económica en las que nos sumió como país el gobierno de Macri y las
consecuencias mundiales de la pandemia del COVID 19. Un contexto donde se hizo fundamental el compromiso con lxs más vulnerables. Un contexto en el que pibes y pibas asumen la escolaridad secundaria, terciaria y universitaria con la responsabilidad de llevar adelante sus estudios como mejor pueden dadas las circunstancias.

Podemos reivindicar que aquella juventud de los 90, aquellxs HIJxs y Nietxs recuperados hoy ocupan responsabilidades en el gobierno Nacional y Provincial reivindicando la lucha de lxs 30mil, de las Madres, las Abuelas, Familiares y Organismos de Derechos Humanos históricos, que lejos de claudicar son el faro que alumbran el proyecto cotidiano de profundizar una Democracia con Justicia Social con los Derechos Humanos como columna vertebral de las políticas de Estado. Desafío, que, a la vista de los últimos acontecimientos, es necesario y por eso no nos permitimos bajar los brazos ni negociar nuestras convicciones más firmes.

Para profundizar las políticas necesarias, para hacer de esta una Nación que nos incluya a todas, todos y todes.

Nuestra tarea consiste en profundizar un modelo de país que no se agote en 4 años, sino que logremos cambiar la Historia. Y para cambiar la Historia, el compromiso debe ser de todxs. Memoria, Verdad y Justicia.

Comisión por la Memoria de Olavarría

Comentarios
Cargando...