Monos Sabios

“Las asambleas del campo están fuertemente politizadas”

Declaraciones del Ministro de Desarrollo Agrario bonaerense, Javier Rodríguez

(Por Andrés Lavaselli y José Giménez, de Agencia DIB)

El Ministro de Desarrollo Agrario bonaerense, Javier Rodríguez, consideró en una entrevista a DIB que muchas de las asambleas del campo “están fuertemente politizadas”, pero sostuvo que se trata de “un sector” y que por el contrario “otros productores manifestaron abiertamente su apoyo”.

Doctor en Economía y exsecretario de Coordinación del Ministerio de Agricultura entre 2013 y 2015, Rodríguez defendió la Ley Impositiva bonaerense y sostuvo que aún con el actual esquema el sector tiene “un poco más de rentabilidad que hace un año atrás”.

– En campaña, el gobernador Kicillof repetía que la mayoría de los productores están peor que hace cuatro años. Sin embargo, a un mes de haber asumido en la Provincia ya hubo varias movilizaciones en contra del Gobierno. ¿A qué lo atribuye?

– Lo primero que hay que marcar cuando hablamos del sector agropecuario en particular es que así como hay una enorme diversidad de productores y producciones, también hay una enorme diversidad de posiciones políticas. Entonces muchas veces cuando se habla de protestas hay que plantear es que es un sector el que está protestando. Así como tuvimos esas protestas, tuvimos también muchas reuniones en las que otros productores manifestaron abiertamente su apoyo, su idea de que el Gobierno está encaminado en el sentido correcto, cuando en los 4 años anteriores, a la enorme crisis productiva, se le sumaba que para ellos el Ministerio tenía las puertas absolutamente cerradas.

– Carbap fue uno de los interlocutores privilegiados por el Gobierno anterior. ¿Van a continuar con ese rol con ustedes, o pueden surgir otras entidades?

– Nosotros venimos hablando con todos los sectores y todas las entidades, incluida Carbap. También de nuestro diálogo con esa entidad surge que en los últimos años, en particular los dos últimos, este Ministerio tampoco tomó medidas a favor de ese grupo de productores. En todo caso lo que referencian son políticas iniciales del Gobierno de (el expresidente Mauricio) Macri, quitando las retenciones, que de hecho después las tuvieron que reinstalar. No hay otros elementos claros y contundentes que estos propios sectores señalen que tuvieron del Gobierno anterior.

– En las asambleas de Carbap participaron legisladores de Juntos por el Cambio. ¿Qué lectura hacen de eso?

– Eso es cierto. Vemos que muchas de esas asambleas están fuertemente politizadas. Ya había habido otras en Córdoba y Santa Fe y siempre se observa un componente muy fuerte de contenido político, que también se nota en última instancia en los discursos, porque cuando uno analiza lo que están pidiendo es esencialmente una crítica de índole política y no de índole gremial hacia cuestiones concretas.

– ¿Cree que están dadas las condiciones para que se desarrolle un diálogo con ese sector?

– Por lo que estamos viendo sí, están dadas las condiciones y nosotros tenemos un diálogo permanente. Tenemos determinadas diferencias, no hay dudas, pero también hay una vocación de construir hacia futuro que es lo que se termina priorizando.

 – ¿Es justo el nivel de imposición tributaria que se aplica al sector agropecuario?

 – Explicamos muchas veces lo que se hizo con la ley impositiva, y la verdad es que fue una medida que en consideración con el contexto de emergencia en la que está la Provincia, en consideración de las necesidades que tiene, y que se definió en función de eso no perder el poder adquisitivo, creemos que la Ley que se propuso es muy buena, con las características y la orientación que marca el Gobierno de que tengan una mayor carga impositiva aquellos sectores con mayor capacidad de pago, y que aquellos que están con menor capacidad y más desprotegidos que tuvieran subas menores.

– ¿Cree que los sectores más concentrados del sector podrían pagar más?

– La discusión impositiva ya está saldada. Aprobada la ley, marca todo el horizonte de 2020. Esa escala va del 15 al 75%, e incluso volcó a 0 a los tamberos, porque en 2019 cerraron más de mil tambos. Es importante marcar que frente a una situación de crisis hay un sector que por este año no van a pagar el impuesto.

– ¿Es verdad que el sector casi no tiene rentabilidad, como plantean algunos actores?

– Nosotros seguimos y monitoreamos de cerca la rentabilidad de las distintas producciones, y lo que nos da con el actual esquema impositivo es que están teniendo más rentabilidad que un año atrás. Poco más, un 3%. Para analizar la rentabilidad hay que mirar todo el esquema macroeconómico: qué pasó con el dólar, con el costo del combustible y de las tarifas en particular. Analizado en su conjunto tienen una rentabilidad ligeramente superior a lo que tenían un año atrás.

– Un reclamo reiterado del sector, incluso con el Gobierno de Vidal, es el Impuesto Inmobiliario Complementario, ¿qué posición tiene el Gobierno al respecto?

– Lo estuvimos conversando con diferentes organizaciones del sector que plantearon algunas consideraciones, y quedamos en que lo vamos a ir debatiendo a lo largo del año, para entender y ver los planteos. Como la ley impositiva era urgente no había posibilidades de discutirlo. Es un tema complejo, tiene su lógica y podría ser que en algunos casos haya que estudiarlos en mayor profundidad.

¿Preocupa el nivel de evasión del sector?

– No lo asignaría a un sector en particular. Es un problema general de la economía y por supuesto reducir la evasión por distintos mecanismos de control tiene que ser una preocupación de quienes llevan adelante una política pública.

– ¿Hay un plan para contemplar a pequeñas producciones, agricultura periurbana, producciones regionales, etc.?

 – Algo que dice siempre el Gobernador es que es una Provincia que tiene una enorme diversidad, y lo que tenemos que hacer es potenciar las producciones. Hablando con personas que llevan adelante otro tipo de producciones lo que se observa es que eran prácticamente invisibilizados. Y la verdad es que Buenos Aires tiene un montón de otras producciones, y un montón de esfuerzos de productores que llevan adelante esas otras producciones que desde la política pública no eran tenidos en cuenta. Este ministerio tiene que incorporar a la agenda de granos y ganadería estas otras producciones porque lo que necesitamos es el conjunto.

 – ¿Qué piensa hacer el Gobierno con la Ley de Agroquímicos?

 – Es un tema muy importante para nosotros. El Gobierno anterior sacó una norma, la modificó y la suspendió 40 días después. Creemos que se cometieron varios errores: una es la idea de que una norma sin mucho apoyo técnico podía regir por completo el funcionamiento de un tema tan delicado como es éste.

Creemos que hay que empezar al revés: hay que construir un bagaje técnico que le dé sustento a lo que después puede ser una norma o una recomendación. Y que ese bagaje técnico también permita construir los consensos que hoy no están.

– El Gobierno anterior anunció la reparación de 12.000 kilómetros de caminos rurales. Sin embargo, Carbap sostiene que el 70% está en mal estado. ¿Hay algún plan para revertir eso?

– Los primeros días de reuniones con intendentes algunos nos señalaban que a ellos les habían prometido kilómetros de caminos y la verdad es que averiguamos con el ministerio correspondiente, y eso no está. No hay ni un financiamiento obtenido para esa ejecución, con lo cual ese programa está en 0. Para nosotros el mantenimiento de los caminos rurales es un problema a afrontar en forma conjunta con el ministerio de Infraestructura y con los municipios que tienen la atribución primaria.

– ¿Cuál va a ser la impronta de la gestión en materia agropecuaria?

– En 2018 y 2019 este ministerio se cerró. Mirábamos asombrados que en algunos rubros el gasto era 0. Estamos hablando de programas cerrados. Obviamente en este contexto económico es difícil pensar en qué tiempo se van a poder reimplementar determinados programas, pero la Provincia tiene mucha potencialidad para impulsar la producción, entendiendo que cada producción tiene su particularidad. Hay ideas transversales que tienen que ver con la innovación tecnológica, que la Provincia tiene mucho para aportar. (DIB) AL/JG

Comentarios
Cargando...