Ahora / Encuentran vainas de calibre 22 en la vivienda incendiada y derrumbada

La Policía Científica volvió al lugar y siguen confirmando la hipótesis principal de la Fiscal. Los detalles.

 

Luego de la decisión de la Fiscal Viviana Beytía, tras recibir informes de autopsia, de recaratular los hechos sucedidos en Pelegrino casi Piedras como Homicidio Agravado, este domingo volvieron a la escena del crimen personal de Bomberos y efectivos de la Policía Científica de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

Poco antes de las 10 horas en el lugar se montó un cordón policial para preservar el trabajo de los bomberos y los peritos y con la posibilidad cierta de resguardar cualquier otro elemento de prueba que pudiese aparecer en esta segunda etapa del trabajo de los investigadores.

El viernes pasado en horas de la madrugada, considera la Justicia que Edgardo Ríos ejecutó a balazos a su pareja y a los dos hijos que tenía con ésta y luego provocó un incendio que terminó con explosiones y derrumbes.

En Línea Noticias pudo saber que luego del hecho, el mismo viernes, los investigadores secuestraron en la vivienda un arma de fuego y en los últimos allanamientos pudieron secuestrar también una carabina, que estaba en poder del imputado.

En tanto con el regreso de los investigadores al lugar siguieron apareciendo elementos de prueba.

Fue así como este domingo en la vivienda derrumbada  encontraron vainas de un arma calibre 22.

Por otro lado la Justicia considera que  Edgardo Ríos mató a la familia y luego roció con combustible toda la casa. En el lugar funcionaba un taller mecánico por lo que había una importante cantidad de elementos de alta combustión.

Al mismo tiempo supo En Línea Noticias que no se descarta que el cuerpo de las tres víctimas también haya sido rociado con combustible.

En las tareas realizadas este domingo también trabajó una grúa que retiró el Ford Falcon que se encontraba en la vivienda al momento del siniestro.

[ngg_images source=”galleries” container_ids=”84″ display_type=”photocrati-nextgen_basic_thumbnails” override_thumbnail_settings=”0″ thumbnail_width=”240″ thumbnail_height=”160″ thumbnail_crop=”1″ images_per_page=”20″ number_of_columns=”0″ ajax_pagination=”0″ show_all_in_lightbox=”0″ use_imagebrowser_effect=”0″ show_slideshow_link=”0″ slideshow_link_text=”[Mostrar presentación de diapositivas]” order_by=”sortorder” order_direction=”ASC” returns=”included” maximum_entity_count=”500″]

Aquella madrugada murieron Verónica Montenegro (31), Ezequiel Rios (8) y Jazmin Rios (11).

Si bien las especulaciones surgieron desde el minuto uno de haber sucedido el hecho, en las últimas horas la Justicia confirmó – gracias a la autopsia – que  “Los tres cuerpos presentaban orificios de disparos de arma de fuego”.

Las mismas fuentes dieron cuenta que Verónica Montenegro presentaba un disparo en la nuca, Ezequiel Ríos un disparo en la frente y Jazmín Ríos tres disparos en el pecho.

Por eso la Fiscal Viviana Beytía ordenó la inmediata detención de Edgardo Ríos, el único sobreviviente del hecho a quien lo acusó de Triple Homicidio Agravado. En tanto la Fiscal imputó y aprehendió por el delito de “Encubrimiento Agravado” a un hermano de Ríos. A éste se le secuestró una carabina cuando la policía llegó a su vivienda con el objetivo de concretar un allanamiento.

Comentarios
Cargando...