Condenaron a una olavarriense por tener tres kilos de cocaína debajo de una cama

Se trata de una causa del año 2016. En aquel momento la policía secuestró, de la casa donde residía la acusada, más de tres kilos de cocaina. La sentencia fue dictada en los Tribunales Criminales con asiento en la ciudad de Azul

Una olavarriense fue condenada en las últimas horas a la pena de cuatro años y ocho meses de prisión al haber sido encontrada penalmente responsable del delito de “Tenencia con fines de comercialización de estupefacientes fraccionados en dosis destinadas directamente al consumidor y tenencia de arma de fuego de uso civil en concurso real” en calidad de coautora.

El Fiscal Lucas Moyano, fue el representante del MPF durante el Juicio.

La sentencia fue dictada de manera unipersonal por el Juez, Dr. Martín Eugenio Cespedes integrante del Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de Azul.

La encausada fue identificada como Carlina Mariel Pal Herrera que no irá a prisión dado que la Justicia toma en cuenta que el fallo deberá quedar firme y que no existe peligro cierto de frustración del proceso.

De todas formas la mujer deberá presentarse cada lunes en sede de la Comisaría Primera de Olavarría.

Los hechos

Los elementos secuestrados en Enero de 2016.

Según se puede leer en la sentencia la causa se inició en el año 2016, más precisamente en el mes de enero de aquel año, cuando luego de un allanamiento la policía secuestró más de tres kilos de cocaína, armas de fuego, entre otros elementos.

Durante el Juicio, donde actuó como Fiscal acusador el Doctor Lucas Moyano, se logró probar que el día 16 de enero de 2016, alrededor de las 7 de la mañana, dos personas mayores de edad mantuvieron guardada y en reserva, con fines de comercialización y en dosis fraccionadas al menudeo, como mínimo treinta envoltorios conteniendo cada uno de ellos al menos diez tizas de clorhidrato de cocaína, arrojando un gaurismo de 3 kilos con 146,4 gramos. Se probó además que todo fue hallado en el interior de una caja de zapatillas que estaba escondida debajo de una cama en un domicilio ubicado en calle Santa Fe al 3500. La situación procesal de la mujer que ahora es condenada se vio agravada además por encontrarse un revolver calibre 22 largo marca Galand y no contar con la autorización correspondiente.

Ese operativo tuvo lugar en la vivienda que ocupaban la condenada y su entonces pareja.

La Defensa intentó durante el Juicio demostrar que la mujer, que ahora tiene 26 años, desconocía la existencia dentro de la vivienda y el destino que tenían tanto los estupefacientes como así también el arma de fuego.

A esto el Juez Cespedes dijo que esos planteos “deben ser rechazados por cuanto dos personas que conviven en un lugar como pareja en un espacio de pequeñas dimensiones por donde circulan exclusivamente ellos y a diario, se realizan tareas de orden y limpieza y básicamente por el lugar de fácil acceso en donde fueron encontradas –droga debajo de la cama-, muestra a las claras y resulta indiscutible el conocimiento que poseía sobre la existencia de los estupefacientes dentro de su propia habitación y del innegable conocimiento del fin de esa tenencia.”

Derivaciones

El origen del allanamiento que terminó con el hallazgo de la cocaína y los restantes elementos se había iniciado producto de una investigación por abuso de armas que llevaba adelante la Fiscal Mariela Viceconte y que tenía como principal sospechoso al integrante de una familia con frondosos antecedentes penales y judiciales.

Comentarios
Cargando...