Estudio eseverri desktop movile

Anticipo | Conte Grand presentó denuncia y pedido de juicio político contra el Fiscal Rubén Rivero

Tras la denuncia se realizó una primera audiencia el 5 de octubre. Rivero está suspendido como Fiscal aunque no fue removido del cargo. Para el Procurador, Ruben Rivero «perdió las condiciones para permanecer en su cargo, pues si no puede estar en juicio como acusado, tampoco lo puede estar como acusador».

Foto: El Popular

El pasado 5 de octubre de manera telemática se realizó una audiencia del Jurado de Enjuiciamiento donde se dio vía libre a una denuncia presentada por el Procurador General de la Provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand contra el titular de la Unidad Funcional de Instrucción N° 4 de Olavarría, doctor Rubén Rivero.

El doctor Julio Conte Grand denunció sobre el Fiscal Rivero que éste: «perdió la idoneidad que la constitución y las leyes determinan para el ejercicio del cargo, hechos incompatibles con la dignidad y austeridad que el mismo impone y defección de la buena conducta que exige la Carta Magna para el desempeño de su labor».

Conte Grand en su denuncia se remonta a la imputación que pesa sobre el Fiscal Rubén Rivero quien poco después de asumir la Magistratura en Olavarría fue acusado de «abuso sexual intimidatorio por relación de poder».

Hay que recordar que, precisamente por esa imputación, el 5 de julio de 2010 el Jurado de Enjuiciamiento hizo lugar a pedidos formulados y determinó la suspensión del Fiscal para que éste «fuera juzgado como cualquier habitante de la provincia de Buenos Aires».

Precisamente la nueva denuncia de juicio político está fundada precisamente en la causa penal que se está ventilando en el Juzgado Correccional N° 2 con asiento en la ciudad de Azul. Según el Procurador General desde el año 2009 a la fecha «se agregaron innumerables constancias de los padecimientos psiquiátricos y físicos que aquejan» al doctor Rubén Rivero.

Además el Procurador le reprocha al suspendido Fiscal que «durante años alegó que su estado psíquico lo incapacitaba para estar a derecho y ejercer su defensa; que cada situación de tensión le habría causado violentos brotes paranoicos e incluso debió ser sometido a internación por presuntos intentos de suicidio».

Esos y otros argumentos le permiten con contundencia al Dr. Julio Conte Grand afirmar que Rivero: «perdió las condiciones para permanecer en su cargo, pues si no puede estar en juicio como acusado, tampoco lo puede estar como acusador».

Dicha renuncia fue analizada por los miembros del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios que fuera convocado en el marco del expediente 516/19 caratulado «Rivero Rubén Ariel, titular de la UFI N° 4 de Olavarría, s/ Procurador General de la Provincia de Buenos Aires. Denuncia».

Los miembros de dicho jurado son los legisladores Maximiliano Abad, Ismael Santiago Passaglia, Micaela Morán, María Eugenia Brizzi y Valentín Miranda. A estos se les suman los conjueces abogados Gerardo Arturo Yriart, Hugo Ruben Galderisi, Ramiro Pérez Duhalde, Pedro Trotta y Andrés Blas Román.

Estos resolvieron «declarar que los hechos que motivan la denuncia contra el Fiscal a cargo de la UFI N° 4 de Olavarría integran la competencia del Tribunal» de acuerdo con lo que establece el Art. 27 de la Ley 13.661.

Los integrantes del Jurado de Enjuiciamiento solicitan al Juzgado Correccional N° 2 de Azul, donde se tramita la causa penal contra Rivero, que remita copia de la misma.

En este sentido los miembros del Jurado de Enjuiciamiento se dispone que una vez que se cumpla con la remisión de la causa se deberá dar traslado a la Procuración y la Comisión Bicameral de Enjuiciamiento para que estos organismos acepten tomar parte del proceso en el rol de acusador.

Detalles de la denuncia penal.

En febrero del año pasado el Fiscal Rubén Rivero, quien por algún tiempo estuvo al frente la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N° 4 de Olavarría, quedaba en condiciones de ser sometido a juicio oral y público por los hechos denunciados en nuestra ciudad y que determinaron su suspensión del cargo.

La causa contra Rubén Rivero, que está al borde de la prescripción por el tiempo transcurrido, fue elevada a Juicio por el Tribunal de Casación, una sala distinta a la que antes había beneficiado al funcionario. La Sala que resolvió es la que integran Daniel Carral, Ricardo Maidana y Carlos Angel Natiello.

Carral votó como los jueces anteriores: insistió con la prescripción, en favor de Rivero. Pero su colega Ricardo Maidana no se detuvo en la cuestión del tiempo, sino que usó contra el acusado aquello que le permitió obtener tantos beneficios: su condición de fiscal.

¿Qué dijo Maidana? Recordó que la ley prevé que los plazos de prescripción no corren igual para los funcionarios. “Se debe aplicar la suspensión del curso de la prescripción por la condición de funcionario público del imputado”, escribió. “El hecho atribuido aconteció cuando el acusado revestía el cargo de fiscal . Y de las particularidades del proceso se desprenden signos evidentes y datos objetivos que permiten considerar que a partir de su condición funcional ha ejercido influencia en perjuicio del ejercicio de la acción penal que se dirige en su contra”, indicó. Su colega Natiello votó en el mismo sentido y así, por 2 votos a 1, Rivero quedó ahora obligado air a juicio oral por el abuso sexual denunciado hace 9 años.

A Rivero le queda una escapatoria: renunciar a su cargo de fiscal y exigir que se le declare la prescripción por el tiempo transcurrido, como a cualquier civil.

¿De qué se lo acusa a Rivero en lo Penal?

Según consta en la denuncia penal el Fiscal Rubén Rivero habría tocado inapropiadamente a la denunciante quien al momento de los hechos tenía 16 años. Los hechos denunciados sucedieron el 1 de septiembre de 2009 en Olavarría.

Ese día, dice la denuncia, Rivero había contratado a la joven para hacer tareas domésticas los días hábiles de 15.30 a 19 horas en su domicilio particular en la ciudad de Olavarría.

Allí se suceden una serie de relatos en donde los testimonios ubican a Rivero en la habitación de su domicilio con la joven y obligando a ésta que lo besara mientras la obligaba a sentarla en su falda.

Comentarios
Cargando...