Sergio Faifman : “El horno de Barker no va a volver a funcionar”

Sergio Faifman CEO Loma Negra – Foto: “Newlink Argentina”

Lo dijo el CEO de Loma Negra en medio del conflicto de la reducción de la planta de Barker.

En medio del conflicto que se generó en Barker luego de las acciones de Loma Negra para reducir la operatividad de aquella planta, En Línea Noticias diálogo con Sergio Faifman, CEO de Loma Negra. El CEO brindó detalles de la actualidad de la situación y anticipó cuál será el futuro de la planta. “Nunca es agradable hacer un ajuste”, afirmó y luego sostuvo “buscamos alternativas que minimicen el impacto”.

¿Por qué la compañía toma la decisión de la reducción de la Planta en Barker?

La planta de Barker es una planta antigua, que tiene altos costos operativos. El costo fijo de mantenerla operando en de alrededor de $ 500 millones al año, que es una enormidad. El costo operativo adicional de producir cemento allí es mucho mas caro que hacerlo en nuestras otras plantas. Y desde hace tiempo está en un régimen especial que hace, por ejemplo, que el año pasado haya estado inactiva durante 6 meses. Eso se combina con el hecho de que tenemos actualmente un exceso de capacidad de producción y que la demanda de cemento está en niveles por debajo de lo que se había previsto.

¿Éste era el único camino?

El costo económico de sostenerla estaba comprometiendo la sustentabilidad de la compañía. Es una planta cuyo cierre total fue analizado varias veces en la compañía pero siempre se decidió mantenerla para evitar el impacto social de una medida como esa. Nunca es agradable hacer un ajuste. Siempre buscamos alternativas que permitan mantener nuestras operaciones activas. Cuando, como en este caso, llegamos a una instancia en la que los cambios ya no pueden postergarse, buscamos alternativas que minimicen el impacto. Mantener alguna operación activa en la planta es una de esas alternativas.

¿Evaluó la compañía el impacto que iba a tener en la comunidad?

Por supuesto. Estamos en Barker desde hace muchos años y nos sentimos parte de la comunidad. Sabemos que estas cosas tienen impacto y que hay que dialogar mucho para encontrar soluciones aceptables. La reunión que esperamos tener el lunes con representantes sociales está en esa línea. Lo mismo las conversaciones con AOMA en el ámbito del Ministerio de Trabajo de la provincia, que son duras pero que buscan encontrar una solución que contemple las necesidades de todas las partes.

¿Cuáles son las expectativas para la reunión de este lunes?

Queremos contarles nosotros directamente qué estamos haciendo y por qué lo estamos haciendo, ya que hasta ahora la única voz que tenían era la de AOMA. Se han dicho muchas cosas que no son ciertas y nos parece que es mejor manejarnos con la verdad. Y además queremos escucharlos. Que nos cuenten lo que sienten y lo que necesitarían, ya que eso nos ayuda a pensar las soluciones. Es una reunión abierta, con gente que creemos que es representativa, y con el Intendente, para que nadie sospeche de segundas intenciones.

¿Si cambia el contexto económico es posible reconvertir la planta?

El horno de Barker no va a volver a funcionar. Lo que tenemos que lograr es que la planta mantenga alguna actividad de modo que siga siendo una fuente de trabajo alternativa para los barquenses.

¿Desde el Gobierno (Local, provincial y nacional) mostraron preocupación por esta situación?

Si. Tanto el gobierno nacional como la administración de la Gobernadora Vidal se han interesado mucho por el problema y están ayudando a resolverlo. También mantenemos diálogo permanente con el intendente Marini. Lo mas reciente es la intervención del Ministerio de Trabajo de la provincia, que ha abierto una nueva instancia de diálogo que nos parece muy interesante.

Comentarios
Cargando...