Tandil y el turismo afectados por la crisis

Según señala un informe elaborado por la Cámara Empresaria y la Facultad de Ciencias Económicas.

Fuente: El Eco de Tandil

La Cámara Empresaria de Tandil y la Facultad de Ciencias Económicas de la Unicen, emitieron un nuevo informe sobre indicadores locales, como viene haciéndolo en los últimos meses. Se trata de un importante instrumento que permite transparentar información y visibilizar datos de la actividad económica local, con el objetivo de producir una mejora en la toma de decisiones y la gestión de los diversos sectores que conforman el aparato económico.

En el reciente informe, uno de los datos que prende las luces de alerta, sobre todo para uno de los sectores de la nueva economía tandilense, es el referido al turismo. Según destacan en el resumen ejecutivo del mismo, “los indicadores turísticos analizados muestran variaciones negativas en el mes de septiembre de 2019. Las tasas de ocupación de habitaciones y plazas, así como el flujo de viajeros recibidos por la ciudad de Tandil, se contrajeron en términos mensuales, interanuales y acumulados. Esto replica lo observado a nivel provincial, mientras que el comportamiento de la demanda turística a nivel nacional presenta ligeras variaciones positivas en dichas variables”.

Tandil tiene entre ocho mil y nueve mil plazas, de modo que no se requiere un gran movimiento de turistas para completarlas, como sí sucede en ciudades como Mar del Plata o Carlos Paz, donde hay arriba de 300 mil. Por tal motivo, no puede tomarse a esta localidad como punto de medición para evaluar cómo está el turismo en el país.

El mes en análisis fue septiembre. Se trató de una de las fechas calendario sin ningún tipo de feriado lo que no alentó el traslado de turismo interno, y no es un dato menor.

Según señala el informe la tasa de ocupación de las habitaciones disponibles en alojamientos locales ascendió a 32,7 por ciento en septiembre, casi 5 puntos porcentuales menos que la observada en el mismo mes de 2018. Esta caída fue más pronunciada en el caso de los establecimientos hoteleros y algo menor en establecimientos parahoteleros.

Si se consideran los primeros nueve meses del año, la ocupación se redujo más de 25 puntos porcentuales en relación al mismo período del año anterior. Se trata de un número importante para la economía diversificada a que apunta el gobierno de Miguel Lunghi hace varios años.

Por otro lado, en septiembre se ocupó el 25 por ciento del total de habitaciones disponibles en otras localidades receptoras de turismo de la provincia de Buenos Aires, valor ligeramente inferior al 26,4 por ciento registrado en septiembre de 2018. En términos acumulados, en los primeros nueve meses del año la ocupación de unidades en la provincia se contrajo 22,5 puntos porcentuales. En síntesis, Tandil presenta valores negativos superiores al del total de la provincia.

A nivel nacional, por el contrario, la tasa de ocupación de habitaciones creció interanualmente en septiembre y alcanzó el 44,6 por ciento. El aumento fue más marcado para alojamientos parahoteleros, mientras que la ocupación en hoteles creció por debajo del promedio. En el acumulado del año, la ocupación de unidades disponibles creció relativamente poco.

Plazas y viajeros

Del total de plazas disponibles en alojamientos turísticos locales, en septiembre se ocupó sólo el 22,8 por ciento. Este valor es menor al observado en septiembre de 2018 que fue de un 26,7 por ciento y promedia las bajas registradas en alojamientos hoteleros y parahoteleros. En los primeros nueve meses del año también se observa una caída en los valores del indicador.

En la provincia, la ocupación de las plazas también se vio reducida en septiembre, al bajar de 20,7 por ciento a 19,2 por ciento entre septiembre de 2018 y 2019. La reducción en la ocupación no varió significativamente según tipo de alojamiento. Finalmente, a nivel nacional la ocupación se mantuvo en valores similares a los de septiembre de 2018, aunque registra niveles muy superiores a los locales y provinciales.

Lo observado en cuanto a ocupación de unidades y plazas tiene su correlato al analizar el flujo de viajeros. En efecto, en septiembre de 2019, Tandil recibió 21,6 por ciento menos turistas que en 2018. Los establecimientos hoteleros vieron mermada su afluencia de turistas un 37,3 por ciento, mientras que la contracción en las cabañas y alojamientos similares fue sólo del 3,5 por ciento. En lo que va del año, la caída acumulada ronda el 12 por ciento.

La variación respecto al período previo muestra un rojo de 2,1 por ciento porque se calcula en base a una serie desestacionalizada; si se analiza la serie original, el número de turistas recibidos en la ciudad en el mes de septiembre es ligeramente superior al del mes de agosto.

Según se puntualiza en el informe, en septiembre la duración promedio de la estadía en Tandil fue de 2,1 días, registro similar al exhibido a nivel nacional (2,3), en ambos casos con un valor algo superior en el caso de alojamientos parahoteleros. La provincia de Buenos Aires posee un mayor valor de este indicador, en tanto promedia 2,8 días (alcanzando los 3,5 días en establecimientos parahoteleros).

Comentarios
Cargando...