Estudio eseverri desktop movile

Anticipo | Causa Hermanos Cairo: Al menos dos olavarrienses detenidos después de meses de investigación

La Justicia Federal con asiento en la ciudad de Azul no brindó ni brindará precisiones acerca de los avances de la investigación. Se desconoce la identidad de los detenidos aunque se indicó que ya están cumplimentando los trámites correspondientes.

Foto: Archivo

Este miércoles En Línea Noticias pudo confirmar que hay, al menos, dos olavarrrienses detenidos en el marco de una extensa investigación sobre comercialización de estupefacientes y lavado de dinero que lideraban los hermanos Cairo.

Varios voceros coincidieron en confirmar la novedad al tiempo que fue infructuoso, como siempre, acceder a mayores precisiones debido a que la Justicia Federal con asiento en Azul no brinda detalles ni de los operativos como así tampoco de las identidades de los detenidos.

Esta causa se manejó desde el inicio con muchísimo hermetismo aunque este miércoles algunos de los voceros confiables consultados indicaron que no se descarta que en las próximas horas se avance en más en detenciones o imputaciones en el marco de la causa que investiga el Juez Federal de Azul, doctor Martín Bava.

Esta resonante investigación tuvo su mayor punto de exposición publica en el mes de noviembre de 2018 cuando se realizaron innumerable cantidad de allanamientos en distintos puntos de la ciudad, localidades e incluso en la vecina ciudad de Azul.

En el año 2018 se ubicaba a los hermanos Marcos y Pablo Cairo como lideres de una banda que se dedicaba a la comercialización de estupefacientes y posterior lavado de dinero mediante la compra y venta de propiedades inmobiliarias.

Con las detenciones que se produjeron en las últimas horas la causa suma más de media docena de detenidos e imputados.

Se leía en la acusación del año 2018 que la banda operaba en Olavarría, al menos desde agosto de 2014 y en palabras de la acusación los integrantes para llevar adelante la maniobra delictiva contaban con “un esquema en el recibiría los pedidos de los clientes de forma telefónica y de modo delivery o al menudeo se entregaría el material estupefaciente a los clientes”.

Una de las principales pruebas, con semiplena prueba existente, es que con el dinero que se obtenía producto de la venta de estupefacientes los  involucrados realizaban operaciones comerciales mediante la compra de inmuebles y vehículos, algo que también consta en el expediente judicial.

Comentarios
Cargando...