Bolívar: Un mayor contribuyente de «La Libertad Avanza» fue crucial para aprobar el «tasazo» de Pisano y Bucca


Atrás, de negro, Graciela Unsaín, mayor contribuyente de La Libertad Avanza. Su «cola en silla» habilitó el tramiento del «tasazo» de Pisano y Bucca

Escribe: Angel Pesce / Diario La Mañana / Fotos: Diario La Mañana

El Honorable Concejo Deliberante de Bolívar realizó el lunes la segunda convocatoria de la asamblea de concejales y mayores contribuyentes que se había frustrado el pasado viernes por falta de quórum, cuando los bloques de Juntos UCRCC, Juntos Pro y La Libertad Avanza no se sentaron en sus bancas.

La situación ayer parecía la misma, la oposición estaba buscando que pasaran 15 días de la aprobación de la Fiscal a Impositiva 2024 por los concejales para que, al no ser tratada en ese período reglamentario de tiempo por los mayores contribuyentes, todo volviera a foja cero.

Pero “pasaron cosas”, diría Mauricio Macri, y cuando pocos lo esperaban, la mayor contribuyente de La Libertad Avanza se presentó y con la mitad más uno (17), quedó el quórum establecido pese a que los bloques de Juntos se levantaran y se fueran antes de la votación, y así se aprobó por unanimidad de los presentes las tan mentadas Ordenanzas Fiscal e Impositiva 2024.

El derrotero del «tasazo»

El tratamiento de las Ordenanzas Fiscal e Impositiva 2024 tuvo tres etapas, tres convocatorias distintas, con tres resultados distintos. Lo llamativo es que nadie explica de parte de los bloques no oficialistas con certeza qué pasó en el medio, en qué fallaron para no estar de acuerdo en dos de las tres convocatorias y así perder la votación, que era lo que se esperaba porque son minoría, pero ni siquiera pudieron mantener el “no quórum”.

El 10 de enero el Concejo Deliberante aprobó por mayoría las Ordenanzas Fiscal e Impositiva 2024 con el voto de los concejales oficialistas más el voto del concejal de La Libertad Avanza. Los dos bloques de Juntos, que ni siquiera pudieron presentar su proyecto alternativo, se levantaron y se retiraron del recinto antes de la votación.

El 19 de enero se convocó a la asamblea de concejales y mayores contribuyentes, la cual no se pudo realizar por falta de quórum. Al llamado de la presidencia del HCD no concurrieron ninguno de los bloques de Juntos y tampoco el de La Libertad Avanza, que había aprobado en sesión ambas Ordenanzas. Obviamente tampoco concurrieron los mayores contribuyentes de los mencionados bloques.

El 22 de enero se realizó la segunda convocatoria a la asamblea, incluso con advertencia de que a los que no estuvieron presentes el 19 y a los que no se presentaran ayer se les iba a descontar un porcentaje importante de la dieta. Todo venía como para que ocurriera lo del viernes y no hubiera quórum; pero pasaron cosas. Desde ya días antes estaba el rumor de que la mayor contribuyente suplente de La Libertad Avanza (el titular se había excusado por problemas de salud) se podía sentar y así dar quórum. Los bloques de Juntos lo sabían y estuvieron atentos, no pensaban sentarse; pero si había quórum no querían quedarse sin la posibilidad de hablar. Y cuando apareció Graciela Unsaín, la mayor contribuyente en cuestión, se sentaron en sus bancas.

Hubo dos ausencias sin licencia. Se mantuvo sin asistir el concejal de La Libertad Avanza, Flavio De Marco, y no estuvo presente Luciano Carballo Laveglia, presidente del bloque Juntos UCR-CC. Ninguno de los dos tuvo reemplazo.

Lo llamativo es que la mayor contribuyente de La Libertad Avanza, en lugar de sentarse detrás de la banca vacía del concejal De Marco, se sentó junto a los mayores contribuyentes de Unión por la Patria, lo que fue cuestionado por la concejal Emilia Palomino, quien recibió como respuesta del presidente Franco Canepare que mientras estuviera en el recinto, se podía ubicar en cualquier lugar.

Insólito pero real.

Ahí empezaron las argumentaciones de los concejales de Juntos UCRCC y Juntos Pro, que sabiendo que iban a perder la votación, al menos no se querían quedar sin hablar. Atrás, una buena cantidad de público aguardaba; pero cuando observaron la presencia de la mayor contribuyente de La Libertad Avanza, también perdieron las esperanzas.

Al igual que en la sesión del 10, los bloques de Juntos UCR-CC y Juntos Pro se levantaron y se fueron de sus bancas previo a la votación, ante el aplauso de los concurrentes, que también los habían ovacionado ante cada alocución que hicieron. Con 17 presentes, 8 concejales y 9 mayores contribuyentes, con quórum (la mitad más uno del pleno de 32), las Ordenanzas Fiscal e Impositiva 2024 quedaron aprobadas por unanimidad de los concejales y mayores contribuyentes que estaban en sus bancas.

Ahora en la ciudad de Bolívar rigen los aumentos, de un 190% para la mayoría de las tasas y de un porcentaje mucho mayor para la Tasa Vial, que según el concejal Ariel Alomar es del 543% y que según el Ejecutivo no alcanza al 300 por ciento. 

De todas formas, con la inflación reinante en el país, Bolívar no es la excepción y ayer se aprobó un llamado “tasazo” al que los contribuyentes tendrán que hacer frente. Se esperan contraprestaciones a la altura de lo que se va a pagar.

Rato después de la asamblea, los bloques Juntos UCR-CC y Juntos Pro convocaron a una conferencia de prensa en la que explicaron detalles de varias de las cosas que ocurrieron en estos días, y que para ellos terminaron con el peor resultado: las Ordenanzas aprobadas con porcentajes mucho más elevados de lo que ellos proponían.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...