María Reina

Mensaje de las Misioneras del Padre Kolbe


“La Virgen María es Reina y Madre, una madre auténtica, cercana y tierna, que “nunca nos pierde de vista”, ella nos sostiene con amor materno en las pruebas de la vida”.(Papa  Francisco).

El 22 de agosto celebramos a la Santísima Virgen María como Reina. María es Reina por ser Madre de Jesús, Rey del Universo. María, la primera y perfecta discípula de Jesús, la primera y perfecta creyente, modelo de la Iglesia en camino. María abre esta vía de la maternidad de la Iglesia y sostiene siempre su misión materna dirigida a todos los hombres. Es Reina también porque, por voluntad expresa de Dios, tuvo parte excelentísima en la obra de nuestra Redención. En palabras del Papa Francisco, “María la Madre de Dios es también Madre de la Iglesia y a través de la Iglesia es Madre de todos los hombres y de todos los pueblos”.

En palabras deSan Juan Pablo II: “Al Reino del Hijo está plenamente unido el Reino de su Madre. Su Reino y el de ella, no son de este mundo. Pero están enraizados en la historia humana, en la historia de toda la raza humana, por el hecho de que el Hijo de Dios, de la misma sustancia que el Padre, se hizo hombre por el poder del Espíritu Santo en el vientre de María. Y ese reino es definitivamente enraizado en la historia humana a través de la Cruz, al pie de la cual estaba la Madre de Dios como corredentora. Y es en ese evento de la Cruz y María al pie de su Hijo, que el Reino se funda y permanece”. (…) El título de Reina no sustituye al de Madre: su realeza sigue siendo un corolario de su peculiar misión materna, y expresa simplemente el poder que le ha sido conferido para llevar a cabo esta misión. Los cristianos miran con confianza a María Reina, y esto aumenta su abandono filial en Aquella que es madre en el orden de la gracia”.

 Es Reina del cielo y de la tierra, gloriosa y digna Reina del Universo, a quien podemos invocar no solo con el dulce nombre de Madre, sino también con el de Reina, como la saludan en el cielo con alegría y amor los ángeles y todos los santos.

Celebrando  a María  Reina, contemplamos la bondad  y cercanía  de la madre: “El reinado de María es todo bondad. Deseamos  que Ella reine en todos los corazones que viven y vivirán en el futuro”. (San  Maximiliano Kolbe).según San Maximiliano Kolbe

                         (*)  Colaboración desde la ciudad  de Bolívar.

Comentarios
Cargando...