Estudio eseverri desktop movile

Azul: Pidieron la detención de un olavarriense al que le imputan la comisión de varios delito

Ante el MPF se negó a declarar.


Fuente: Diario El Tiempo

Robo en grado de tentativa, amenazas simples y daño son los delitos que le imputan a un olavarriense que el domingo fue aprehendido en la ciudad de Azul tras haber protagonizado esos episodios delictivos.

Los hechos incluyeron que, luego de autolesionarse en el interior de un patrullero cuando resultó arrestado, para que le efectuaran curaciones tuviera que ser llevado al Hospital Pintos de la vecina localidad.

Allí, desquiciado, rompió rompió el vidrio de una puerta y agredió a una médica, según lo informado.

El lunes, en el marco del sumario penal que se instruye desde la UFI 2 -la fiscalía a cargo de David Carballo-, el ahora encausado había sido llevado a los tribunales de Azul para ser indagado. Y luego de cumplida en sede judicial con esa audiencia, desde la Acusación se presentó un pedido para que su aprehensión fuera convertida en detención, el cual debe resolver -seguramente durante el transcurso del día de este martes- Juan José Suárez, el magistrado a cargo del Juzgado de Garantías 3.

Voceros policiales y judiciales identificaron al joven -que hasta anoche continuaba privado de la libertad por estos hechos en la sede de la Seccional Primera local de Policía- como Alejandro Damián Ibáñez, de 19 años de edad y con actual domicilio en la vecina ciudad de Olavarría.

Un intento de robo que quedó filmado

De acuerdo con lo informado, la sucesión de ilícitos que le atribuyen en carácter de autor a Ibáñez comenzó este domingo que pasó cuando habían transcurrido unos minutos de la hora 17, momento en que se hizo presente con fines de robo en un comercio que está situado en una de las esquinas de Avenida Mitre y Las Flores.

Teniendo en cuenta el testimonio que después brindara en sede policial -al denunciar lo sucedido- la empleada de ese local, en aquel entonces el joven comenzó a intimidarla de manera verbal, al mismo tiempo que se levantaba la ropa y evidenciaba que estaba armado.

“Quiero todo la plata porque si no te mato”, se señala en las actuaciones penales que el ahora aprehendido le expresó a quien se convirtiera en la víctima de este intento de robo.

Lo curioso fue que cuando la empleada del comercio intentó darle la plata, que era el cambio que tenía en la caja registradora en ese momento, el joven se negó, exigiéndole que le diera una mayor cantidad de dinero, lo cual ocurrió en la previa a que se fuera del local sin llevarse nada.

Teniendo en cuenta la proximidad del negocio con la sede de la Seccional Primera de Policía, la empleada de ese comercio -una vez que el joven huyó a pie por la Avenida Mitre hacia 1° de Mayo y después dobló en dirección a la calle Belgrano- concurrió a formular la denuncia. Y a esa presentación, además, la acompañó con la filmación de cámaras de seguridad instaladas en el negocio, las cuales registraron el accionar delictivo.

Enterada la Policía sobre lo que había sucedido, con los datos descriptivos del joven que ahora permanece privado de la libertad se inició un operativo para ubicarlo, lo cual sucedió instantes después en la vía pública.

Portaba un cuchillo

De esa manera, Ibáñez resultó arrestado después de que los efectivos de seguridad lo observaran en momentos que, utilizando un cuchillo que portaba y luego le sería incautado, intentó asaltar al conductor de un utilitario.

De acuerdo con lo que ha podido averiguarse hasta el momento con relación a ese episodio delictivo, a ese hombre lo interceptó en momentos que circulaba en una Peugeot Partner, a la altura de Avenida Mitre entre Rauch y Arenales.

Tras pararse frente al vehículo y hacerle señas con sus manos, el conductor del utilitario se detuvo, sin sospechar en ese entonces que iba a ser intimidado con fines de robo.

Inmediatamente después, con esa arma blanca que portaba, en las actuaciones penales se señala que el agresor se acercó hasta el conductor para exigirle, mediante amenazas e insultos, la entrega de sus pertenencias.

En ese entonces personal policial que había salido en su búsqueda encontró al joven mientras intentaba llevar a cabo este ilícito, lo que se tradujo en que dos efectivos de seguridad se abalanzaran sobre él, logrando de esa manera reducirlo y esposarlo, al mismo tiempo que le era quitado e incautado el cuchillo que portaba.

Pero la situación continuó siendo tensa, teniendo en cuenta la resistencia que el joven ofreció a ser trasladado en un móvil policial a la comisaría.

Al respecto, voceros de seguridad informaron el lunes que estando dentro del patrullero comenzó a darse cabezazos con intenciones de autolesionarse, además de que insultaba a los policías que habían intervenido durante lo que fuera su aprehensión.

En un reporte dado a conocer desde la Estación de Policía Departamental de Seguridad Azul se señaló que Ibáñez, estando en el interior del móvil, se provocó lesiones. Y como consecuencia de la gravedad de diferentes cortes que presentaba, se decidió llevarlo al Hospital Pintos para que recibiera atención médica.

De esa manera, en el estado en que se encontraba el joven fue trasladado en el móvil policial hasta el centro asistencial, donde también provocó incidentes.

Al respecto se mencionó que estando en el hospital, “debido al grado alto de exaltación” que todavía evidenciaba el joven rompió el vidrio de una puerta, además de que le dio “un puntapié en el brazo” a una médica que estaba en ese entonces en la Guardia.

Comentarios
Cargando...
X Cerrar
X Cerrar