26 de marzo: día mundial de Prevención del cáncer de cuello uterino

El Municipio brinda información sobre esta enfermedad, sus causas y modos de prevención.


Cada 26 de marzo se conmemora a nivel mundial el día de concientización sobre cáncer de cuello uterino: el tercer tipo de tumor más frecuente en mujeres en Argentina.

El cáncer de cuello uterino es una enfermedad que consiste en un crecimiento anormal de células tumorales en los tejidos del cuello del útero. Es uno de los pocos que se pueden diagnosticar precozmente, es decir, antes de que la mujer aprecie algún síntoma. Por eso es tan importante cumplir con las revisiones ginecológicas regulares y la realización anual del test de Papanicolau (PAP) y Colposcopia, pruebas sencillas que no producen dolor y duran sólo unos minutos, que permiten el diagnóstico de las lesiones pre-malignas, de tal forma que su tratamiento evita que éstas evolucionen a lesiones invasivas.

Los síntomas a menudo no comienzan sino hasta que un cáncer se torna invasivo y crece hacia el tejido adyacente. Cuando esto ocurre, los síntomas más comunes son: sangrado vaginal anormal, secreción vaginal inusual y/o dolor durante las relaciones sexuales.

La principal causa de este tipo de cáncer es el HPV (Virus del Papiloma Humano), un grupo de más de 150 virus que se transmite generalmente a través de las relaciones sexuales. También se puede contagiar a través del contacto con la piel de persona a persona. En la mayoría de los casos, el virus desaparece solo. Pero si la infección persiste, puede producir lesiones que con los años pueden convertirse en cáncer.

Es un virus muy frecuente: se estima que afecta a 4 de cada 5 personas en algún momento de sus vidas; aunque, como suele ser asintomático, muchas no lo saben.

Prevención

  • Preservativo: Tal como ocurre con otras ITS (infecciones de transmisión sexual), el preservativo usado correctamente reduce en gran medida el riesgo de transmisión del VPH.
  • Vacunación: nuevo esquema: rige desde el 1° de enero de 2024 un nuevo esquema de vacunación, simplificado en una única dosis hasta los 20 años, tanto mujeres como varones. En caso de no haber recibido la vacuna a la edad correspondiente, se aplican dos dosis con diferencia de 6 meses: disponible para mujeres nacidas a partir del año 2000 y varones nacidos a partir del año 2006, que tengan entre 21 y 26 años al momento de la vacunación. Además, se incluye el esquema de vacunación contra el VPH para personas entre 11 y 26 años con inmunocompromiso (personas viviendo con VIH, trasplantadas, lupus y otras enfermedades autoinmunes). En estos casos, se mantiene la vacunación con tres dosis, con un intervalo de dos meses con la primera y de seis meses con la segunda. La vacuna es gratuita y está incluida en el calendario nacional de vacunación.
Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...