Estudio eseverri desktop movile

Un debate necesario y a contramano de estos tiempos

Escribe: Sergio Di Pino.


Por: Sergio Di Pino

Los debates entre candidatos siempre serán necesarios y no existe un mejor ámbito que el de una universidad pública para realizarlos. La propuesta de la Facultad de Ingeniería de la UNICEN, ratificó aquella experiencia pionera del 2019 y dejó abierto el camino para su institucionalización, a partir de un proyecto impulsado por la casa de Altos Estudios con el que se buscará establecer su obligatoriedad a través de una ordenanza. La idea fue bien recibida por el conjunto del arco político y, de concretarse, representará un salto en la calidad institucional de la ciudad.

La posibilidad de extender la iniciativa una elección de medio término, fue  otro gran acierto de las autoridades universitarias. Como pocas veces en la campaña, se habló en clave legislativa y los candidatos a concejales pudieron esbozar sus propuestas específicas para los cargos a los que se postulan.

El predominio de las discusiones nacionales y rol protagónico de dirigentes locales y regionales- algunos que ni siquiera serán candidatos-, se vio reflejado, como nunca, esta semana. En medio de una seguidilla y superposición de visitas de políticos de la primera plana, el debate propuesto desde la universidad devolvió, al menos temporalmente, la centralidad que los temas vecinales y comunitarios supieron tener en otros tiempos.

Lascano se sumó al debate: fue el único espacio político que usó la posibilidad reglamentaria de cambiar de interlocutor en los bloques temáticos.

El primer análisis sobre el contenido de las deliberaciones, marca que cada uno de los candidatos siguió su guión al pie de la letra. En esa planificación, quienes más supieron aprovechar la oportunidad fueron los representantes de “Avanza Libertad”, Celeste Arouxet y Guillermo Lascano (fue el único espacio político que usó la posibilidad reglamentaria de cambiar de interlocutor en los bloques temáticos).

En particular, la actual concejala de “Ahora Olavarría”, enfocó cada una de sus intervenciones en propuestas realizables desde el ámbito del Concejo Deliberante y trató de explicitarlo, cada vez que pudo, para dejar en “offside”  a los demás candidatos: “Estamos en un debate legislativo y estoy analizando el espacio local”/ “vamos a brindar las herramientas que puede dar el ámbito legislativo”, fueron algunas de las frases con los que intentó marcarles la cancha a sus contrincantes.

Celeste Arouxet, la candidata de Espert en Olavarría.

Con esa estrategia discursiva, retomó sus posicionamientos en algunas de las discusiones del HCD y reorientó las críticas hacia la gestión de Ezequiel Galli por su “mala administración” y “desinversión” (de costado también fustigó al Frente de Todos).  En particular, recordó su postura de rechazo en aquella sesión del “tarifazo” en la Tasa del Agua: “los acuerdos políticos, pueden más que la defensa del bolsillo de los olavarrienses” sintetizó.

Desde allí,  supo recapitular algunos de sus proyectos legislativos rechazados por el oficialismo o aquellos que ni siquiera llegaron al recinto (reducción de dietas de los concejales al 50%, un plan de viviendas con fondos afectados o el reciclaje de neumáticos fuera de uso para financiar un programa de formación de deportistas en clubes y asociaciones).

El discurso del oficialismo y una curiosa omisión a la UCR

Bruno Cenizo, el candidato más votado de la PASO en el debate de la FIO.

La presentación de Bruno Cenizo se centró en  ponderar los logros de la gestión del intendente Ezequiel Galli y en articular su tarea legislativa como integrante de “un gran equipo” que busca “mejorar la calidad de vida de los vecinos de Olavarría”.

“No me alcanzaría el tiempo del debate para contarles la cantidad de obras que se comenzaron y terminaron en estos seis años” dijo como carta de presentación. Esa fue su tesitura y de allí no se corrió en ningún momento.

Con esa tónica, utilizó cada uno de sus momentos de exposición para desmenuzar las obras del gobierno municipal o recordar los últimos anuncios del intendente (instalación de un frigorífico con capitales privados, la construcción del Jardín 929, entre otros).

De forma inteligente, disparó contra el Frente de Todos pero por elevación. No le habló a Maximiliano Wesner o a los dirigentes locales del kirchnerismo, sino que apuntó sus críticas a la gestión nacional.  “Siempre vamos a contradecir al gobierno nacional en lo que intenta llevar adelante como una política de Estado que es la platita fácil y el plan social” comparó.

Bruno Cenizo rodeado de otros dirigentes de Juntos, en un descanso del debate de la FIO.

En esa dirección, eligió figuras polémicas del oficialismo como blanco de sus críticas. En especial, la de Aníbal Fernández, a quien calificó como “el político más nefasto y discutido en los últimos 30 años”. Aunque pudo sonar como fuera de eje, el sentido era otro: interpelar al público a partir de una problemática sensible como la inseguridad y buscar la indignación sobre la reacción del Gobierno ante el resultado de las PASO.  Para fortalecer ese mensaje, lo contrastó con los aportes del Municipio para el funcionamiento de la Policía Bonaerense (pago de combustibles, arreglo de vehículos, etc).

Toda la artillería pesada la descargó en el minuto final.  Aprovechó la ventaja de tener la última palabra,  aunque el tinte del debate no había dado margen a cruces en casi todo el evento. En ese momento,  se despachó con un fuerte alegato contra el Frente de Todos.  Utilizó la expresión de “basta” –  uno de los signos distintivos del PRO en la última campaña nacional- y descargó sus cuestionamientos hacia un gobierno nacional y provincial que “atropella las instituciones”. Cada vez que repetía la palabra la palabra “basta”, seguía la denuncia de una situación de “hartazgo”.  Basta de “genera inflación”, “impunidad”, “corrupción”, “jubilaciones privilegiadas”, “planes sociales”, expresó. En el epílogo de su discurso, llamó a la población a “reventar las urnas” y decirles “a los muchachos de La Cámpora” que “en Olavarría no dan un solo paso más”.

Lo más curioso de toda la presentación, diseñada por el gallismo, fue la omisión a la UCR como flamante socio estratégico de la coalición local de Juntos.  No solo porque desistieron de utilizar la posibilidad de intercambiar oradores, a pesar de ser el único espacio político con una integración formal tras las PASO, sino que, peor aún, nunca mencionaron al radicalismo en alguna de las intervenciones.

Fue un error importante y seguramente involuntario. Se olvidaron. Pero como bien advierte el Psicoanálisis, los olvidos suelen ser sintomáticos. En ese caso, porque contradicen lo que otras veces se sobreactúa: las fotos, los actos con los popes de Juntos o las recorridas barriales pautadas con los que se busca simbolizar la unidad.

El descuido no hizo más que exponer lo latente: que la unión proviene de acuerdos marco entre dirigentes nacionales y provinciales.

Construir niveles de confianza entre dirigentes locales que, hasta meses atrás, tenían públicamente posturas muy distintas en sus visiones de ciudad,  llevará un tiempo más profundo que el exigido en el calendario electoral. “Somos todos de Juntos” intentó justificar un funcionario cuando, de forma informal, fue consultado sobre el episodio. Más allá de la explicación,  hay algo insoslayable: la conducción de la UCR no forma parte del gobierno municipal y la exposición e Juntos se centró exclusivamente en una defensa de la gestión del intendente Ezequiel Galli.

El Frente de Todos y la discusión de los dos modelos

Maximiliano Wesner. El Candidato del Frente de Todos aceleró su campaña para mejorar los números de septiembre.

La presentación de Maximiliano Wesner giró en torno a la comparación de dos modelos de país. Desde ese planteo argumentativo, el titular del ANSES destacó las acciones desplegadas por Provincia y Nación en materia económica y sanitaria y ponderó el rol territorial de los dirigentes locales del Frente de Todos.

A Ezequiel Galli, lo alineó constantemente con Mauricio Macri y la ex gobernadora María Eugenia Vidal y desde allí buscó mostrar cómo sus falencias de gestión responden a su concepción ideológica: “Este 14 de noviembre nuevamente está en disputa un modelo de país. Si queremos el endeudamiento y la fuga o un modelo productivo que nos incluya” contrastó, en su minuto de cierre.

Un tramo importante de su exposición, lo dedicó a los sectores productivos y las PyMEs. Mencionó un proyecto legislativo para la creación de un Fondo de infraestructura municipal afectado a la “mejora y mantenimiento en parques industriales” y cuestionó la decisión del intendente Ezequiel Galli de vetar la exención impositiva del 50% en la Tasa de Seguridad e Higiene a PyMES y comercios afectados por la pandemia.

Otro capítulo importante, fue el de la obra pública. “El 91% en Olavarría es financiada con fondos nacionales y provinciales” dijo y alertó que dicha tendencia quedó ratificada con el proyecto de Presupuesto 2022: “Sólo el 6% del presupuesto estará destinado a obras, la mitad del promedio histórico” sostuvo.

En esa dirección, cuestionó el uso que la comuna da a los ingresos obtenidos con el Impuesto a la Piedra: “No podemos seguir rematando las joyas de la abuela para gastos corrientes” alertó.

Un aspecto positivo de su exposición, fue la utilización de gráficos que le sirvieron para reforzar sus argumentos, un recurso que las demás fuerzas políticas no tuvieron en cuenta.

En otros ejes como el de seguridad o la salud, solo pudo mencionar medidas adoptadas a nivel provincial y le costó enfocar sus propuestas hacia el ámbito específico del Concejo Deliberante.

 Andrea Coronel  mostró una agenda barrial y para las localidades rurales

Andrea Coronel, al frente del espacio «Vamos con Vos» de Florencio Randazzo.

La exposición de la representante de “Vamos con Vos” Andrea Coronel,  tuvo el mérito de enfocarse en una agenda propia, referida a problemáticas barriales o de las localidades más alejadas del Partido. 

Más allá de su pertenencia al randazzismo, quedó claro ese origen vecinalista que construyó como dirigente del POT. En el tema viviendas, por ejemplo, propuso avanzar en modelos de autoconstrucción. En cuanto al transporte público, se refirió a la problemática de las localidades rurales y abogó por la creación de un servicio destinado a esos sectores. En salud, planteó la posibilidad de fortalecer los controles generales a niños en los barrios con camiones términos como los que utilizan las empresas para la evaluación de sus trabajadores. 

Como falencia, puede mencionarse la poca viabilidad de sus propuestas desde el plano legislativo, ya que únicamente podrían prosperar con el aval del gobierno municipal.

La izquierda fue fiel a su programa político

Yesica Almeida: “Lo escucho a Wesner hablar de endeudamiento y no puedo creer que tenga la cara de hablar cuando hace dos meses continuamos pagándole al FMI”

Desde el FIT, Yesica Almeida aprovechó su experiencia adquirida en el debate del 2019.  Se la notó mucho más suelta. En cada una de sus intervenciones, desplegó la agenda tradicional de la izquierda, centrada en la defensa de los derechos de los trabajadores, desocupados, los reclamos de género y de las disidencias.

En sus exposiciones, intentó alinear a las dos fuerzas hegemónicas como las dos caras de una misma moneda y posicionar al Frente de Izquierda como la única “opción genuina” para el pueblo trabajador.

Incluso, fue la única candidata que interpeló a sus rivales de forma directa: “Lo escucho a Wesner hablar de endeudamiento y no puedo creer que tenga la cara de hablar cuando hace dos meses continuamos pagándole al FMI”  lanzó.

En otro tramo, cuestionó al gobierno municipal y provincial por la ayuda social: “Fue la comunidad la que da la asistencia que el Estado no brinda. Galli y Robbiani solo asisten a quienes están alineados a sus organizaciones políticas” advirtió.

A modo de conclusión, el debate organizado por la Facultad de Ingeniería brindó un salto de calidad en la discusión de la agenda pública de Olavarría. Su importancia,  no debe medirse en términos de espectadores. Su verdadero aporte es la creación de un espacio plural y democrático para el intercambio de ideas locales y la posibilidad de registrar un material que quedará a disposición de cualquier ciudadano que desee comprender qué se vota y qué proponen los candidatos a nivel local para este domingo.  Un bálsamo entre tanta discusión chabacana y superficial.

Comentarios
Cargando...