Coronel Suárez: Un contador construyó íntegramente un avión experimental


Fuente: Radio Coronel Suárez.

Coronel Suárez – Mariano es contador público, pero la pasión por la aviación siempre estuvo, por lo que decidió hacer el curso de piloto privado. Desde allí pensó que le gustaría tener algo para volar y poner en práctica ese título, por lo cual en 2021 empezó a conocer gente que le dio la idea de hacer un modelo de avión experimental. Se contactó con gente de General Rodríguez, donde venden los planos, y comenzó la construcción.

En cuanto al armado, explicó que el proveedor de General Rodríguez te brinda todo el asesoramiento cuando compras los planos: “además de mandarte el físico, te envía un  Dropbox para que puedas ver muchas partes digitales y un sinnúmero de fotos para el avance de la construcción. Las carpetas están por partes del avión, entonces si vos querés saber del tren principal cómo se hizo, hay fotos de todos lados, cómo se armó, cómo se soldó, qué herramientas se usaron las medidas, etc. Eso facilita mucho porque los planos son muy exactos pero cuando vas a los fierros se complica bastante.”

Ante la consulta de cuál fue el disparador para construir este avión, afirmó que “estaba en una disyuntiva entre juntar el dinero para comprar un avión certificado, que es la diferencia entre este avión y los que salen de fábrica, estos se llaman experimentales porque son hechos por una persona, y los otros que son los certificados que tienen las mismas condiciones características, posibilidades de volar, distancias y demás, pero si bien los dos pueden llegar a tener un valor similar, tienen un poco menor costo de mantenimiento.”

Las características de este avión son llamativas: tiene un motor de auto, de Honda FIT o City, es un motor de 120 caballos, usa combustible de nafta y el mantenimiento es como el de cualquier vehículo. Tiene un tanque en cada ala, lo cual permite almacenar hasta 40 litros en cada una, y tiene un tanque central que es el que recolecta el combustible de los dos tanques, que tiene 30 litros más, por lo cual son unos 110 litros en total. En cuanto a la velocidad, se manejan en millas terrestres, que son 1.6 kilómetros aproximadamente por la milla, y este avión vuela a 80 millas con el motor relajado.

¿Puede hoy día este avión salir a la pista? Mariano nos comentó que la autoridad aeronáutica se llama ANAC, la Administración Nacional de Aviación Civil. “Las inspecciones son cuatro. Una es la de factibilidad, donde tendría que venir un inspector de la ANAC y ver si lo que estás haciendo va a volar. Este avión, como ya está probado y que los planos están hechos hace mucho tiempo, la inspección de factibilidad no hace falta hacerla, pasa directamente a lo que se llama la intermedia que es cuando el inspector viene y te chequea que el avión va a volar, que está todo listo, pero sin tela de avión. Si todo está aprobado, te lo dejan entelar y una vez listo, te permiten iniciar el trámite de la matrícula. Yo ya lo tengo, que sería lo mismo que la patente de un auto. La inspección que falta ahora, porque ya el avión está en condiciones de volar, es la que se llama la inspección final, donde viene otra vez la autoridad aeronáutica y revisa que yo cumplí con todos los procedimientos de estándares, y el avión quedaría habilitado para lo que se llama las 40/40, que son volar 40 horas en el radio de 40 kilómetros del aeródromo, por cuestiones de seguridad, y una vez que cumplís esa etapa, viene la deliberación, donde vienen y verifican que se cumplió todo lo que tiene que cumplirse y el avión queda liberado para volar hasta donde quieras.”

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...