Desarticulan una banda de cuatreros que operaba en Olavarría y campos de la región

Son dos hombres oriundos de Bahía Blanca y Pigue.


Dos hombres fueron detenidos en las últimas horas acusados de integrar una banda dedicada a sustraer ganado en campos de la provincia de Buenos Aires, entre ellos, hechos ocurridos en Olavarría y Tandil.

Se cree que la banda recaudaba unos 50 mil pesos por la venta de la carne.

Voceros de la investigación indicaron que se llevaron adelante nueve allanamientos en Bahía Blanca y Villa General Arias. Allí fueron apresados el bahiense Horacio Ariel Menéndez y el pigüense Nelson Horacio Cabral.

Eduardo Damián López, también oriundo de Pigüé y sindicado como el presunto líder de la organización, se encontraba privado de la libertad desde mayo, cuando fue interceptado durante un operativo. Todos ellos se negaron a declarar ante el fiscal Rodolfo De Lucia, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 20.

Los acusados actuaban mediante distintas modalidades: sustracciones en cascos de campos en ausencia de sus dueños, matanza y robo de vacunos en lotes, así como planificaban asaltar camiones jaula en tránsito para apoderarse de la hacienda.

También indicaron que el análisis de las escuchas telefónicas llevadas adelante por la policía durante tres meses, permitió conocer cómo era la operatoria de los individuos.

Explicaron que a veces despostaban los animales en los campos, y como sello distintivo les cortaban las orejas y las escondían entre los árboles. También solían cortar las patas de los vacunos en las primeras falanges y las dejaban juntas en un lugar.

Sobre el destino de la carne, los investigadores determinaron que era vendida a dos carniceros de Bahía Blanca y a un particular de Punta Alta.

Además los investigadores mencionaron que otra carnicería de Bahía Blanca: “compraba carne del circuito normal y cada tanto recibía 2 o 3 animales de estos cuatreros, quienes también vendían la carne cuando viajaban a Olavarría y Tandil”.

Describieron que en el mercado negro el valor de un vacuno faenado ronda los 18 mil pesos.

“Hacía más de 15 años que venían cometiendo robos de ganado y agroquímicos, piratería (del asfalto) y otros delitos”, afirmó un vocero allegado al caso.

Personal del Departamento de Casos Especiales de la Policía de la Provincia de Buenos Aires investigaba a los detenidos y otros sospechosos desde febrero, cuando revisaron residuos descartados por López y hallaron la tarjeta de uno de los teléfonos celulares prepagos con los que se comunicaba con el resto de los miembros de la presunta banda.

“Recién en ese momento se pudieron judicializar las actuaciones. López cambiaba el celular todas las semanas”, expresó el informante.

Las zonas

Según los investigadores, el presunto líder del grupo habría comenzado a actuar en campos de Pigüé, aunque posteriormente se trasladó a las zonas rurales de Azul, Olavarría y Tandil.

También estaría involucrado junto con otro individuo por sustracciones de animales en establecimientos de Bajo Hondo, Coronel Dorrego y Tres Arroyos.

Para consumar los robos se movilizaban en una camioneta y un auto que fueron secuestrados por la policía.

A partir de las escuchas se determinó también la sustracción de ganado en Tornquist, aunque, según indicó la fuente, esos casos no fueron denunciados por los damnificados.

Finalmente trascendió que cuando los hechos eran consumados en otros sitios de la provincia, los acusados actuaban con apoyo local, que se encargaba de las tareas de inteligencia.

Fuente: La Nueva

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...