Estudio eseverri desktop movile

Con durísimos argumentos piden «impugnar» una Asamblea del Sindicato de Luz y Fuerza

Se trata de una Asamblea extraordinaria que, entre otras cosas, debía definir cuestiones vinculadas al proceso electoral del sindicato que desde hace dos décadas conduce Eduardo Amaya.


Debido a supuestas irregularidades e incumplimientos estatutarios acontecidos en la asamblea extraordinaria llevada adelante por la Comisión Directiva del Sindicato de Luz y Fuerza de Olavarría el pasado viernes 17 de septiembre, un grupo de afiliados al sindicato solicitaron, el día 27 de septiembre,  la impugnación de dicha asamblea ante el Ministerio de Trabajo de la Nación con sede en la vecina ciudad de Tandil, ya que este ministerio formo parte de la asamblea como veedor y tomo registro en actas, se abrió un expediente en este sentido.

En un comunicado de prensa dado a conocer este sábado se informa que este grupo de afiliados también solicitó al Ministerio, por escrito y como afiliados al sindicato, “el informe que ellos elaboraron como veedores y nos fue otorgado donde efectivamente el ministerio observó las irregularidades de la asamblea”.

“La importancia de esta asamblea y de sus irregularidades radica en que, en ella se debía elegir la fecha de las próximas elecciones y la conformación de la junta electoral que regulara las mismas”, dicen los afiliados que buscan la impugnación.

En el comunicado de prensa difundido este sábado se señala “en ninguno de estos dos puntos el presidente de la asamblea, secretario general Eduardo Amaya, le cedió la palabra a compañeros que la pidieron enérgicamente levantando la mano y hasta poniéndose de pie para poder debatir y mocionar, como bien rige el estatuto. De esta manera lisa y llanamente se nos vedo la posibilidad de hacer oír nuestra voz, de poder mocionar por propuestas alternativas para que pudieran ser consideradas por la asamblea”.

Según el mismo comunicado “otra gran irregularidad fue que la votación de estas mociones, claramente, no contaba con la mayoría simple de la que se requiere según el estatuto, pero fueron aprobadas de inmediato, sin contar el número de votantes que adherían.  De esta manera se volvió a violar el estatuto amén de que, según especifica el informe del ministerio, “la misma tenía programada un orden del día diferente del que se llevo adelante”

Según señalan los afiliados que buscan impugnar la asamblea la misma no duró más de 15 minutos “ya que el resto de puntos del orden del día no se llevaron adelante por decisión del presidente de la asamblea y los que si se trataron, no se permitió el debate al censurarnos y quitarnos la posibilidad de expresarnos”.

Luego sostienen “adjudicamos estas maliciosas maniobras a las claras intenciones, de esta Comisión directiva, de volver a generar reglamentaciones prescriptivas a grupos de compañeros y compañeras que pretenden conformar listas para llevar adelante su derecho a elegir y ser elegido, tal y como lo hicieron en su anterior mandato en 2016, cuando mediante una “modificación” al cálculo de Cupo Femenino, la Junta electoral Hizo cambiar el histórico cupo de “3” compañeras a “7” Compañeras y este fue el motivo por el que la junta electoral desestimo la otra lista, a pesar de que esta lista opositora demostró fehacientemente que invito a participar al resto de compañeras pero ellas no quisieron”

“Estas burocráticas maneras de proscribir listas opositoras mediante maniobras “pseudo-legales” suma al descontento que afiliados y afiliadas quienes venimos padeciendo mal tratos, atropellos, complicidad con las patronales, aprietes, falta de cumplimiento estatutario y demás cuestiones que llevan a que ya sea el segundo intento de armado de lista que, prevemos va a ser proscripta, y por ello poneos en alerta a nuestros afiliados a y afiladas compañeros y compañeras lucifiercistas a defender y recuperar el Sindicato de Luz y Fuerza e impedir que nuestro querido gremio pierda una característica que constituye su esencia y que no es otra cosa que su naturaleza democrática y participativa”, agrega el comunicado.

Este grupo de afiliados aclaran que no pretenden “imponer” sino “participar”.

Según hacen saber este sábado a toda la documentación presentada se le agregó “un petitorio a esta Comisión Directiva, con más del 10 % de las firmas de afiliados y afiliadas que se requieren según el estatuto para solicitar una asamblea extraordinaria y se pueda volver a discutir y debatir el orden del día como se debía haber hecho desde el principio”.

“Luz y Fuerza padece de una profunda antidemocracia Sindical, es tiempo de actuar para impedir que esto se extienda en el tiempo y el momento y los tiempos estatutarios son ahora, por medio del ejercicio democrático”, dice en el texto el comunicado donde se detalla el malestar de los afiliados y agregan “hacemos un Llamando a la reflexión de esta dirigencia para que no permita que el resquebrajamiento de Luz y Fuerza continúe y se agudice permita de una vez por todas que nuestros compañeros y compañeras puedan expresarse mediante el voto”.

No dejan de apuntar directamente al secretario general del gremio cuando señalan “el compañero Eduardo Amaya ya lleva más de 20 años al frente del sindicato y es particularmente llamativo que nunca en ese tiempo, fue elegido en elecciones donde haya habido una lista alternativa y el sea la cabeza de la otra, por una u otra razón, nunca gano una elección en la que tengamos la opción de votar otra alternativa”.

Comentarios
Cargando...