Carbunclo bacteridiano: Podemos prevenirlo y cuidar la salud pública

El Carbunclo, Antrax, Grano malo o enfermedad de Cumberland es una enfermedad infectocontagiosa aguda, septicémica y enzoótica que impacta de forma directa en la sanidad de los rodeos bovino. Se encuentra diseminada en casi todo el mundo y es responsable de importantes pérdidas económicas. Conocé los cuidados que hay que tener.

El Carbunclo afecta a los rodeos bovinos sobre todo en los “campos malditos”, es decir, en aquellos establecimientos en los cuales aparecen brotes reiterados de la enfermedad, esto se debe a que su agente etiológico el Bacillus anthracis tiene la capacidad de formar esporas en presencia de oxígeno y perdurar en el tiempo, encontrarse en el suelo, en cueros, y en otras superficies.


Esta enfermedad es una zoonosis, por lo que no solo afecta a los bovinos, sino también a otras especies y es transmisible al hombre. Por este motivo, desde el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires resaltan la importancia de la vacunación de los rodeos bovinos, teniendo en cuenta que es la mejor forma de prevenir la enfermedad.


No solo se trata de vacunar, sino de “certificar la vacunación y realizarla con veterinarios matriculados con el fin de cuidar la ´salud pública´”. En este sentido, los profesionales veterinarios asumen una gran responsabilidad en todo el proceso; ya que es una enfermedad de riesgo sanitario tanto para los profesionales como para el operador y la comunidad en general.


Por otra parte, el Colegio de Veterinarios Bonaerense recomienda “evitar la manipulación de animales muertos con sospecha por carbunclo, los cuales NO deben cuerearse, ni arrastrarse a otros lugares. Además, se debe prevenir el contacto con predadores los cuales pueden ser fuente de diseminación del agente etiológico”. Asimismo, instan a “remitir muestras de estos animales siguiendo el protocolo y el envío a laboratorios de referencia para realizar un correcto diagnóstico y actuar en consecuencia con las autoridades sanitarias”.

“No hay que olvidar que el carbunclo es de denuncia obligatoria”, resumen las autoridades del Colegio Profesional.
En lo que respecta a los seres humanos, el carbunco se manifiesta de distintas formas según la vía de ingreso de la bacteria al organismo, así puede ser Carbunclo dérmico o “grano malo”, cuando la bacteria ingresa a través de la piel; Carbunco digestivo o intestinal, que se adquiere a través del consumo de alimentos contaminados; y/o carbunco respiratorio o pulmonar que se contagia por la inhalación de esporos.
Ante cualquier consulta, comunicate con tu veterinario de cabecera.

Comentarios
Cargando...