Tandil: La justicia declinó la acusación contra una joven que se práctico un aborto

El profesional que intervino irá a juicio. Se trata de un resonante caso que ocurrió el año pasado en la ciudad serrana. El médico imputado es conocido como “Doctor Aborto”.


Fuente: El Eco.

Un Juzgado de Garantías de la ciudad de Tandil dictó en las últimas horas el sobreseimiento de una joven que se practicó un aborto con el controvertido médico Germán Cardoso, conocido como “Doctor Aborto”.

Germán Cardoso, ahora, espera un juicio correccional acusado del delito de “aborto con consentimiento de la mujer en concurso real con sustracción de medios de prueba en grado de tentativa”.

A principios de julio del año pasado, cuando el debate por la despenalización del aborto marcaba la agenda política nacional, en la ciudad de Tandil se realizaba un allanamiento en el consultorio del “doctor aborto”, cuando estaba realizando la práctica médica clandestina a una joven que tenía un  embarazo de 16 semanas.

Tras el delicado procedimiento policial, ahora la justicia resolvió la instrucción penal que se había iniciado en torno a los protagonistas.

La joven fue absuelta por el delito, en tanto que el médico afrontará el debate a realizarse en el Juzgado Correccional 1, con fecha a confirmar.

El año pasado el allanamiento llevó varias horas, se secuestró medicación, dinero, aparatos e instrumental médico, que a la postre fueron peritados para determinar si se utilizaban para efectuar abortos clandestinos.

La joven, en tanto,  fue trasladada al Hospital Ramón Santamarina, donde se la examinó y quedó internada en el piso común del área de ginecología. Según el parte médico, estaba estable y lúcida y quedó asentado en el expediente judicial que efectivamente había secuelas de un aborto.

Tal se preveía de acuerdo a lo que marca el Código Penal respecto a la pena en expectativa por el delito endilgado (de 1 a 4 años de prisión), el médico Cardoso recuperó su libertad al día siguiente, tras ser notificado del delito endilgado y negarse a declarar.

Por el hecho, el fiscal Damián Borean le imputó el delito de “Aborto consentido”, figura que contempla una pena en expectativa de uno a cuatro años, lo que resulta excarcelable. Una vez anoticiado de la imputación en su contra, y pasadas las horas, se resolvió la libertad del acusado. Entre las medidas solicitadas, se peticionó que el médico no pueda irse del país, que conforme un domicilio y acuda a la sede de fiscalía al momento de ser citado. Además de continuar procesado por el delito citado, también el ministerio público ordenó que se libren actuaciones al Colegio de Médicos, ente que podrá evaluar y consecuentemente resolver sobre la conducta del matriculado. Incluso se diligenció que se verifique la habilitación del consultorio donde Cardoso trabaja y realizó la práctica abortiva.

Sobre la libertad al médico cuestionado, también se sopesó el estado de salud. Según trascendió, Cardoso es insulino dependiente, lo cual requiere un seguimiento farmacológico, al igual que padecer un colesterol alto.

Ya sustanciada la causa, el fiscal ya había solicitado la elevación a juicio de las actuaciones respecto del imputado German Pablo Cardoso, como así también se pidió el sobreseimiento total de la joven involucrada, cuya situación procesal penal quedó ahora resuelta por el juez José Alberto Moragas.

La acusación al Doctor Aborto

La acusación al médico Germán Cardoso señala que  previo acuerdo y recibiendo la suma de 30 mil pesos, aproximadamente a las 9 del 3 de julio de 2018, en el interior de su consultorio de calle 4 de abril 1188, realizó prácticas abortivas sobre una joven con el consentimiento de ésta. Que así causó a interrupción del embarazo y la consecuente muerte del feto gestado.

Como segundo hecho imputable, se detalló en la acusación que en el interior de dicho consultorio médico,  en circunstancias en que la policía llevaba adelante el allanamiento y secuestro (entre otras cosas, de teléfonos celulares del imputado), el doctor intentó sustraer al menos uno de sus dos teléfonos celulares personales, los que -con su contenido y sus comunicaciones estaban destinados a servir de prueba en la citada causa ante la fiscalía y tribunales competentes y, en ese momento, estaban confiados a la custodia de los mencionados funcionarios policiales intervinientes que debía secuestrarlos en cumplimiento de la orden judicial aludida.

Los hechos que se tienen por demostrados y endilgados a Cardoso, encontraron basamento probatorio en lo aportado por los testigos oportunamente incorporados al expediente, más los informes médicos y demás elementos que oportunamente se secuestraron en el procedimiento en el consultorio.

Comentarios
Cargando...