Azul: Murió el hombre que sufrió graves heridas al quemarse su casa

El hecho fue la semana pasada.


Fuente y foto: Diario El Tiempo

De 33 años de edad, se llamaba Roberto Matías Rígoli Andrade, según lo que fura referido no bien se convirtiera en víctima del referido siniestro, sucedido hace nueve días en una vivienda situada sobre Calle 4 de Azul, en cercanías al cruce con 1° de Mayo.

Al centro asistencial porteño donde en las primeras horas de este domingo falleció, Rígoli Andrade había sido trasladado el pasado sábado 2 de marzo, luego de que, no bien resultara con lesiones de extrema consideración provocadas por el incendio registrado en esa vivienda donde se domiciliaba, estuvo internado en el Hospital Municipal “Dr. Ángel Pintos”.

Desde un principio el carácter de las heridas que sufriera durante el siniestro fueron consideradas de extrema gravedad.

Las quemaduras en el rostro y en diferentes partes del cuerpo que sufrió derivaron en que presentara problemas respiratorios en sus vías superiores, según había sido referido a este diario por fuentes oficiales.

El hecho que este domingo derivara en el fallecimiento del azuleño se había producido en horas de la mañana de ese ya señalado viernes 1 de marzo pasado.

Según lo informado por voceros del Comando de Patrullas, al parecer un desperfecto eléctrico generó el incendio en la casa donde vivía el azuleño.

Rápidamente las llamas se apoderaron de gran parte del inmueble, lo cual sucedió mientras en su interior estaba el hombre que hoy domingo falleció, quien aquel día pudo salir de la casa contando con la ayuda de su hijo de 16 años de edad y de vecinos que acudieron en su ayuda.

Además de policías del CPR, a la propiedad convertida en escenario de este incendio habían concurrido efectivos del Destacamento Bomberos local, quienes tuvieron a su cargo sofocar las llamas en el inmueble, contando con la presencia también en el lugar de un camión regador de la comuna para proveer agua a los servidores públicos.

Tanto el hombre que falleció hoy domingo como su hijo adolescente habían sido llevados aquel viernes 1 de marzo pasado al Hospital Pintos en una unidad móvil del SAME.

Mientras que el menor fue atendido por la Guardia a causa de un principio de intoxicación provocado por el humo de las llamas; inmediatamente ingresado al centro asistencial municipal su padre quedó internado en el área de cuidados intensivos. Y al día siguiente se decidió su traslado a CABA, al hospital donde en las primeras horas de hoy domingo se produjo su deceso por esas graves heridas que había sufrido durante lo que fue el voraz incendio sucedido en la casa de Azul donde vivía.

Desde un principio, en redes sociales familiares y allegados de la víctima de este incendio comenzaron a difundir pedidos de cadenas de oraciones, teniendo en cuenta que siempre fue de extrema gravedad el estado de salud de Rígoli Andrade. Y hoy domingo, al conocerse que había fallecido, por esos mismos medios fueron varias las muestras de dolor referidas tras conocerse la noticia de su deceso.

Desde la UFI 2, que tiene su sede en los tribunales de Azul y está a cargo del fiscal David Carballo, se había iniciado una causa penal por este incendio ocurrido hace nueve días. Y ese sumario, al conocerse hoy domingo el fallecimiento del vecino azuleño ha sido recaratulado a una “muerte por accidente”.

En el marco de esas actuaciones penales, está previsto que el cadáver de Rígoli Andrade sea sometido a una autopsia; al mismo tiempo que -contando con intervención del área de Asistencia Social de la Municipalidad de Azul- se estaban desarrollando tareas tendientes a trasladar el cuerpo a la ciudad de Azul para lo que será su posterior sepelio en los próximos días.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...