Estudio eseverri desktop movile

Una ola que inquieta, a pesar de la calma

Escribe: Sergio Di Pino.


Escribe: Sergio Di Pino.

El posible arribo de una segunda ola de COVID-19, durante los meses en los que empiece el frío, es un escenario que ya analizan, con seriedad, las autoridades sanitarias locales. Mientras los esfuerzos generales siguen enfocados en conseguir la mayor cantidad de vacunas, recurso aún escaso en el mundo, y en avanzar con la inmunización de los grupos estratégicos, las últimas experiencias registradas, en países de la región, son tomadas como un “preaviso” de lo que puede llegar a ocurrir.

“Estamos muy inquietos por lo complejo de la situación que se ve en países limítrofes, sobre todo en Chile y Brasil” expresó el secretario de Salud municipal, Germán Caputo, ante la consulta realizada por En Línea Noticias para esta columna.

Germán Caputo junto a Ramiro Borzi supervisando los operativos de vacunación en la ciudad.

Aunque la situación epidemiológica local es estable, desde hace semanas, con un promedio de entre 20 y 25 casos por día, alrededor de cien hisopados diarios y un número de internaciones que no presenta grandes variantes,  el funcionario municipal anticipó que se establecieron “mejoras en el recurso humano de distintos servicios como para estar atentos y contener esta nueva ola si es que se llega a dar”.

En Olavarría, la campaña de vacunación superó las 7 mil personas inmunizadas. Es un “ritmo que está dentro de lo esperado”, opinó Germán Caputo.  La semana arrancó, sin embargo, con inconvenientes en la “logística de distribución” de primeras dosis de la vacuna Sputnik V para mayores de 60 años, que obligaron a la postergación de los turnos “por unos días”, según informó la Región Sanitaria lX. La buena noticia, llegó con el arribo de 1200 dosis Sinopharm.  Esa nueva partida, dio continuidad a la inmunización de docentes, el personal sanitario e incorporó a personas mayores de edad, de hasta 59 años, con patologías previas.

Un segundo dato, que encendió las alarmas, fue el registro de los primeros casos de Covid-19 en las burbujas educativas, luego del regreso a las clases presenciales. Al anticipo de En Línea noticias,  sobre el aislamiento de una burbuja del Colegio Santa Teresa de Colonia Hinojo, se sumó una segunda burbuja, en otra institución educativa, según confirmó el propio Germán Caputo: “Estamos en contacto permanente con educación y tenemos un referente médico que maneja ese sistema. Vamos aislando y trabajando en estas burbujas. Lo hemos vivido ya con los geriátricos. Actualmente hay dos burbujas” contó.

Hasta ahora constituyen casos aislados. Pero es necesario tener en cuenta que, el regreso a la actividad presencial de los estudiantes secundarios, un grupo etario más proclive a mantener encuentros sociales, se produjo recién, a fines de esta semana, tras los festejos grupales del UPD. Un minucioso seguimiento a la situación sanitaria, en el contexto educativo – incluido el transporte público- será una de las claves para mantener las bajas cifras de casos y evitar la circulación viral.

UPD en Olavarría

A nivel político y mediático, la eventual segunda ola de contagios, no es un tema que, hoy por hoy, ocupe el centro de la atención en las agendas nacionales, provinciales y locales. Por el contrario, las discusiones  oscilan entre la comparación de las acciones de cada gobierno en sus campañas de vacunación, los coletazos del “vacunatorio VIP”  y los reiterados pedidos de transparencia en el proceso de selección de las personas inoculadas.

Desde provincia, el gobernador Axel Kicillof  repitió esta semana,  hasta el cansancio, el slogan “vacunar, vacunar y vacunar”.  No solo es estrategia sanitaria: constituye su principal arma discursiva para contrarrestar los continuos ataques, de sectores opositores y medios hegemónicos, sobre la transparencia del proceso de vacunación, tal como se vio en la polémica con Beatriz Sarlo. La intelectual terminó por retractarse, ante la Justicia, sobre una supuesta propuesta de inmunización “por debajo de la mesa”, en un hecho que la gestión provincial supo capitalizar en términos políticos y simbólicos.

La transparencia, también fue eje de la primera sesión ordinaria del Concejo Deliberante del periodo 2021. El reclamo para acceder al listado olavarrienses que recibieron la vacuna, en la primera etapa de su implementación, fue abordado a través de dos pedidos de informes, presentados por los concejales Martín Lastape (UCR) y Celeste Arouxet (Radicales en Juntos por el Cambio).

Lastape y Celeste Arouxet presentaron dos pedidos de informes vinculado a la vacunación.

Ambas iniciativas se aprobaron por unanimidad. En su exposición, Lastape calificó de “acertado” el plan estratégico para la vacunación, elaborado inicialmente por el gobierno nacional.  Pero luego recriminó por “los colados” que se saltearon los pasos y no cuadraban en la definición de los grupos prioritarios. Mencionó, de forma genérica, como supuestos beneficiarios,  a funcionarios y gremialistas y recordó que la situación había sido alertada por su espacio, “antes del escándalo nacional por el vacunatorio VIP”. Exceptuó a los intendentes, al Gobernador y al Presidente que “dieron el ejemplo para decir la vacuna es segura” pero apuntó a “la gente que no le correspondía y que fue vacunada”.  Pidió a la Región Sanitaria “listados de los vacunados y los motivos por los que esas personas fueron las primeras en vacunarse”.

En igual sentido, Celeste Arouxet, dijo que el requerimiento, parte de “la consulta de muchos olavarrienses que quieren saber, porque hay muchas dudas” y enfocó el pedido hacia el Departamento Ejecutivo.  Demandó la nómina de todas las personas vacunadas, en especial con un listado del personal municipal, desde empleados hasta políticos, y reclamó que la información “se publique y actualice cada 15 días en el portal de Gobierno Abierto”.

Los proyectos fueron aprobados por unanimidad. En representación del Frente de Todos, Mercedes Landivar, afirmó que “ninguno de los concejales se ha vacunado y ningún funcionario provincial o nacional que no pertenece al sistema de salud se ha vacunado”,  a modo de respuesta a las acusaciones recibidas en redes sociales.

Mercedes Landivar y una respuesta a los bloques radicales por la vacunación.

Mientras ocurren todos estos debates, debemos ser conscientes que la situación sanitaria no está controlada, ni mucho menos. La falsa creencia que lo peor ya pasó, es un peligro que acecha. Aunque las cifras de crecimiento de personas vacunadas son alentadoras, siguen lejanas a la tan anhelada “inmunidad de rebaño”. Falta mucho. El peligro de una segunda ola de contagios, es más que factible y nos obliga a no relajarnos.

Comentarios
Cargando...