Despiden trabajadores en fábrica de calzado en Chivilcoy y anticipan vacaciones en otra de Suárez


En medio de un contexto de incertidumbre, caída del consumo y fuerte devaluación del peso, una reconocida planta de calzado de Chivilcoy avanzará con el despido de 101 trabajadores, mientras que otra de Coronel Suárez dará vacaciones anticipadas hasta tanto comience a normalizarse la situación.

En las últimas horas, Bicontinentar, una empresa dedicada al calzado ubicada en el Parque Industrial de Chivilcoy, anunció el despido de 101 empleados bajo el argumento de la “falta de pedidos” y por ende la paralización de la producción.

“La fábrica ya hacía unos tres o cuatro meses que venía trabajando a un 50% de su capacidad productiva, y esta decisión que tomaron hoy de manera violenta y brusca, porque creo que se podría haber trabajado de otra forma, desencadenó en el despido arbitrario de los trabajadores”, dijo el secretario General del gremio del calzado Uticra, Juan López, al diario La Razón de Chivilcoy.

Si bien la empresa llegó a tener después de la reapertura cerca de 550 trabajadores, luego fue recortando y en los últimos meses ya quedaban 370 empleados. Paralelamente a los despidos, la compañía también adelantó vacaciones a parte de los trabajadores que continuarán en la planta.

Bicontinentar, que operar en la planta de Paquetá, una firma de calzado multinacional de origen brasilera que cerró durante el Gobierno de Maurticio Macri, tiene entre sus clientes a Under Armour, New Balance, Diadora, Olylpikus, Montagne, Le Coq Sportif, Hush Puppies, Ringo y Athix.

La otra compañía que por el momento adelantó vacaciones a partir del 18 de diciembre a sus trabajadores es DASS (ya despidió a unos 70 en octubre), la multinacional que adquirió a fines de 2015 las plantas que construyó la desaparecida Gatic en la década del “70.

“Llegado el caso que haya que decidir suspensiones, por falta de materia prima, va a ser por el 60% del salario”, dijo José Pasotti, secretario general del Socaya a la Nueva Radio Suárez.

En 2016 la empresa comenzó a sentir los efectos de la dura crisis que afecta al sector, producto de la retracción del consumo y la importación de calzado terminado y a mediados de 2017 empezó con más de 500 despidos. Actualmente se encontraba con problemas de producción por alguna falta de insumos. (DIB)

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...