Rendición de Cuentas: Cruces y fuertes críticas por déficit del Municipio

Ubaldo García – PH Luis Molina

Crónica: Martín Rodríguez / Lu32

Este sábado, tras idas, vueltas y polémicas, el Concejo Deliberante trató lla Rendición de Cuentas 2019 con un déficit superior a los 354 millones de pesos.

Quien defendió los números de Galli, fue el Concejal Juan Mujica quien introdujo los argumentos por los que debería aprobarse esa Rendición.

El concejal realizó una descripción y destacó que el 55% de las erogaciones de la comuna fueron en sueldos de personal.

El déficit, dijo, fue del 11% de lo ejecutado. Agregó que hubo 545 millones en obra pública. Mencionó que no es la primera vez que la Municipalidad presenta una rendición deficitaria. Ya sucedió en 2015 con números similares, sostuvo. Consideró que 2012,13 y 14 hubo déficit que se revierte siempre en los primeros meses del año.

Juan Mujica – PH Luis Molina

Mujica manifestó igual, que el pasado año fue especial por la macroeconomía.

Declaró que la inflación proyectada del 24% fue más que duplicada, y consideró que el escenario cambiante lo padecieron las comunas y los vecinos.

En ese marco, sostuvo que se dieron medidas para paliar la situación: no incremento de tasas urbanas y rurales; hubo exención de Seguridad e Higiene para PyMEs; se incrementó el monto de la tarjeta Cabal y se reforzaron los bolsones de comida; se amplió la cobertura de salud para los carné 2 y 3 del Hospital; desde mayo se congeló el valor del Transporte Público; se otorgaron subsidios a instituciones y personas que lo necesitaban; también hubo reconocimientos de mayores costos en servicios y proveedores del municipio. Son decisiones políticas que la gestión ha tomado, en coherencia con sus valores, explicó. De todos modos, afirmó que la reversión de este déficit en los primeros meses se complicó por la caída en los despachos de cemento, la coparticipación y la pandemia. De todas maneras, se redujo la deuda flotante en mas de 130 millones de pesos. Agregó que en los últimos 4 años no se ha rechazado ningún cheque la Comuna. Obras Públicas, Desarrollo Humano y Salud, insumieron más del 75% del total, debido a que son prioridad de la gestión, culminó.

Por la oposición, el concejal Ubaldo García afirmó que es ‘significativo’ el déficit, sin deuda, son más de 500 millones de pesos, que es la mitad del patrimonio neto de la Municipalidad. El problema es el exceso de gastos efectuados, analizó. No fue una insuficiencia de ingresos, sino un exceso de gastos. Se superó en SU un 33% de lo proyectado, al igual que seguridad de higiene, que recaudó un 38% más que lo presupuestado. El impuesto a la piedra recaudó 194 millones más que lo proyectado. Todas las tasas subieron, respecto a lo presupuestado, considerando una inflación del 24%. Los ingresos fueron estables, no así los gastos, dijo el edil. Comparó lo recaudado en SU con el déficit (304 vs. 354 millones). Indicó que en 2018 y 2019 hubo inflación, pero en el 2018 no hubo déficit, García indicó que la aceleración de gastos se dio por las elecciones, ya que aumentó la entrega de subsidios.

El déficit de traduce en una ciudad sin obras y sin capacidad para responder a los cambios en la economía, cosa que se anunció en el tratamiento del presupuesto, aclaró el edil. La deuda de cierre fue de 411 millones, duplicando a la del 2018. En capital, este año, se lleva gastado el 30% de los gastos de capital presupuestados. Afirmó que hay cláusulas indexatorias en los pliegos de servicios y eso implica mayores erogaciones, legales, que habría que rever en nuevos contratos. Mencionó que se pagaron 1,800,000 pesos a Los Palmeras por un show que aún no se brindó. Comparó déficits de las gestiones de 2011, 14, 15, 19. El último es el más alto en números relativos. Destacó que faltaron unos 200 millones de pesos en obras, en línea con el 25% que se usa en estas inversiones en promedio. Destacó a los trabajadores municipales por la calidad del servicio que brindan en todos los casos. Mencionó que es preocupante el índice que surge del gasto en empleados, pero pidió que se corrija sin tocar poder adquisitivo y cantidad de empleados, cosa que se puede hacer, sostuvo.
‘El municipio se ha convertido en mal pagador’ sentenció. Solicitó que la Comuna pague a los 7 días, ya que hay municipios que lo hacen. Se atrasa toda la cadena de pagos e impacta derecho en los vecinos de Olavarría que proveen al municipio. Reconoció que hay compras con valores altos, pero el motivo, adujo, es por lo tarde que el Ejecutivo paga. Señaló que hay proveedores de la ciudad que prefieren trabajar con Laprida o Juárez, que son mejores pagadores.
Se lamentó porque no hay un stock de 4 ó 5 meses de salarios para hacer frente a imponderables.
Consideró que hay un ‘Estado ausente’ en muchos aspectos donde debería estar, sobre todo en una situación pandémica.

Consideró como gastos innecesarios, por el momento en que se hicieron como las luminarias en el Parque Mitre y las bicisendas en Brown. Construcción de celdas en el Relleno Sanitario, cuando podrían haberse encargo máquinas para la separación de residuos.

Destacó, por ejemplo, que pintar una cocina en Hinojo costó 80 mil pesos.

Victoria De Bellis – PH Luis Molina

La concejal De Bellis empezó diciendo que va a comenzar su alocución distinto, debido a que el ‘funcionario/concejal Mujica’ aludió a la gestión de Eseverri, que son incomparables ya que aquellos déficits fueron por obras que quedaron para los olavarrienses.

Fue dura en el inicio del discurso, ya que dijo que la Municipalidad está quebrada y es la primera vez en la historia en que va a crear problemas en lugar de soluciones para los vecinos del distrito. Tiene nula capacidad de respuesta ante la crisis, espetó. Denunció que hoy se ha reducido en un 50% la respuesta de Desarrollo Social.

‘El 97% del Presupuesto del Municipio de Olavarría se volcó a los Gastos Corrientes’, cosa que no es nueva en la gestión de Galli, afirmó la edila. Agregó que al 31 de diciembre, el intendente ya tenía comprometido 700 millones de pesos para el 2020. A la emergencia económica financiera se iba a llegar igual, pese a la pandemia, que habrá adelantado que ocurra, reflexionó. Con 700 millones de pesos, sostuvo, podrían pagarse cuatro meses de salarios. Denunció que continúan sumando trabajadores a la gestión, lejos de ser esto una afrenta a los trabajadores, sino de la gestión, que provoca angustia por no saber cuándo pagan los sueldos o el presentismo. Al igual que a los proveedores.

Ejemplificó que en Políticas de la Discapacidad se erogaron 53 mil pesos en bienes de capital y en Juventud, 25 pesos y se preguntó para qué alcanza eso.

No hubo obras en la Agencia de Inversiones, lo que significa que no se radicó una sola obra que pudiera generar trabajo, afirmó.
Pero si se le pagó $1800000 a Los Palmeras, que todavía no cantaron.
Fue crítica con la baja en la inversión en el área de hidráulica, de la que se ejecutó el 45% de lo presupuestado.

También se preguntó por qué los útiles escolares que se entregaron el año pasado se hicieron por compra directa y a empresas de afuera, que eran más caras que las locales.

La concejal De Bellis mencionó que se se ha pagado más en una obra importante como la del Hospital, debido a que no se planificó bien. Se han iniciado las obras, sin hacerse las adecuaciones en el lugar, como la demolición de lo existente o la adaptación de la fibra óptica, todo esto son mayores costos, porque la empresa que construye está lista, pero no tiene el lugar listo para empezar a trabajar y eso, significa mayores costos, que debe abonar la Comuna. Pidió explicaciones al concejal Mujica por estas ‘desprolijidades’.

De Bellis también denuncia incumplimientos de la Ley de Responsabilidad Fiscal. La adhesión a la norma, consideró, hizo que la Comuna pierda autonomía financiera, por lo que sucede con las finanzas y la administración.

Calificó como ‘histórico’ el pedido de fondos al gobernador Kicillof para poder pagar el sueldo y aguinaldo de los trabajadores este viernes.
De todas formas, dijo De Bellis, se le debe a los proveedores al 1 de julio, 393 millones de pesos, es el 23%, cuando a esta misma altura del año pasado era el 14%.

Finalmente, antes de pedir el rechazo y observación de varios expedientes, la concejal expresó ‘Las finanzas municipales del año 2019, para seguir citando al Intendente Galli, comenzaron a descalabrarse producto de decisiones políticas en favor de garantizar la reelección del Jefe Comunal, con todo llegamos a la conclusión de que la reelección del Intendente la pagaron todos los vecinos y vecinas de Olavarría y, particularmente, los comerciantes quienes soportaron atrasos – también históricos – a sus proveedores’.

‘Quedará en la conciencia de cada uno el por qué aprobarían esta Rendición y deseo que encuentren la solución a estos temas’, finalizó la edila.

Mercedes Landivar – PH Luis Molina

La continuidad del extenso debate estuvo a cargo de la concejal, Mercedes Landívar que afirmó que la Rendición de Cuentas es mostrar qué se ha hecho con la administración de la ciudad. Consideró que los gastos aumentaron más que la inflación. En 2018 y 2019 hubo inflación, pero lo clave del pasado es que fue año electoral. Respecto al área social, la edila mencionó que entre el carné hospitalario y la tarjeta Cabal insumieron 22 millones. El programa NBI tenía presupuestados 25 millones pero se gastaron 41 millones. 40 millones se usaron para asistir personas, sobre todo, durante la Campaña. Diferenció lo sucedido con el mismo período del 2018 en el que se gastaron 4 millones, mientras que el pasado año, se erogaron 20.

Hubo subsidios por más de 3 millones de pesos a instituciones, pero comparando con el 2018 se ejecutaron 1,6 millones. Todo esto, dijo, mientras en campaña el intendente declaraba que por la gestión transparente y ordenada, tenía superávit y autonomía económica, para no depender ni de Nación ni de Provincia. Habló de direccionamiento de dinero a sectores vulnerables no como política pública, sino para ganarle a Federico Aguilera. Para ella Galli sabía que estaba desfinanciando la Comuna.

En Políticas de Género, dijo, no hay grandes gastos. No se financiaron proyectos, capacitación, refugios, inserción laboral y se otorgaron insuficientes subsidios para alquileres. El 75% del gasto fue a sueldos de personal.

En el primer semestre del 2019, dijo, la economía municipal, daba superávit, pero en los seis meses siguientes, los números pasaron a rojo. Se preguntó por los gastos en personal que de diciembre a diciembre se incrementaron en un 53%, sin tener en cuenta la inflación o los aumentos paritarios.

También hizo foco en el área de Comunicación  y Prensa: se gastó más en personal, pero también en  Servicios No Personales (pauta), que se habían presupuestado 11 millones y se erogaron 19.

En cuanto al impuesto a la piedra, Landívar explicó que es casi exclusivo de Olavarría, ya que la mayor parte de los municipios enfrenta los gastos fijos con la Coparticipación al no tener ingresos importantes. En el caso de Olavarría, el derecho de explotación de canteras significa la mitad de los ingresos por coparticipación, que está en el nivel de inversión más bajo de la historia, porque se está destinando a gastos corrientes, cuando debería destinarse a desarrollar el distrito.

‘Nos estamos privando de importantes obras para el casco urbano y localidades’. Agregó que en la rendición hay solo 3 obras en los pueblos, en uno solo, Loma Negra. Para ella, Galli engañó a la ciudadanía haciéndole creer que se preocupaba por ella, cuando en realidad estaba usando los recursos para ganar las elecciones.

La concejal Celeste Arouxet fue quien realizó la ya anticipada critica a los números de la administración Galli durante el año 2019.

La concejal Arouxet mencionó que está imposibilitada de hacer una resolución para mencionar los expedientes que están mal, pero por la cantidad que hay este año, lo que estuvo mal es la gestión.

Mencionó que se incumplió el Pacto Fiscal, ya que en gastos corrientes se creció por encima del IPC. Por otro lado, el ingreso creció al ritmo del IPC, ya que si bien no hubo aumento de tributos, la mayoría de las tasas se pagan en relación con la facturación, que suele crecer al ritmo inflacionario.

En otro orden, la concejal mencionó que hay que fortalecer el control sobre lo que se declara en torno al impuesto a la piedra. Denunció que nunca pudo obtener respuestas en torno a cómo va el cruce de datos entre el ‘punto cero’ del inicio del control a lo usado por las empresas. Explicó que el municipio controla y fiscaliza mal el resto de los tributos, como Seguridad e Higiene.

Denunció que, con control, se podría determinar por qué se le pagó a un abogado categorizado A en el monotributo, la suma de 800 mil pesos.
Fue crítica con el programa NBI y la suba de recursos que hubo 2018, contra 2019, pero la no consecuente suba para el 2020.

Luego dio detalles en torno gastos realizados por el hospital que le resultaron extraños.

En síntesis, pidió que el municipio que genera gastos tributarios, debe tener en cuenta ingresos para respaladarlos.

Concluyó que la Comuna el año pasado invirtió, realmente, el 2%. Se preguntó, alarmada ¿Qué nos espera para este año?

Fue crítica con la redacción de los pliegos de las licitaciones. Mencionó que estuvo viendo en otras comunas que llega a ver hasta 14 oferentes entonces solicitó que se revean cómo se redactan los pliegos, porque debe haber problemas para que no haya tantos oferentes en las licitaciones locales.
Agregó que hay que eficientizar el trabajo en el día a día, porque han nombrados directores que no tienen a cargo personal.

Arouxet solicitó que no se comparen con la gestión de José Eseverri, que no viene al caso medir quién es el menos malo. ‘El intendente tiene que dejarse ayudar, tiene que aceptar el error’. Repasó lo dicho por Ernesto Cladera al momento de rechazar la Rendición de Cuentas 2015. Calificó como ‘desesperante’ la situación, pese a que ya le ha dicho al intendente que va a poder revertirla. Alertó que podría consumirse el patrimonio de la Comuna en uno o dos años, viendolo desde la pandemia, por eso hay que corregir el error. ‘Voy a ayudar al intendente, aunque no se deje ayudar. Lo voy a apoyar hasta el 10 de diciembre de 2023.

La replica oficialista llegó de mano de la concejal Cecilia Krivochen.

La concejal Krivochen recordó lo hecho en obras públicas y mantenimiento de servicios. Se invirtieron más de 1000 millones de pesos, dijo.
Hubo continuidad en el mejoramiento de establecimientos educativos. Repasó cada uno de ellos.

Destacó la obra de cloacas en el Hipólito Yrigoyen, demandada desde hace más de 30 años. También, la inversión en la planta depuradora de residuos cloacales.

Tuvo un párrafo para la nueva planta depuradora de Loma Negra, cuyo servicio se liberó desde el 1 de enero.

Mencionó las obras de gas en la ciudad y la localidades, en lo que es extensión. Dio cuenta de pavimentación y repavimentación de algunas calles, además de obras viales. Hubo limpieza y entubamiento de canales, dijo.

Krivochen sostuvo que la obra del Hospital otorgará un 30% más de camas y destacó que fue otorgada a una empresa local. La edila puso en valor lo realizado luego del cambio de concesión del transporte público urbano.
Agregó que se ha invertido en juegos para parques y plazas y han efectuado una gran cantidad de limpiezas de terreno.

Durante el 2019, dijo, se inauguró la última etapa de la iluminación del Parque Mitre.

Afirmó que fue creciente la inversión en caminos rurales, mas de 100 millones en mantenimiento, entoscado y alcantarillado. Agregó que fue intenso el trabajo con la Mesa Agropecuaria.

Sobre el final de su alocución mencionó algunas anécdotas con vecinos protagonizadas por el intendente, al momento de inaugurar las obras.

Eduardo Rodríguez – PH Luis Molina

El concejal Rodríguez alegó la importancia de tratar la Rendición, más allá de la pandemia. Dijo que el segundo semestre del año pasado fue el peor desde la vuelta de la Democracia en 1983. Agregó que el Ejercicio tiene una muy baja inversión pública, porque el 97% es gasto corriente. Cuando uno dice ‘inversión pública no puede hablar de mantenimiento’. Rodríguez recordó que Mujica estuvo atendiéndolos cuando con Bezzoni (Secretaria de Hacienda) respondieron consultas de los ediles y repudió el doble papel de concejal y funcionario. El derecho de explotación de canteras aumentó el 67% y el ingreso total el 48%, dijo Rodríguez, comparando 2018 y 2019.
Denunció que la gestión se ha transformado en cemento-dependiente y el ejemplo está en que se pagan los salarios, cuando las cementeras abonan la tasa.

Recordó que ellos ya venían advirtiendo el uso de esta tasa para gastos corrientes.

Rodríguez trajo a colación el anuncio del Hospital Veterinario, que se mencionó que iba a ser financiado con el Impuesto a la Piedra.
También, sostuvo Rodríguez, que se llevó a Olavarría a depender de Nación y Provincia para hacer obras y el año pasado estos recursos fueron nada más de 116 millones de pesos. La mala administración municipal y la economía del macrismo es lo que explica la caída de Olavarría, mencionó Rodríguez, que concluye tras lo expuesto por la Secretaria de Hacienda. Recordó que el año pasado el oficialismo hizo campaña defendiendo ese modelo económico.

‘Sabemos que hay proveedores que no trabajan más con la Municipalidad y que serían arrastrados a la quiebra en caso de hacerlo. Pero también hay proveedores de afuera que cobran precios exorbitantes.
Rodríguez mencionó que no están aplicando la tasa por la plusvalía o renta diferencial urbana.

El concejal posó la lupa en lo que tiene que ver con la contratación de consultoría o servicios de asesoramiento externos, teniendo muchos recursos humanos calificados para hacer determinados trabajos.
Afirmó que la recolección de residuos aumentó en 2 puntos la incidencia sobre el total de ingresos. Pidió que haya mayor precisión del dato de por qué, porque se exclama que se ha superado en 90 toneladas la cantidad de residuos generadas, que aumentó en plena crisis económica. Señaló que la concesión de Malvinas vence en el medio del segundo mandato del intendente, pidió que la Oposición sea convocada para trabajar en ello.
También se refirió al nivel de dinero invertido en el Hospital. Afirmó que la salud y el Hospital es patrimonio de todos. Debe observarse mayor prolijidad en los procesos licitatorios para la adquisición de insumos.

Ph: Luis Molina

En cuanto a las delegaciones municipales, Rodríguez reveló que se invirtieron 1,65% del total de ingresos de la Comuna y desglosó los números de lo enviado a cada localidad. Puso como ejemplo que el 94% de lo remitido a Sierra Chica, fue para pagar sueldos. Denunció que no hay presencia activa ni de Secretarios ni del Intendente en los pueblos.
Fue crítico con el dinero destinado al fomento de la Cultura en la misma línea, ya que se destina la mayor parte del dinero a salarios.

Comentarios
Cargando...