Crisis en Salud: Renunciaron tres médicos y quedó sin atención el servicio de oncología del hospital municipal de Tandil


El hospital municipal Ramón Santamarina de Tandil vive una crítica situación por estas horas luego de que tres médicos de un servicio clave presentaran la renuncia al no llegar a un acuerdo salarial, en medio de una crisis de salud que afecta a todos los efectores públicos y privados.

Se trata de profesionales del sector de oncología, quienes se fueron disconformes con el manejo en el área del gobierno de Miguel Ángel Lungh.

La titular del sector, Ana Roncoroni, y sus colegas Germán Poiman y Pablo Vera habían manifestado su enojo por diversas decisiones tomadas por las autoridades del denominado Sistema Integrado de Salud Pública.

Conocida la decisión de los oncólogos, desde la comuna tandilense convocaron a los profesionales a una reunión para intentar resolver el conflicto suscitado, pero no fue posible llegar a un acuerdo.

Entre los reclamos de los médicos figura el bajo monto de sus haberes. Según detallaron desde el gobierno de Lunghi, a esa propuesta, los profesionales respondieron con un petitorio que incluía un pedido de recomposición salarial para los tres integrantes del servicio.

“A ese reclamo puntual se respondió que no es posible resolver positivamente este tipo de cuestiones cuando se está atravesando un proceso de acuerdo de pauta salarial para todos los trabajadores municipales y se propuso retomar las negociaciones una vez resuelta la negociación de paritarias generales”, comunicaron desde el oficialismo en la noche de este miércoles.

En tanto, este viernes habrá reuniones internas previstas por las autoridades del Sistema Integrado de Salud. Las renuncias de los oncólogos potenciaron el malestar de sus colegas médicos. Entre las estrategias, podrían definir la tercerización con un efector privado como se hizo con el área de cardiología, según informó el diario local El Eco.

Cabe señalar que desde el Municipio venían advirtiendo con preocupación por la situación del sector de salud público local, que cada vez recibe más vecinos que se van de sus obras sociales y prepagas. Por ejemplo, semanas atrás, dieron cuenta que algunos insumos y medicamentos que se usan en hospitales aumentaron hasta un 900% en tres meses.

La presidenta del Sistema Integrado de Salud, Cecilia Martens, se mostró preocupada por la situación y advirtió: “En Tandil según el último censo, tenemos alrededor del 25% de la población que posee cobertura social pública exclusiva, o sea esto es que no tiene ninguna cobertura social, ni obra social, ni prepaga”, informó

En diálogo con el portal El Eco, la doctora específico que “es muchísimo el número, estamos hablando de más de 35 mil personas, 38 mil personas de Tandil que sólo se atienden en el hospital o en los hospitales”. (DIB)

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...