D´Alessio dijo que si habla “se caen” causas contra CFK y pidió la domiciliaria

La Plata, ene 11 (DIB).- El operador judicial Marcelo D ´Alessio aseguró hoy que si habla, “se caen las cuatro causas emblemáticas contra el kirchnerismo” y contra la ex presidenta Cristina Kirchner, al tiempo que le pidió al juez federal Alejo Ramos Padilla que le otorgue la prisión domiciliaria.

“Si yo hablo, se caen las cuatro causas emblemáticas contra el kirchnerismo, más las causas que tiene la ex presidenta”, sostuvo el falso abogado, que se encuentra detenido en el Complejo Penitenciario Federal de Ezeiza.

En diálogo con Radio 10, el único detenido por la causa que investiga una presunta red de espionaje ilegal y extorsión le pidió al juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, que le conceda la prisión domiciliaria.

“Le estoy pidiendo que me ponga una tobillera y que pueda estar esta semana en mi casa con mis hijos, porque no doy más. Jamás me profugaría, jamás entorpecería la causa. Tengo mucho para aportar, no sólo en mi causa”, remarcó el falso abogado.

D´Alesio, detenido por espionaje ilegal lleva más de 300 días preso desde la denuncia del empresario Pedro Etchebest, quien lo llevó a la Justicia acusándolo de pedirle dinero para no ser incluido por el fiscal Carlos Stornelli en la causa de las fotocopias de los cuadernos.

Las derivaciones del caso llevaron a que se supiera que D´Alessio también había sido convocado por Stornelli para espiar al piloto peruano Jorge Castañón, exmarido de la actual pareja del fiscal. Ahora está en calidad de arrepentido.

En declaraciones radiales, aseguró que es abogado “recibido en el exterior”, sin “título acá”. Contó que conoció a Stornelli “por pedido” del periodista Daniel Santoro “para un testimonio en su libro El mecanismo”.

“Me mandaron crudo para manipular a Leonardo Fariña”, afirmó. Agregó: “No lo hice porque soy amigo de su abogado”. Se trata de Rodrigo González, que luego dejó su defensa “porque a Fariña lo capacitaban a sus espaldas”.

También señaló que Stornelli le pidió “una cámara oculta a José María Ubeira”, defensor de Federico Elaskar en la causa por lavado de dinero y de Oscar Thomas en el expediente de las fotocopias de los cuadernos. “Supongo que para saber dónde estaba la escribanía”, añadió.

“Me fui a México y me volvía loco, por WhatsApp me preguntaba si había podido apretar a Rodrigo.” Dijo además que combinó con Stornelli para hablar del tema en persona en Pinamar, y que fijaron el 8 de enero de 2019 para esa reunión: “Dice que estuvo conmigo 45 minutos y fueron cuatro horas”.

Sobre el encuentro con Etchebest que precipitó su caída dijo: “Me sentí incómodo y desistí de seguir”. Fue luego de darse cuenta de que lo estaba grabando y porque “comenzaron presiones con jueces amigos haciendo cosas indebidas”. Apuntó, sin dar nombres, a magistrados que responderían “a la AFI (Agencia Federal de Inteligencia) y a Daniel Angelici”.

Y volvió a insistir en Ricardo Bogoliuk, hombre cercano a Stornelli, como nexo para el encuentro con Etchebest, a quien le dijeron que Juan Manuel Campillo, ex ministro de Hacienda de Santa Cruz, iba a involucrar en la causa de las fotocopias de los cuadernos. Estimó que “lo de Castañón es grave” y que a su vuelta de Pinamar dijo a Bogoliuk que se “bajaba” porque “no sabía que Ricardo era socio de Pedro”. Expresó que “Ramos Padilla investiga muy bien ante un fiscal que estuvo nueve meses sin entregar su celular”.

Afirmó que está arrepentido de haberse relacionado con el ahora procesado Stornelli y de “haber conseguido” para el fiscal “un dato sobre Castañón”. En ese sentido definió lo ocurrido con Etchebest como “el peor fracaso” de su vida. “A nadie le gusta ser tomado por estúpido, es un golpe a mi autoestima”, sostuvo.

Añadió: “En total a Stornelli lo vi cuatro veces y no me gustó, es una apreciación personal”. “No hice todo lo que me pidió, como la cámara oculta a Ubeira”, aclaró. Al respecto, subrayó que “Stornelli tenía llegada a Angelici y estaba nervioso por Ubeira y por la no designación de un abogado en la causa de los cuadernos”. No quiso explayarse porque quiere “cuidar” a su familia, aunque esbozó: “Si hablo se caen las cuatro causas contra el kirchnerismo y contra la expresidenta”.

En otro pasaje de su diálogo con Radio 10, habló de su vínculo con Patricia Bullrich en el ministerio de Seguridad: “Me pidió una exposición en el ministerio sobre narcotráfico internacional”. Señaló que “hay una foto, que no es trucada, (en la que) estamos juntos en Prefectura, en Olivos”.

Fue lapidario al decir que “hablaba con ella por teléfono, le pasaba información que nunca judicializó y resulta que el celular lo manejaba el nieto de cuatro años”. Concluyó: “Eso es tomarme por pelotudo”.

Además, criticó la lucha contra el narcotráfico: “Compraron aviones sin instrumental. El narcotráfico no se militariza como hizo ella, se empieza por la matriz social, todo fue marketing de Durán Barba”.

Finalmente, dijo que por orden del exministro de Justicia Germán Garavano ha estado en aislamiento más de 300 días, las 24 horas. “Mi puerta es de chapa, sin barrotes. No puedo caminar salvo dos veces por semana. Perdí 17 kilos, me tiemblan las piernas, estuve 52 días sin caminar. Acá me dan palabras de aliento, pero es una muerte lenta y cruenta. Estoy cada vez peor, no me pueden dar más medicamentos”, se explayó.

Dijo que el Servicio Penitenciario lo cuida y que sus hijos lo pueden ver en un régimen diferenciado. “Sé del compromiso de Ramos Padilla con los derechos humanos. No maté a nadie ni soy agente del imperialismo. Yo aporté, nunca obstaculicé. Quisiera estar en mi casa con mis hijos, con o sin tobillera”, expresó. (DIB)

Comentarios
Cargando...