Apunta a la delegada de Recalde: Una mujer cuenta el calvario que vivió tras una falsa denuncia

Una mujer que vive en Recalde, madre de cuatro hijos, tres están con ella en la localidad y uno con el padre en Olavarría le contó a la periodista Claudia Bilbao (Desayuno con Noticias) el calvario que le tocó vivir con dos de sus hijas, tras una falsa denuncia por la que se la acusaba de haber prostituido a su hija a cambio de mercadería. El caso que ya había sido anticipado por En Línea Noticias muestra ahora el crudo testimonio que tuvo que vivir una familia de Recalde.

La mujer se llama Débora y contó cómo comenzó una pesadilla que marcará ´para siempre su vida y la de sus hijas. “A mí me llaman un jueves a la mañana del Servicio Local, donde me dicen que tenían una denuncia hacia mi persona por las nenas que tengo yo a cargo; le digo que no puedo concurrir ese día porque estoy a cien kilómetros de la ciudad.”

“Me citan para el lunes primero de marzo, no esperaron, hasta el día que yo fuera que yo no tenía ningún problema en ir y me cae un allanamiento con la Policía Federal y Servicio Local el viernes siguiente a esa llamada. La señorita Carolina del Servicio Local, me dice constantemente que yo “había entregado a mis hijas a un hombre, que las había prostituido que había dejado que fueran abusadas. Yo le digo continuamente que no, que eso no había sido,” relató angustiada.

En su relato, la mujer contó que les dijo a quienes allanaban su casa, “que si él había abusado, que me dijeran, por favor, que yo no tenía idea de toda esta situación. Obviamente yo ya estaba apartada de las nena, las habían puesto en una pieza, yo no las pude ver ni siquiera para decirle: ¿hija, estás bien? ¿Te pasó algo, decime?.

Sobre el procedimiento, Débora señaló que, “el allanamiento fue a las 7:30 de la tarde y duró hasta la 1 de la mañana, buscaban cosas sexuales, revisaron la cama, como si la nena hubiese tenido relaciones sexuales, ahí le sacaron la ropa a las nenas que por cierto le pusieron ropa sucia y después cuando van al hospital a revisar a las nenas, le hacen ver que las nenas estaban en malas condiciones con ropa sucia cuando ellas mismas le habían puesto ropas de malas condiciones, además las nenas estaban jugando afuera con lo que lleva a jugar afuera, en el campo, no nos olvidemos que es diferente aca, totalmente diferente, jugar en la ciudad es en el cemento. Acá, que estás con animales continuamente, con perros, con tierra.”

La mujer continuó contando que, a las nenas “las cargaron en un auto y se las llevaron y también se llevaron al bebé que tiene un año y ocho meses. Desde ese día no los pude ver mas hasta el 19 de marzo. A los chicos los cuidó y los protegió mi mamá, gracias a dios.”

“Me acusaban de prostituir a mi hija de 14 años a cambio de mercadería.”

Debora

En su relato la mujer señaló que, “nos presentamos con mi pareja actual en el Servicio Local por voluntad propia y a ellos lo único que les preocupaba era porque yo tenía a un abogado penalista, “seguro que sos culpable por eso buscas a ese abogado”, me decían.

“Nosotros el sábado después del allanamiento fuimos a pedirle ayuda a la delegada, la delegada nos dijo que no nos iba a ayudar porque ella estaba en contra del abuso sexual de menores. Obviamente a todo el mundo le digo pero yo no soy culpable, le digo yo no tengo nada que ver con eso.”

“Así y todo me dijo: pero yo estoy en contra el abuso, así que de mí no esperes nada, yo no te voy a apoyar. Entonces le digo: yo no te estoy pidiendo apoyo, pero ayúdame a conseguir un abogado a ver cómo soluciono esto, cómo hago para para llegar a mis hijas.”

En ese sentido Débora dijo que, “lamentablemente las expusieron a pericias psicológicas con todo lo que eso lleva donde las nenas hoy día se ven traumadas por eso, porque a mí me dice la más chiquita: “vos me decías que no tenía que dejar que me tocara nunca nadie. El doctor me tocó, me vio.” Y yo de dije: “Hija, pero ese fue un doctor”, la verdad que las nenas están muy traumadas.”

“Nosotros terminó todo esto terminó el día 18, como decía la perimetral el 19 yo las busco y a nosotros nadie nos preguntó cómo hicimos para buscar las nenas, si teníamos para traerlas, si veníamos a dedo, si teníamos algo para ofrecerle a las nenas.”

“No tuvieron ayuda psicológica de ningún tipo. Hasta el día de hoy Servicio Local, ni siquiera ha llamado para preguntar si están bien. Cuando supuestamente ellos nos decían a nosotros que: estamos para cuidarla señora, que nosotros estamos cuidando a sus hijos.”

Finalmente ante la llegada a Recalde la mujer señaló que, “la escuela ni siquiera estaba avisada, que las niñas habían venido a Recalde yo la llevé a la escuela. Tengo que agradecer muchísimo a la escuela primaria y secundaria, la verdad que ya se encontraron con todo este caso y han actuado a favor de mis hijas, han estado presente totalmente en las nenas desde la asistente social, las directoras todo han estado todo el tiempo apoyando a las nenas. Es más han hecho de psicóloga de mis nenas en este momento para contenerlas, porque nadie se ha hecho presente ni desde el municipio ni del Servicio Local para ayudar a las nenas.”

“Nosotros estamos solos, no tenemos a nadie. Nos acabamos de enterar que el número de la llamada de la denuncia fue el 499100, osea que fue la delegada la que hizo esta falsa denuncia. Así que imaginate que ni siquiera le podemos pedir ayuda al referente del pueblo que hizo esta denuncia falsa.”


“Yo quiero justicia, pero no por mí ni por mi marido, yo quiero justicia por mis hijas, porque el trauma que acaban de vivir mis tres hijos sobre todo las dos nenas, no se lo van a olvidar nunca y Justicia por Enrique también porque es una persona de 65 años, que la verdad que lo único que hizo fue demostrarle, cariño a mis hijas y no se puede creer cómo una mente tan retorcida como la de esta persona, pudo haber hecho tanta maldad y algo perverso en el cariño, que tiene una familia, una persona mayor que acaba de ser viudo, es increíble.”


Por último Debora afirmó que, “es un pueblo muy chico donde cada paso que das conforme a la delegada, la persona que supuestamente nos cuidaba, yo le suplico por favor al intendente que nos entreviste, que entienda que hay tres chicos, tres menores chiquitos que están sufriendo, sufren el ir a la escuela, sufren la mirada del otro, sufren las redes sociales, con lo que eso conlleva hoy en día para una criatura más que nada, mi hija que es adolescente donde fue escrachada por todos lados junto a su mamá.”

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...