Un olavarriense toca con Santaolalla en una gira nacional

590f41e7939ec_large

En una charla con el incansable compositor sobre su estado de salud, la música, el trabajo en el video game “The Last of US 2” y el documental sobre Eric Clapton, Gustavo Santaolalla tuvo conceptos muy elogiosos con el olavarriense Andres Beeuwsaert.

 
En junio se darán dos hechos en simultáneos. Por una lado Santaolalla comenzará la gira por Argentina (recordemos que vive en Los Ángeles) y por el otro saldrá el disco nuevo: “Raconto”.

 

 

-El proyecto y la formación que estás proponiendo en vivo (de acuerdo a lo que pudimos ver en “Encuentro en la Cúpula”), es súper versátil. Pensaba que si tuvieras que poner a un músico por cada instrumento para tocar tu repertorio necesitarías una orquesta sinfónica…

 

-(risas) Ha sido muy bueno buscar y encontrarme con un grupo de músicos como los que tengo. Realmente son de primera por la calidad y la ductilidad que tienen.

 

-Andres Beeuwsaert (piano) demostró varias veces en lo que es capaz de hacer tocando jazz y fusionando el folklore en el grupo Aca Seca Trío.

 

-Totalmente. Soy fan de Aca Seca y es una de las razones por la que lo llamé. De hecho lo conocí por su trabajo en el grupo. No lo conocía personalmente.

 

-Es necesario tener músicos así. Si escuchamos “Camino”, por ejemplo, pasás de tocar hard rock o heavy metal a que suene una quena… fantástico.

 

-(risas), si es cierto. Hay muchos arreglos que estamos tocando que están exclusivamente basados en los arreglos originales de Arco Iris por ejemplo. Es interesante escuchar que mucha de esa música suena hoy sumamente fresca. Una de las cosas que me encanta de este proyecto es que estoy encontrando la atemporalidad de esas canciones. Es lo mejor que le puede pasar a una canción. Levantarse ante la prueba del tiempo y hasta sonar moderna.

 

-Te debe pasar también en las letras.

 

-Claro que sí. Hay paradigmas que siguen siendo actuales y me acompañan aún. Ha sido muy reconfortante para mi volver sobre esas canciones. No vivo ni construí nunca mi carrera en base a regurgitar canciones como “Mañanas campestres”. Me encanta ese tema y lo toco, pero siempre miré para adelante.

 

-¿Qué virtudes le encontrás al paso de los años desde el punto de vista musical?

 

-Reflexionando me doy cuenta de que como intérprete mi registro de voz se ha ampliado y hay una madurez compositiva. Generalmente con la edad pasa al revés. Es muy groso lo que ahora yo le puedo agregar a todas esas canciones y eso es muy gratificante.

 

-Estás en Los Ángeles ¿Cómo recibe la gente allá tu música cuando aparece una quena, una melódica o haces percusión con una maderita?

 

-Si la música está bien y está buena, está todo bien en cualquier parte. Siempre en mi propuesta tuve el interés de reflejar quién era y de dónde venía. La identidad está presente. La quena es nuestra y me encanta reflejarla en mi música.

 

-Tu falta de prejuicios musicales te llevaron a componer música para uno de los video games más vendidos del planeta: “The Last of US”.

 

 

-Me encanta eso. La diversificación. Poder estar involucrado en distintos medios a través de la música. Que la música sirva para muchas cosas.

 

 

-¿En qué olores, colores o paisajes te inspiraste para componer el video game?

 

 

-Lo que pasa es que el creador del juego es un “geniecito”. Neil Druckmann es un capo, tiene una visión muy clara de lo que quiere hacer. Creó un video game que es muy distinto a lo que existía hasta ese momento. Hay gente que llora jugando. Es muy emotivo. Para mi fue una experiencia alucinante porque me dio acceso a un público muy joven. El otro día me escribió uno diciéndome que me conocía por escucharme en la música del juego, pero que me vio personalmente en el programa “Encuentro en la Cúpula” (con Lalo Mir). Me encanta.

 

-Te llamó Eric Clapton para hacer manejar la masica de su documental. ¿Piel de gallina?

 

-Para mí Clapton es fundamental y pilar de mi formación musical. Que me haya elegido para hacer la música de su documental es un gran honor. Lo conocí hace unos meses en Inglaterra y es un tipo divino. Estoy trabajando en eso. Estimo que se publicará este año. Estamos bastante avanzados.

 

-Te doy tres opciones para contestar acerca de tu salud.

 

-jajaja. A ver…

 

-1) Excelente. 2) Tirando. 3) Más o menos.

-(risas) ¡Excelente! ¿El tuyo cómo está?

 

-¡Estoy hablando con vos maestro, mejor imposible!

 

-(risas) Por lo pronto estoy mejor que el país, en relación a esto del 2×1…

 

La gira.”Desandando el camino” es el nombre. Comenzó en diciembre del año pasado en el Teatro Colón de Buenos Aires. Luego seguirá por varios países de Latinoamérica. Lo acompañan Barbarita Palacios, Javier Casalla, Nicolás Rainone, Pablo Gonzalez y Andrés Beeuwsaert.

 

Fotos: gentileza Carolina Maldonado (prensa)
Por Franco Pignol / [email protected]

 

Comentarios
Cargando...