Aborto Legal: El Partido Obrero emitió una “Carta Abierta”


Este martes se realizará en Olavarría una concentración, marcha y pañuelazo con motivo del ingreso que se le dará al proyecto que promueve la legalización y despenalización del aborto.

Las actividades en Olavarría se realizarán en el Paseo Jesús Mendía.

El Partido Obrero emitió una carta abierta

Este martes nos volvemos a volcar a las calles de todo el país para marchar por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Es la octava (sí, octava) vez que la Campaña va a presentar un proyecto de ley que busca consagrar nuestro derecho, siete veces cajoneado y tantos años postergado.

Somos cada vez más les que nos movilizamos, debatimos y activamos. Somos cada vez más y nuestro grito es cada vez más fuerte. Nuestra lucha, esta marea verde, es la continuación de una lucha que ya lleva más de cien años.

A contramano, el Congreso, con idéntica composición al año pasado, está en pausa electoral y obstaculiza un nuevo tratamiento del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Sucede que las fuerzas mayoritarias del parlamento (desde Cambiemos hasta el Frente para la Victoria y las distintas alas del peronismo) se preparan para enterrar este derecho en función de sus pactos con el Vaticano y las Iglesias evangélicas. Este régimen pro-clerical es la escollera que intenta frenar la ola verde y disipar nuestras fuerzas.

Cuando hablamos de régimen hablamos de un Estado que es socio de las iglesias que hacen campaña activa contra nuestros derechos. Que apuntala un sistema judicial que mira para otro lado cuando nos violentan, desaparecen y asesinan. Que sostiene el poder económico aplicando el ajuste contra el pueblo y que recorta los presupuestos de educación (educación sexual para decidir) y de salud (anticonceptivos para no abortar). Entonces ¿qué le va a importar nuestro derecho al aborto (legal, seguro y gratuito  para no morir)?

¿Qué esperanza podemos tener en los partidos que tienen entre sus filas a Estela “qué-pasa-cuando-una-perrita-queda-embarazada?” Regidor o a Lilita “era-un-orgullo-entregar-la-virginidad-al-obispo” Carrió? Claramente nada bueno para las mujeres y las mayorías populares. ¿Podemos esperar algo de un Fernández que ya se apuró en decirle a los medios que no hay necesidad de avanzar con el debate por el aborto porque divide mucho? Siguió la línea de CFK que llamó a “unir” nuestros pañuelos verdes con los pañuelos celestes (lo que significa deponer nuestra lucha) y que durante doce años años de gobierno se excusó en que la sociedad no estaba preparada para debatir sobre el aborto.

Además de su rechazo al Aborto Legal los une también una agenda de ajuste contra el pueblo: todos seguirán pagando al FMI, y por lo tanto ajustando. Las perspectivas de los partidos tradicionales son tristísimas y sin embargo en unos meses tenemos que votar. Solo el Frente de Izquierda plantea la defensa integral de los derechos de las mujeres y las mayorías populares.

No podemos depositar nuestra confianza en los dinosaurios del Senado ni en la justicia que nos deja morir todos los días; tampoco en un recambio electoral. Debemos confiar en nosotres y en nuestras fuerzas: la marea verde se puede llevar puesta la escollera de este régimen patriarcal, capitalista y clerical.

El camino es seguir reclamando en las calles. Desde el Plenario de Trabajadoras, la agrupación que integro junto a mis compañeras del Partido Obrero, planteamos que una Consulta Popular Vinculante es un recurso para fortalecer la agitación callejera y enfrentar la avanzada de las iglesias. Este planteo coloca la lucha por el aborto legal en manos de les luchadores, que podremos valernos de la Consulta Popular para conquistar nuevas voluntades en defensa de las mujeres y las clases populares, derribando los prejuicios, la resignación y la prédica fascista. Así lo lograron las compañeras de Irlanda el año pasado. La única derrota que tiene que preocuparnos es el aborto clandestino que continúa en la vida de las mujeres más pobres de nuestro país.

Este 28 (desde las 16 hs. en el Paseo Jesús Mendía) y el próximo 3 de Junio en un nuevo #NiUnaMenos, volveremos a mostrar que esta lucha sigue. Organicemos la lucha callejera para conseguir una Consulta Popular Vinculante por el Aborto Legal. Venzamos el lobby clerical: que la Ola Verde pase por arriba de esta escollera y será ley.

Comentarios
Cargando...