Estudio eseverri desktop movile

Segunda ola: Localidad bonaerense tiene aislado o contagiado a un 66 % de su población


En medio de la segunda ola de Covid en la Argentina, la ciudad de Guaminí está viviendo las semanas más difíciles desde que comenzó la pandemia de coronavirus: en los últimos 15 días, la cabecera abandonó la fase 4 de aislamiento para bajar a la 3 en primer término y, desde el último viernes, a la número 2.

Los números son por demás preocupantes y muestran a las claras la situación que se está viviendo en la localidad: hoy por hoy, un tercio de su población se encuentra contagiado de COVID-19 o bien aislado por contacto estrecho.

La situación de las camas hospitalarias ocupadas también es muy difícil. De acuerdo a los últimos números emitidos por la comuna, son 248 los pacientes activos en la ciudad cabecera, mientras que la cantidad de personas aisladas es de 795.

El total de activos en todo el territorio distrital, que cuenta con cinco localidades y la villa turística Cochicó, asciende a 373 personas.

Es decir, de todos los contagiados, el 66,5% están en Guaminí.

Peor aún. Si se tiene en cuenta que la localidad de Guaminí tiene una población estimada en poco más de 3 mil habitantes, la cuenta es sencilla: entre pacientes que cursan la enfermedad y los aislados por ser contacto estrecho, se encuentra aproximadamente un tercio de la población total de la ciudad. A diario, quienes se encargan del seguimiento de positivos o aislados en sus hogares, tienen que comunicarse con unos 200 hogares de la población, ya que la mayoría de los aislamientos se dan en grupos familiares

.A partir del descenso de fase y con las vigentes medidas impuestas por el gobierno nacional -más la cantidad de vecinos que deben permanecer en sus hogares debido al COVID-19-, es notoria la disminución de la circulación en las calles de la localidad. Esto hace que las autoridades se esperancen de que, en las próximas semanas, esto se traduzca en un descenso de la curva de contagios e internaciones.

Nuevas camas

La preocupante situación de Guaminí no se expresa solo en números o fracciones. El lunes y ante el avance de la enfermedad, en el Hospital Municipal decidieron armar camas nuevas en el sector COVID por temor a que no alcancen las disponibles. Hasta ayer a la tarde, 9 eran los pacientes internados en el sector de cuidados respiratorios, que tiene 14 lugares disponibles. Además, ya son cinco los pacientes que debieron ser derivados a centros de salud de mayor complejidad por el agravamiento de sus cuadros médicos.

Esto representa otra odisea: estos últimos, como tienen obra social, obtuvieron derivaciones a las localidades de Ensenada y Temperley, en el Conurbano Bonaerense, a unos 500 kilómetros de Guaminí. “Durante la primera ola todos los internados que teníamos eran adultos mayores, pero ahora son más jóvenes. De hecho el último fallecido de nuestra localidad tenía 46 años y aunque tenía factores de riesgo, se trataba de una persona muy joven. Hay días que los números nos dejan devastados”, explicó la directora del Hospital Municipal de Guaminí, Yanina Elorriaga. Por otra parte, Elorriaga mencionó que había que volver a los cuidados del año pasado y contó que la angustiaba ver el comportamiento de lo población antes del actual confinamiento estricto por la Fase dos que atraviesa el distrito y por las medidas impuestas por el gobierno Nacional.

Fuente: La Nueva

Comentarios
Cargando...