Estudio eseverri desktop movile

Ventilación de ambientes, medida clave para evitar contagios en espacios cerrados

“Tiene que haber corriente de aire, nos tiene que molestar, aunque haga frío”, expresó la ministra de Salud, Carla Vizzotti.


La ministra de Salud, Carla Vizzotti, puso énfasis ayer en su participación virtual en la Cámara de Diputados ante la comisión de Acción Social y Salud Pública, en que una de las medidas de cuidado más importantes en el marco de la segunda ola de coronavirus que puede ayudar a bajar los contagios es la ventilación de los ambientes, al punto que el aire resulte incluso molesto.

“Tiene que ser cruzada y constante, no es suficiente abrir la ventana un ratito. Tiene que haber corriente de aire, nos tiene que molestar, aunque haga frío y se vuelen los papeles”, dijo la ministra.

Lo cierto es que desde la cartera de Salud se informa a través de sus redes sociales y su página web cuáles son las distintas vías de transmisión del virus SARS-CoV-2, causante del Covid-19, para dar cuenta de que la renovación del aire es sumamente importante, tanto como usar barbijo y mantener distancia sanitaria.

El coronavirus se contagia por las microgotas que se exhalan al respirar, toser, hablar, gritar, cantar, por otras partículas similares pero más chicas, llamadas aerosoles, que quedan suspendidas en el aire, y por el contacto con superficies contaminadas, si es que luego nos llevamos las manos a la cara, a nariz, ojos y boca.

“Para reducir el riesgo de transmisión por aerosoles, se recomienda sumar la ventilación a todas las medidas de prevención (distanciamiento social, uso de barbijo e higiene de manos)”, señala el ministerio de Salud.

“Los ambientes interiores sin ventilación son los más riesgosos para la transmisión de SARS-CoV-2 mediante aerosoles, ya que los mismos se acumulan aumentando las probabilidades de que se inhale aire con presencia de virus. Por esta razón, la ventilación constante en los ambientes es clave en la prevención del Covid-19. La misma debe ser cruzada para que el aire circule. Abrir puertas y ventanas de manera continua genera un flujo de aire permanente, sin que se acumulen aerosoles, por lo que es mejor que una apertura intermitente (como sería, por ejemplo, abrir 5 minutos cada hora)”, añade el informe.

Sobre los os aires acondicionados tipo split se pone un alerta, ya que “no realizan un recambio de aire con el exterior, por lo tanto, las concentraciones de aerosoles pueden aumentar significativamente en ambientes climatizados por estos equipos”, por lo que “la única forma de lograr una dilución de aerosoles es permitiendo el ingreso de aire del exterior”. (DIB) ACR

Comentarios
Cargando...