Cómo funcionan las nuevas barreras motorizadas: instalarán dos más en la Ciudad

El cruce ferroviario de la avenida Trabajadores pasará en pocos días de no tener barrera a tener una de última tecnología para la Ciudad. Se trata de una barrera motorizada que la empresa Ferrosur Roca instaló con una inversión que supera el medio millón de pesos. 

El jefe de ingeniería de infraestructura de la empresa Juan Pagella y el encargado del área de señalamiento Juan Daglio, explicaron el completo funcionamiento del sistema, que está siendo instalado en el cruce con la avenida Avellaneda y, según adelantaron, el año desarrollarán sobre Pueyrredón.



Se trata de una barrera motorizada con un telecomando a control remoto que también puede ser activada de forma manual. “El sistema está preparado para manejarse a modo local o a distancia. La idea es que se maneje a distancia desde el patio de operaciones que va a estar en el centro de la playa ferroviaria”, detalló Daglio, y agregó que faltan pocos detalles para ponerla en funcionamiento.

Los operadores monitorearán el tránsito vehicular y ferroviario sobre el paso a nivel a través de cámaras que funcionan las 24 horas: “El maquinista entonces cuado el tren se va a acercando le pide autorización al jefe de operaciones, quien aprieta un botón y baja la barrera”, continuó el especialista. El sistema de ahí en más funciona como una barrera automática. Tiene un woof ferroviario que durante seis segundos emite señales sonoras y lumínicas y baja dos brazos articulados que protegen el paso a nivel. 



La novedad también radica en el semáforo sobre la vía “para el tren. Cuando están las barreras levantadas está en rojo y significa que no puede pasar y cuando los brazos bajan se ponen en color azul. Le indican al maquinista que el paso nivel está protegido y a su vez el jefe de operaciones que está en el patio le indica que avance”, adelantaron los especialistas. “Una vez que el tren pasó, desde el centro de operaciones suben la barrera”, contaron.

El sistema va enlazado por el aire y en el momento que la barrera se activa las cámaras de Ferrosur comienzan a grabar automáticamente para registrar el paso del tren. En caso de corte de energía se alimenta de cuatro baterías y tiene control local. “Si se corta el enlace por cualquier problema, pueden venir a accionarla de modo local y hace exactamente lo mismo”, sostuvieron los expertos.



El diseño de la barrera fue desarrollado por Ferrosur en conjunto con la Universidad Nacional de Sur. Según señaló Juan Pagella, es un prototipo que se está aplicando por primera vez en Olavarría pero que hace alrededor de cinco años funciona en Bahía Blanca. 

“La idea es tratar de proteger y brindar más seguridad, no es reemplazar las manuales, por lo menos en esta primera etapa. Se trata más que nada de incorporarlas por eso se empezó a instalar en la avenida Avellaneda” indicó el ingeniero.”Esta semana se está iniciando el montaje. Sobre el año que viene posiblemente estaríamos sobre Pueyrredon. Esa es la idea más inmediata”, adelantó.

Por último, los especialistas señalaron que cada paso nivel vale 600 mil pesos y que están a la espera de tres luminarias para una mejor visualización a través de las cámaras de seguridad. También destacaron la intervención del Municipio, que la semana pasada aplicó tachas refractarias y limitatorias en el lugar.




Comentarios
Cargando...