Daniel Lecointre, el paisano de San Jorge que es furor en las redes sociales

Escribe y graba historias camperas y ahora está organizando a través de las redes una fiesta gratuita en su pueblo para agasajar a los médicos cuando termine la pandemia


Por José Luis Gamondi  / Zona Campo

Nuestros caminos se volvieron a cruzar. Bueno la verdad es que nunca anduvimos muy separados. Nos une un lazo familiar y un cariño muy fuerte forjado en mi niñez. Mi viejo amaba visitar a su hermana en San Jorge y allá íbamos. A veces más de un domingo al mes. Daniel es el mayor de los tres hijos de mi amada tía Ofelia y un ser muy especial. Sensible, campero y aficionado, desde siempre, a la escritura cómo una forma que personajes y hechos que marcaron su vida y la de pago chico perduren en el tiempo. En aquellas visitas pude leer el libro de visitas que escribía, religiosamente. Relatos sensillos y maravillosos de aquellos días de visitas con tíos y primos. El tiempo pasó. Cada uno siguió su camino y aunque siempre supimos uno del otro y tuvimos contacto fue a través de este sitio (zonacampo.com.ar) que lo entusiasmé para que comparta sus escritos. Yo pensaba que no sólo para mi eran dignos de ser publicados y difundidos. Hoy, con orgullo, puedo decir que estamos recorriendo juntos ese camino para evitar que “las historias y la vida de los personajes que no se cuentan, mueren para siempre” como siempre me repite. Relatos únicos, algunos que emocionan hasta las lágrimas (Por un camino de tierra), otros que hacen reir (La letrina, ese templo campero) o reflexionar (Los chacareros). Nos permitió descubrir un costado campero y desconocido de un personaje como Fray Romeo (Fray Romeo, un paisano muy especial) o historias de crotos que marcaron su vida en sus paso por sus pagos (Fermín Palacios y Don Juan Moussompes) y hasta hubo alguno del mundo fashion (De San Jorge a las mejores pasarelas del mundo) y alguno bastante pícaro (El reserito la vió desnuda).

Los relatos escritos tuvieron éxito entre nuestros lectores, pero la explosión mediática vino de la mano de las redes sociales. Pandemia mediante, y con el fin de proporcionarle conexión a su esposa docente y al pequeño Pedro, internet llegó a “El Destino II”, su lugar en el mundo muy cerca de San Jorge. Con conexión a la red, comenzaron a llegar los primeros relatos grabados, que rápidamente se convirtieron en furor en el IGTV de ZonaCampo. Con la nueva tecnología disponible y la viralización de sus relatos las devoluciones no tardaron en llegar. La historia de Don Juan Mousopee y su amor imposible llegó hasta Tapalqué y con ello el contacto desde el Museo de la ciudad para una futura charla. Algún pariente emocionado que agradece por la historia y medios de la zona que se comunican para conocer un poco más de este paisano medio escritor y ya medio influencer.

San Jorge, su lugar en el mundo

Daniel nació y se crió en un campo muy cercano a este pueblo que actualmente tiene unos 500 habitantes y que se encuentra a 51 km al norte de la ciudad de Laprida a través de las rutas RP 86 y RP 76. Una de sus particularidades es que, al contrario de la mayoría de los poblados de la zona, no nació al paso del tren. Tiene una rica historia, que como no podía ser de otra manera el protagonista de esta nota está escribiendo, y entre su valioso patrimonio arquitectónico se destaca la Delegación municipal que es obra de Francisco Salamone. Su fama por estos lares se sostiene en una tradición tan añeja como su fundación misma: las “romerías”.

La idea de una fiesta de agradecimiento al Doctor

Ya sin temor a eso poner el celular al revés y hablarle al vidrio, Daniel dio rienda suelta a través de las redes de una idea que le venía dando vueltas desde que se desató la pandemia, hacer un fiesta inmensa de agradecimiento para todos los médicos, enfermeras, policías, de Olavarria, Laprida y La Madrid una vez que aparezca la vacuna y termine la pandemia. La sueña para diciembre del 2021 con la única condición que sea gratis para todos para devolver así un mimo a los trabajadores de la Salud

“Habrá que ir juntando vaquillonas y novillos. Que cada invitado se traiga dos panes y lo que va a tomar, después lo demás estará todo” propone y se imagina varios miles de personas participando de juegos y espectáculos ya casi perdidos como las cinchadas de soga, la carrera de obstáculos, el chancho enjabonado o la sortija y disfrutar de shows por todo el pueblo “ya que entre los médicos hay muchos buenos guitarrreros y cantantes” asegura. Con la propuesta viento en popa para fines de 2021, todo el pueblo de San Jorge hizo suya la idea, las vaquillonas y lechones se van sumando y ya sueñan con que quede instalada como la Fiesta Anual de Agradecimiento al Doctor.

Comentarios
Cargando...