“Argentina podría convertirse, a futuro, en exportador de científicos de datos”

La Facultad de Exactas y Naturales de la UBA lanzó su nueva Licenciatura en Datos, que comenzará a dictarse el próximo año. Pablo Groisman, docente e integrante de la nueva propuesta, cuenta las características y perfiles de los futuros graduados, adelanta cómo se articulará con la demanda laboral y científica y destaca la importancia de que surjan más carreras de esta área a nivel nacional.

Contenidos para la web 301060

Agencia CTyS-UNLaM- Los datos parecieran estar por todas partes. En los negocios, en las ciencias, en el mercado, en las tecnologías y en cada aspecto de nuestra vida, incluso cuando no los veamos. El surgimiento de la Big Data, o el análisis de datos masivos, obligó a numerosos campos y disciplinas a reinventarse para responder a demandas prácticamente inexistentes hasta algunos años.

Para dar una respuesta a estos requerimientos, la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales acaba de lanzar su Licenciatura en Datos, que se empezará a dictar desde el próximo año. “Lo que nació hace varios años como un intento de actualizar un plan de estudios, fue derivando hacia la creación de una nueva carrera, que pueda responder mucho más a las necesidades del mundo de hoy”, señaló a la Agencia CTyS-UNLaM Pablo Groisman, doctor en Matemática y docente de la UBA, quien participó de todo el proceso de creación.

La nueva licenciatura, que coexistirá con las ya existentes en la Facultad, se creó a partir del diálogo y el intercambio de cuatro unidades académicas: el Departamento de Matemática, el Departamento de Física, el Departamento de Computación y el Instituto de Cálculo. “Fue una experiencia totalmente innovadora, porque se trata del intercambio entre unidades que tienen saberes muy distintos. De cada uno de estos espacios hubo representantes docentes, graduados y estudiantes”, explicó Groisman, quien también es investigador independiente del CONICET.

¿Qué tipo de perfil van a tener los graduados y graduadas de esta nueva carrera?

Esencialmente, es una carrera que tiene mucha matemática, mucha computación y mucho de datos. La idea es formar graduados que sean sólidos en estos tres aspectos, que tengan fundamentos y habilidades en programación y que entiendan mucho de estadística y datos. Además, la Facultad de Exactas de la UBA tiene un fuerte perfil científico, por lo que buscamos que los estudiantes entren en contacto con esa cultura científica y que sumen conocimientos y herramientas para encarar los problemas, que es el paradigma del método científico. Esto es posible, también, porque van a estar en contacto con docentes-investigadores de distintos campos a lo largo de toda la carrera.

¿Qué ventajas va a suponer esas herramientas en relación al mercado laboral?

Lo que nos proponemos que es que quienes cursen esta carrera puedan insertarse en diferentes ámbitos laborales: sector público, sector privado, empresas, sector productivo, de servicios, etcétera. Incluyendo, también, grupos de investigación académica. Lo que percibimos es que hay una enorme necesidad de recursos humanos con este perfil, ya sea porque hay una gran cantidad de datos a disposición y quieren ver qué se puede hacer con esa información, o porque hay grupos de investigación que tienen gran cantidad de resultados de experimentos y les vendría muy bien egresados formados con este perfil.

¿Y cómo se satisfacía esa demanda, hasta ahora?

Es que no se satisfacía del todo, hay un déficit. Si hablas con esos sectores, te hablan de necesidades no satisfechas. Históricamente, hubo una demanda de profesionales con formación en estadística, por ejemplo. Hay algunas carreras de Estadística en el país y hay profesionales, desde ya, pero la cantidad que hay está muy por debajo de los requerimientos. En ese sentido, esta carrera que propone la UBA tiene un aspecto innovador, porque hace hincapié en la cuestión de los datos. Y lo que esperamos es poder suplir parcialmente eso, generar una buena cantidad de graduados que puedan cubrir esa demanda. Además, supone también otro enfoque para los estudiantes. Hasta ahora, era necesario hacer computación y matemática, por ejemplo, o matemática y física. Es un desafío muy grande, si ya una sola carrera es una enorme demanda, hacer dos es una tarea titánica. Y parece un tanto exagerado formar 12 años para obtener lo que te pide el mercado laboral. Esperamos saldar esa deuda, también.

En esta línea, ¿la carrera podría tener su impacto también a nivel internacional?

Hoy por hoy, Argentina tiene científicos y científicas relevantes en el área, pero tal vez nos falta volumen. Consideramos que es un campo en el que el país podría destacarse. Así como se destaca en software, y los programadores son muy buscados afuera, el país podría convertirse, a futuro, en exportador de científicos de datos, tranquilamente. Pero para eso necesitas formarlos. De hecho, necesitamos no sólo una carrera, sino varias, en todo el país. Actualmente, lo que hay son posgrados en estas temáticas, que le dan otros perfiles. Nuestra carrera tiene un aspecto científico muy fuerte. Eso te indica que podrían generarse otras licenciaturas en Datos con otros tintes, como el aspecto de los negocios, de las Ciencias Sociales, etcétera.

Comentarios
Cargando...