Azul: taxista detenido por un homicidio está en libertad

El 23 de julio pasado, en la calle, había matado a un hombre de una puñalada. Ahora se dispuso su liberación “por falta de mérito” desde la cárcel donde permanecía detenido. En segunda instancia, los jueces que avalaron un recurso de apelación presentado por una defensora Oficial concluyeron que podría haber actuado para defenderse de una agresión o “ante un supuesto de exceso en la legítima defensa”.

Oscar Alberto Melle, un taxista oriundo de Ensenada que tiene 32 años de edad, estuvo detenido desde el 23 de julio hasta el miércoles que pasó. Ese día la Cámara Penal de Azul no confirmó su prisión preventiva por el crimen y, en consecuencia, ordenó que fuera liberado. NICOLÁS MURCIA/ARCHIVO/EL TIEMPOLa Cámara Penal de Azul no confirmó la prisión preventiva para el taxista acusado de un homicidio que en julio pasado se produjo en el Barrio Del Carmen de esta ciudad.

La decisión implicó que el miércoles pasado el hombre recuperara la libertad desde la unidad penal donde permanecía, “ante la falta de mérito” para que continuara detenido.

Lo dispuesto lleva las firmas de Damián Cini y del juez Correccional Aníbal Álvarez, señalaron voceros judiciales a EL TIEMPO.

Ambos magistrados integraron el máximo Tribunal de Alzada departamental para intervenir en el recurso de apelación que una defensora Oficial había presentado, en busca de revertir la prisión preventiva que semanas antes le dictó un juez de Garantías al taxista.

“El estado de duda que se observa sobre la manera en que se desarrolló el suceso investigado no permite desechar la hipótesis esgrimida por la Defensa. Esto es, que Melle se haya defendido de una agresión ilegítima”, escribió el camarista Cini en lo dispuesto. Un fallo donde tampoco se descartó que el acusado “se haya excedido” al defenderse de una agresión que, finalmente, derivó en que terminara matando de una puñalada a la víctima que tuvo este hecho, ocurrido el pasado lunes 23 de julio.

“Evaluando los requisitos de dicha causa de justificación -agregó el único integrante en la actualidad de la Cámara Penal- no advierto que el medio empleado haya sido desproporcionado, toda vez que el imputado habría sido agredido mediante la utilización de dos palos, elementos potenciadores de la fuerza humana que pueden generar un grave daño a la integridad física del destinatario de dicha acción; no surgiendo -por lo demás- del relato de ninguno de los testigos que éste hubiere provocado de manera alguna a Clemente (tal el apellido de la víctima de aquel homicidio)”.

“Asimismo, en caso que se considere que nos encontramos ante un supuesto de exceso en la legítima defensa, entiendo que tampoco resulta viable mantener la medida de coerción, dado que la pena en expectativa se reduce drásticamente (de uno a cinco años de prisión)”, se indicó también desde la Cámara Penal para ordenar el miércoles que pasó la liberación del imputado.

El homicidio y otra conjetura

Había sido la defensora Oficial Mariana Mocciaro la que apeló ante la Cámara Penal la prisión preventiva que el juez de Garantías Juan José Suárez le dictó en agosto pasado al imputado, un hombre oriundo de Ensenada que se llama Oscar Alberto Melle y tiene 32 años de edad.

El taxista que ahora está en libertad había sido aprehendido en horas de la tarde del 23 de julio, después de que cometiera ese homicidio por el que está procesado.

Víctima de aquel hecho resultó un hombre que también tenía 32 años y se llamaba Maximiliano Gabriel Clemente.

Después de la hora 14 de ese lunes, su cadáver fue hallado sobre la vereda de una casa situada en Miñana entre Lavalle y Cáneva.

Según testigos refirieran en la investigación penal que lleva adelante la fiscal Karina Gennuso -la titular de la UFI 6- Clemente murió luego de que mantuvo una disputa con el taxista, que le efectuó varios cortes y un puntazo, la considerada lesión vital, con un cuchillo de acero inoxidable que portaba.

Cuando el hecho se produjo el imputado estaba con su actual pareja, una mujer que tiempo antes había mantenido una relación con el hombre que falleció.

Después de cometer el hecho Melle se descartó del cuchillo, al arrojarlo al interior del Jardín de Infantes que está situado a pocos metros de donde había quedado tirada la víctima, que entre sus manos tenía uno de esos palos -un tutor de una planta- a los que desde la Cámara Penal se hizo alusión al reconstruir lo sucedido.

Instantes más tarde, ese mismo día la Policía lo aprehendió y quedó formalmente acusado del delito de homicidio simple.

Con esa calificación penal se inició esta causa penal por la que el titular del Juzgado de Garantías número 3 departamental le dictó, el 22 de agosto último, esa prisión preventiva. La medida cautelar que ahora quedó sin efecto para el taxista y que, al mismo tiempo, se tradujo en su excarcelación.

Valorando los dichos de otros testigos, los jueces que integraron la Cámara Penal para intervenir en ese recurso de apelación presentado por la Defensora Oficial revocaron la medida.

“Los elementos de cargo reunidos en la presente Investigación Penal Preparatoria no logran acreditar, con el grado de probabilidad que la medida de coerción exige, que Melle haya cometido el luctuoso evento ilícito en las circunstancias descriptas por la acusación”, sostuvo el juez Cini, el primero en votar a las cuestiones que se plantearon en la resolución.

Citando tres testimonios más que están incorporados a la causa -el de la pareja del imputado y los de dos albañiles que circunstancialmente presenciaron lo ocurrido- se mencionó que aquel 23 de julio Melle venía caminando con su novia y que, al ver que Clemente se acercaba, el taxista se adelantó para que ella hablara con la víctima.

Esas versiones de los testigos indican también que Clemente, tras discutir con su ex mujer, “arranca una varilla que sostenía una planta” y se fue hasta la esquina de Miñana y Lavalle, donde Melle esperaba a su pareja.

En ese lugar se situó desde la Cámara Penal el enfrentamiento donde el taxista apuñaló a la víctima.

Los dichos de la ex mujer de Clemente refieren que aquel día el hombre le reclamó por unos muebles y que después, ya con ese tutor de una planta en la mano, se dirigió hasta donde se encontraba Melle.

En esas circunstancias, el hombre que después moriría agredió con el palo al taxista, elemento con el que intentó seguir golpeándolo mientras que Melle se defendía con sus manos, hasta que pudo sacar el cuchillo que portaba y le asestó más de un puntazo.

Según el relato de la mujer, Clemente logró levantarse, se acercó a una casa y golpeó la puerta para pedir ayuda y que llamaran a la Policía. Y después cayó en ese lugar donde sería encontrado sin vida.

El dato

Tras permanecer en la Seccional Primera de Azul y en la Estación de Policía Comunal de Tapalqué, días después a que fuera detenido por el homicidio Oscar Alberto Melle estuvo en la Unidad 38, una de las cárceles del SPB situada en Sierra Chica. El mismo Juez de Garantías que le dictara la prisión preventiva, la medida cautelar que ahora quedó sin efecto, había dado lugar a un hábeas corpus presentado a favor del taxista que se encuentra en libertad. En aquella ocasión, para que fuera trasladado a una unidad penal con asiento en La Plata.

Comentarios
Cargando...