Azul: Con “salidas transitorias” un olavarriense lideraba una banda de comercialización de estupefacientes

El Fiscal Lucas Moyano está al frente de la investigación. Se cree que el olavarriense recibía la ganancia de las ventas mediante la utilización de billeteras virtuales.


Fuente: Diario El Tiempo

Un olavarriense que gozaba del beneficio de salidas transitorias está sindicado de ser el líder de una banda dedicada a la comercialización de estupefacientes en la ciudad de Azul. Se trata de Lucas Rodrigo Bahía Gutiérrez cuya vivienda en Olavarría fue allanada la semana pasada.

En la investigación que encabeza el doctor Lucas Moyano, titular de la UFI N° 22 de Azul, están sindicados tres hombres, entre ellos Bahía. Ahora están todos presos.

Además de Bahía Gutiérrez se encuentra ahora detenidos Thomas Emiliano Crisafulli, de 25 años de edad y Farid Julio Alfredo Toledo (25).

Para el Fiscal Moyano los tres detenidos, liderados por el olavarriense, son parte de una banda que se dedicaba a vender estupefacientes al menudeo, accionar que había comenzado a quedar al descubierto cuando en octubre pasado fueron arrestados en Azul dos imputados más que tiene esta investigación penal.

Bahía Gutiérrez estaba preso en Azul aunque cuando gozaba de las salidas transitorias dormía y pasaba tiempo en sus vivienda en nuestra ciudad, precisamente la casa allanada.

El jueves todos los acusados fueron indagados en sede judicial y optaron por negarse a declarar por los ilícitos relacionados con esta infracción a la Ley 23.737 que les imputan.

Bahía Gutiérrez, quien es señalado como el líder de la organización criminal, figura acusado del delito de comercialización de estupefacientes en dosis fraccionadas destinadas al consumidor.

Esa imputación es en carácter de “coautor”, al igual que sucede con uno de los dos azuleños que el 14 de octubre pasado había sido detenido en el marco de esta misma Investigación Penal Preparatoria, que sigue preso y se llama Lisandro Manuel Saizar, alias “Tomate”.

En tanto, Crisafulli y Toledo son señalados como “partícipes necesarios” del referido delito; al igual que sucede con el otro azuleño que fuera arrestado hace siete meses junto con Saizar, quien en ese entonces había sido identificado como Leonardo Ezequiel Lirio.

Una organización y los distintos roles

Una investigación iniciada en agosto de 2020 es la que ahora tiene privados de la libertad a los imputados por esta infracción a la ley de estupefacientes.

Según lo señalado por voceros policiales allegados a esta pesquisa, estando preso en la Unidad 7 de Azul Bahía Gutiérrez, a través de diferentes contactos que poseía, “se ocupaba de comandar una organización de comercio de drogas, empleando el sistema de billeteras virtuales para hacerse del dinero” que era obtenido por el referido accionar delictivo, el cual incluía que los estupefacientes se vendieran al menudeo bajo la modalidad conocida como “delivery”.

Desde la Acusación se sostiene que estando en el penal Bahía Gutiérrez “le proveía de material estupefaciente -cocaína y marihuana-, a cambio de una cierta suma de dinero, a Lisandro Saizar”, uno de los azuleños que fuera detenido ese ya referido 14 de octubre del año anterior.

También se ha podido establecer que la plata recaudada por la venta de drogas después Saizar se la entregaba a una persona allegada al considerado líder de esta organización delictiva. Y que en otras oportunidades “Tomate” transfería las sumas de dinero “mediante billetera virtual de Mercado Pago” o a la cuenta de un banco que estaba a nombre del referido recluso.

Las pesquisas han servido para identificar a una de las personas que se encargaba de hacerle llegar la droga a Saizar, quien por esa tarea también era remunerada con sumas que en algunos casos “ascendían a diez mil pesos”, se menciona en las actuaciones penales.

Quienes recogían la droga que después le era entregada a Saizar, para posteriormente comercializarla a través de diferentes punteros, accedían al lugar donde la misma estaba “mediante geolocalizaciones”, se indica también en la causa.

La ruta de lo que era esta comercialización de estupefacientes al menudeo implicaba que parte de esa droga -específicamente lo que era cocaína- quedara “depositada y resguardada en el domicilio de Leandro Lirio”, quien junto con Saizar resultara detenido en octubre pasado en Azul.

Mientras que Lirio es señalado como el que se encargaba de preparar ese tipo de estupefaciente para su posterior venta al menudeo, existen indicios de pruebas reunidos desde la Acusación que señalan que la marihuana se fraccionaba en la vivienda -ubicada en Azul- de otro de los investigados, quien actualmente está preso en la Unidad 7.

Este martes que pasó la celda que ocupa en ese penal también fue allanada; aunque sin que en ese entonces se ordenara su detención en el marco de esta causa.

Saizar -que poseía una gomería ubicada sobre la calle Maipú, frente al Hospital Pintos, cuando comenzó a ser investigado en este sumario penal- era quien recibía los pedidos de los consumidores de estupefacientes y quien tenía a su cargo organizar la venta al menudeo de la droga, utilizando para ello a personas que actuaban como “delivery”.

En esa función se lo ubica a Toledo, “quien estuvo a cargo de la esa tarea hasta el 2 de agosto de 2021”, día en que resultó con lesiones en un siniestro de tránsito que protagonizara en Azul, por lo que después -teniendo en cuenta el tiempo que le llevó recuperarse- dejó de ejercer esa actividad dentro de esta organización delictiva; “pero no obstante ello siguió realizando actos de comercialización de estupefacientes”, se menciona en la causa.

Posteriormente, quien habría asumido ese papel es Crisafulli: el otro joven que también fuera detenido el martes que pasó en Azul en el marco de esta investigación penal relacionada con una infracción a la Ley 23.737.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...