Trabajadoras de los medios repudiaron dichos de Ezequiel Galli

El Intendente al referirse a la situación vivida y denunciada por la concejal Arouxet, entre otras cosas, dijo: “hoy está de moda acusar a los hombres de violentos”


En el marco de la ruptura del bloque de concejales de Juntos para el Cambio y los dichos de la concejal Celeste Arouxet sobre el trato que recibió de parte de éste, el Jefe Comunal realizó declaraciones a Radio Olavarría.

Precisamente en ese marco sostuvo: “hoy está de moda acusar a los hombres de violentos” y agregó: “la gente me conoce sabe que no soy violento, que no hubo violencia. En las discusiones uno por ahí levanta el tono, ella también levantó el tono. Discutimos y no nos pusimos de acuerdo.

En ese marco trabajadoras de los medios de comunicación de Olavarría repudiaron sus dichos en un comunicado.

Las trabajadoras de medios de comunicación y afines de Olavarría alertamos sobre las declaraciones del Intendente Ezequiel Galli respecto de la violencia de género.

En la mañana del viernes, consultado en una entrevista radial sobre una discusión que tuvo con una concejala de su espacio político, negó haberla maltratado y lanzó: “Hoy, está de moda acusar a los hombres de violentos”.

Sin pretender hacer consideraciones respecto de ese episodio puntual advertimos que esta expresión da cuenta de su profunda ignorancia y desconocimiento del proceso histórico que se está viviendo en el mundo gracias a la lucha de las mujeres y disidencias, quienes hemos acompañado infinidad de denuncias por violencias de distinta índole.

Catalogar las denuncias contra la violencia machista como “moda” es una manera de desacreditar a las mujeres y desconocer realidades angustiantes que nos afectan individual y colectivamente.

Dicha expresión adquiere mayor gravedad al ser formulada por un Intendente, que al ocupar un rol central del Estado, debería promover la erradicación de la violencia de género en todas sus formas.

Por declaraciones como estas es que reiteramos el pedido urgente de la aplicación de la Ley Micaela en todos los niveles gubernamentales, empezando por los líderes políticos.

La infinidad de denuncias que se han concretado en los últimos años lejos están de parecerse a una moda. Tienen que ver con un proceso de reconocimiento y empoderamiento frente a la dominación que intentan imponernos sistemáticamente

No vamos a permitir que nos sigan silenciado.

Comentarios
Cargando...